Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Terrorismo

Observó EE.UU. el "marcado giro" en la política oficial hacia Irán

Política
 
 

Los fuertes cortocircuitos del pasado y la actual política exterior de la Argentina siguen despertando interrogantes en los Estados Unidos respecto del gobierno de Cristina Kirchner.

Las objeciones o dudas no sólo se dan a nivel económico, sino también en otras áreas: el Departamento de Estado emitió ayer el informe anual sobre la situación del terrorismo en el mundo y en el capítulo de la Argentina advirtió que se redujo la colaboración bilateral en materia de ejercicios de apoyo a las unidades antiterroristas, observó "un marcado giro" de la política argentina hacia Irán y denunció los peligros que hay en la Triple Frontera de Paraguay, Brasil y Argentina para el accionar de grupos terroristas.

Apenas un día después de que el fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, publicó un dictamen en el que acusó a Irán de instalar bases de inteligencia en América latina para perpetrar atentados, Washington lanzó el informe de terrorismo que despunta alertas. La fecha del dictamen de Nisman y la del reporte del Departamento de Estado es casual ya que el informe norteamericano se prevé con un año de antelación.

El documento del Departamento de Estado que pudo leer ayer LA NACION fue entregado anteayer a la Casa Rosada. En dos páginas, la administración de Barack Obama advirtió que la zona de la Triple Frontera sigue siendo "un nexo regional importante" para el tráfico de drogas, armas y personas, así como el tránsito de bienes pirateados y el lavado de dinero, como posibles fuentes de financiación de grupos terroristas. No da más detalles.

Por otra parte, Estados Unidos recordó el episodio que protagonizó el canciller Héctor Timerman en febrero de 2011 cuando impidió el ingreso de un avión militar norteamericano que llegó a Ezeiza para una tarea de adiestramiento a la Policía Federal y se le incautó equipo sensible. A partir de allí, señaló el informe del Departamento de Estado, "se redujeron significativamente" los ejercicios de entrenamiento bilateral aprobados con la unidad antiterrorista de la Policía Federal. Y actualmente la cooperación bilateral continúa en un nivel operativo, pero "es más modesto que en el pasado, y se centra principalmente en el intercambio de información y capacitación", destaca el informe.

"Desde el episodio del avión hubo una colaboración bilateral limitada para luchar contra el terrorismo", dijo a LA NACION una fuente diplomática de Washington.

Este mismo quiebre en las relaciones bilaterales en cuanto a la visión sobre la lucha contra el terrorismo también observó Estados Unidos a partir del anuncio del acuerdo que selló la Argentina con Irán por la causa AMIA. Si bien el informe del Departamento de Estado señala que el gobierno argentino "continuó con sus esfuerzos por llevar ante la Justicia a los sospechosos del atentado contra la mutual judía", ocurrido en 1994 y en el que murieron 85 personas, también advierte que la presidenta Cristina Kirchner mostró "un marcado cambio" en su política exterior sobre este tema.

El gobierno norteamericano advirtió un cambio de actitud del Gobierno a partir de septiembre de 2011 cuando la jefa del Estado anunció ante la Asamblea General de la ONU que la Argentina había aceptado la oferta de Irán de estudiar la forma de avanzar en la investigación del atentado contra la AMIA, en el que están acusados por la Justicia ocho ciudadanos iraníes, entre ellos, altos funcionarios de Teherán. Washington alega que los iraníes acusados "tienen pendientes órdenes de arresto de Interpol". Así, mostró una coincidencia con Timerman, que cree que las alertas estarán vigentes tras el acuerdo. Irán dice lo contrario.

También el gobierno norteamericano puso énfasis en las críticas que hizo la comunidad judía sobre el acuerdo. No obstante, sobre la relación de la Argentina con Irán habrá un documento ampliado que presentará Washington el 30 de junio próximo por mandato de una ley del Congreso norteamericano.

Por último, en el reporte sobre terrorismo elogió el nuevo sistema de seguridad de los DNI y los pasaportes. También destaca la ley de lavado de 2011, que amplió la definición de terrorismo y aumentó las penas por delitos vinculados al terrorismo..

TEMAS DE HOYInflación y preciosNarcotráficoLa muerte de Marisol OyhanarteTorneo Final