Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La Plata

Alarma en un jardín de infantes por una invasión de alacranes

Buenos Aires

Las autoridades del establecimiento suspendieron las clases ante la aparición de los arácnidos; hubo denuncias en otros barrios

Por   | LA NACION

LA PLATA.- Las autoridades de un jardín de infantes maternal al que asisten 102 niños de entre 60 días y tres años decidieron suspender las clases y cerrar el establecimiento escolar durante dos meses debido a una invasión de alacranes Tityus trivittatus , una de las especies más peligrosas de este tipo de escorpiones que hay en el país.

Pese a los recurrentes procedimientos de fumigación, los arácnidos continúan apareciendo en las aulas y en el patio del jardín. Por eso, el director acordó suspender las actividades. "Teníamos mucho temor de que uno de los chicos fuera picado por un alacrán cuyo veneno puede ser mortal. Si bien en años anteriores hubo alguna aparición, nunca hubo tantos escorpiones como este año", dijo a LA NACION el director del instituto, Claudio Motemurro.

El cierre preventivo del jardín maternal es parte de un fenómeno casi imperceptible: la proliferación de escorpiones en viviendas particulares en el casco céntrico de la ciudad. Esta proliferación ha llevado a triplicar las denuncias por aparición de los arácnidos durante este año y generó la apertura de una investigación científica para saber las causas de esta multiplicación y posibles cambios de hábitat.

La investigación estará a cargo de especialistas del Centro de Estudios Parasitológicos y Vectores (Cepave).

Según los registros de ese instituto, este año hubo una denuncia cada cinco días por la aparición de alacranes. "Este centro es el lugar donde recaen las muestras de escorpiones para corroborar a qué especie pertenecen. Durante 2013 ya hubo 25 consultas. La atención médica está a cargo del servicio de toxicología del Hospital de Niños, donde se atiende a todos los pacientes, menores o mayores", explicó Sandra González, profesional de apoyo de Cepave.

Desde 2005, el centro de investigación recibe denuncias de aparición de alacranes en esta ciudad. "Se tiene el primer registro de aparición de la especie en una institución ubicada en 1 y 59. En los años sucesivos se incrementaron las consultas por hallazgos en zonas aledañas a la avenida 60", contaron en el Cepave.

Si bien los alacranes poseen púas con veneno potente, hasta ahora -dijeron en el Cepave- no se han registrado casos de picaduras mortales. "Sólo hubo un hecho que registró gravedad y en el que se tuvo que suministrar el suero correspondiente. Pero fue hace un tiempo", comentó González.

Las denuncias sobre apariciones de estos arácnidos surgieron en una zona delimitada por las calles 115 a 9 entre 57 a 60. "Los alacranes tienen hábitos nocturnos, por eso es muy difícil toparse con ellos. No obstante, creemos que con el boom de la construcción de los últimos años se han removido los lugares donde habitaban y ahora han comenzado a colonizar áreas cercanas a las viviendas, como cañerías, desagües y lugares húmedos donde no llega la luz", explicaron en el Cepave.

Los especialistas de este centro de investigación se encargaron de asesorar a las docentes y directivos del jardín maternal y de jardín de infantes donde el mes pasado sufrieron esta invasión de escorpiones. "Después de fumigar en varias oportunidades y de sellar conductos de cañerías, continuaban apareciendo alacranes, por eso la gente de Cepave hizo un relevamiento en la escuela y encontró en un árbol una colonia con siete ejemplares vivos. Fue entonces cuando decidimos cerrar todo para poder levantar los pisos y el cielo raso y así hacer una nueva fumigación", dijo el director Motemurro.

El jardín depende del Ministerio de Infraestructura bonaerense, y por estos días las autoridades han decidido buscar un nuevo edificio para trasladar temporalmente a los 102 chicos que asistían al establecimiento escolar y evitar cualquier peligro. También elevaron una nota a la Dirección General de Cultura y Educación, ya que en la misma cuadra hay otro jardín de infantes.

"Tengo un hijo en el jardín y además soy maestra. En las últimas semanas han aparecido alacranes y siempre hay riesgo de que piquen a algún niño o se metan entre los juguetes. Por eso me parece bien que se hayan tomado estas medidas de seguridad", concluyó Yanina Morris, docente del jardín y madre de una nena de dos años..

TEMAS DE HOYArgentina, en defaultThomas GriesaAxel KicillofLa muerte de Grondona