Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Otra vez pierde De Vido: le sacaron Fabricaciones Militares

Política

La dependencia, que hace varios años estaba en el el Ministerio de Planificación, regresa a Defensa, tras la llegada de Agustín Rossi al área castrense; crean una "súper" obra social

La presidenta Cristina Kirchner resolvió volver a achicar el área de influencia del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, al retirar del organigrama de su área Fabricaciones Militares y regresárselo a la cartera de Defensa, donde ayer asumió Agustín Rossi.

El decreto 636/2013, publicado hoy en el Boletín Oficial, numera una serie de cambios que llegan como consecuencia de los cambios en el gabinete dispuestos por la Presidenta la semana pasada y concretados en las asunciones de ayer. En ese marco, transfiere al ministerio que ahora encabeza el ex diputado santafecino la Dirección General de Fabricaciones Militares, mientras que la cartera de Seguridad, ahora a cargo de Arturo Puricelli, tendrá bajo su órbita el Sistema Federal de Emergencia (Sifem), que estaba bajo el control del ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo.

El extenso decreto del 31 de mayo señala que la transferencia de la Dirección General de Fabricaciones Militares (DGFM) al Ministerio de Defensa busca cumplir una serie de objetivos: "Es de vital importancia potenciar el desarrollo de las industrias militares, la ciencia, la tecnología y la producción para la defensa y las de carácter dual, así como optimizar y potenciar la articulación y sinergia institucional para el progreso, avance, mejora y perfección de dichas áreas, como resguardo de la soberanía nacional, contribuyendo al desarrollo del país y a la integración regional".

Fabricaciones Militares estaba bajo el ala de De Vido desde agosto de 2006, cuando le fue transferido desde el Ministerio de Economía, entonces conducido por Felisa Miceli. Días después de esa transferencia, el ministro de Planificación Federal designó a Puricelli como interventor del ente a cargo de la producción para la defensa.

Fabricaciones Militares era manejado por el Palacio de Hacienda durante el gobierno de Carlos Menem, y quedó en el ojo de la Justicia por la causa de contrabando de armas que tuvo lugar en esa administración.

Sistema para Emergencias

El decreto también echa luz sobre una serie de preocupaciones frente a la respuesta estatal ante las situaciones de emergencia, como las inundaciones, que este año ya se cobraron decenas de víctimas, especialmente tras el temporal del pasado 2 de abril.

Ante esta situación, el Gobierno considera "necesario transferir del ámbito del Ministerio del Interior y Transporte a la órbita del Ministerio de Seguridad los cometidos vinculados a la implementación de las acciones tendientes a solucionar situaciones extraordinarias o emergencias que se produzcan en el territorio de la Nación, así como la coordinación del Sistema Federal de Emergencias (Sifem) creado por el Decreto Nº 1250 del 28 de octubre de 1999".

El organismo, que cuenta con un presupuesto de 200 millones de pesos, buscará desde la cartera de Puricelli "instalar mecanismos que aseguren que todos los organismos de la Administración Pública Nacional que tienen alguna responsabilidad en la materia actúen no sólo en la asistencia, sino fundamentalmente en las etapas de prevención y preparación", según señalan en los considerandos. El Sifem había sido fuertemente cuestionada por su inacción ante las catástrofes de los últimos años.

Súper obra social

Además, resolvió crear una "súper obra social" para las Fuerzas Armadas y de Seguridad, con la unificación del Instituto Obra Social del Ejército (IOSE), la Dirección de Bienestar de la Armada (DIBA), y la Dirección de Bienestar del Personal de la Fuerza Aérea (DIbpfa). Se trata de una resolución que apunta a un sector "sensible" para la conducción militar, que manejaba sus propias obras sociales hasta hoy, cuando pasan a manos del Ministerio de Defensa, que depende de la Casa Rosada.

La decisión de crear el "Instituto de Obra Social de las Fuerzas Armadas", en el decreto 637/2013, se tomó porque "la intervención del Poder Ejecutivo Nacional adoptada a partir del año 2007, ante la situación de déficit financiero y operativo por el que atravesaban las Obras Sociales de las Fuerzas Armadas encaró, a través del Ministerio de Defensa, diversas acciones con el objeto de analizar la situación y determinar sus causas, así como propiciar medidas tendientes a lograr el equilibrio en la ecuación ingresos-egresos y la optimización de los procesos prestacionales".

El texto también recuerda que mientras el IOSE era un ente autárquico y la DIBA y la Dibpfa estaban incorporadas a la estructura de las Fuerzas, "con escasa o nula articulación".

Por eso, para "adoptar medidas de saneamiento integral y unificado, tendientes a la normalización del acceso y ejercicio de un derecho tan importante como es el de la salud", se determinó crear "una única Obra Social, el Instituto de Obra Social de las Fuerzas Armadas (Iosfa) con el objetivo de integrar a través de una Administración y modelo de gestión unificados, a la totalidad de la población (más de 600.000 beneficiarios) que hoy se encuentra bajo la cobertura de las tres Obras Sociales en el ámbito del Ministerio de Defensa".

Los decretos están firmados por la Presidenta; Randazzo, De Vido, Puricelli, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; el ministro de Economía, Hernán Lorenzino; el de Agricultura, Norberto Yauhar; el de Justicia, Julio Alak; el de Trabajo, Carlos Tomada; la de Desarrollo Social, Alicia M. Kirchner; el de Salud, Juan Manzur; el de Turismo, Carlos Meyer; y el de Seguridad..

TEMAS DE HOYEugenio ZaffaroniProtesta policialCristina KirchnerLa pelea con los holdoutsAFIP