Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El personaje en la noticia

Othacehé, un convite al duhaldismo para el gabinete provincial

Política

Intendente: el dirigente fue elegido una vez más en la comuna de Merlo, pero pediría licencia si es convocado por Ruckauf.

Ganó por primera vez la intendencia de Merlo en 1991 con más del 50 por ciento de los votos. Raúl Othacehé revalidó su mandato en ese distrito en 1995 y volvió a la victoria hace tres días, con un porcentaje similar.

Sin embargo, el 10 de diciembre próximo, Othacehé resignará un nuevo período como intendente para ocupar por primera vez en su carrera política la función pública provincial.

Este abogado de 53 años, que sería convocado por el gobernador electo de Buenos Aires, Carlos Ruckauf, para integrar el gabinete provincial, milita en el PJ desde que tenía 16 años. Está casado con la diputada electa por la provincia Mónica Arnaldi y, aunque no era uno de los invitados a los picados que el gobernador Eduardo Duhalde organizaba en su quinta de San Vicente, tiene un gran reconocimiento por el ex candidato presidencial del PJ.

Desde que se reinstauró la democracia en 1983, acompañó a Antonio Cafiero en la renovación peronista. Fue diputado provincial hasta 1991.

Cuando Duhalde llegó al gobierno de la provincia, "el vasco" Othacehé militó en las filas de la Liga Peronista Bonaerense (Lipebo) hasta que Osvaldo Mércuri opacó con su liderazgo esa agrupación.

Apoyo

Othacehé se dedicó entonces, desde 1996, a dar fuerza al grupo de trabajo "Duhalde Presidente" junto con la mayoría de los intendentes peronistas de la primera sección electoral; entre ellos, otro imbatible del PJ bonaerense, el intendente de 3 de Febrero, Hugo Curto.

Desde ese polo lanzó sus pretensiones para suceder a Duhalde en el gobierno bonaerense. Las depuso antes de las elecciones internas de mayo último, cuando Duhalde pidió a todos sus hombres que aceptaran a Ruckauf como postulante. Pero, para eso, habría mediado una promesa: el Ministerio de Gobierno.

En diálogo con La Nación , Othacehé negó que haya habido tal trueque y aseguró que la decisión de resignar una nueva gestión comunal la tomó porque reconoce "la conducción de Eduardo Duhalde".

Ruckauf "goza de prestigio entre los dirigentes de la provincia", agregó. Pero reconoció algo que lo convierte casi en un imprescindible para el nuevo gobernador: su "buena relación con los dirigentes territoriales" del peronismo.

Aunque dejará de pasear su metro ochenta y cinco de estatura por los pasillos del palacio municipal de Merlo, su ausencia podría ser transitoria ya que tomará una licencia en el cargo para el que fue elegido el domingo último. .

Gustavo César Ríos
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa relación EE.UU. - CubaCambios en el GabineteNueva ley de telecomunicacionesMariano Benedit