Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Top Five: los actores más odiados de Hollywood

Espectáculos

Una reciente encuesta reveló cuáles son las celebridades que más irritan al espectador; ¿están de acuerdo con estos nombres de la lista?

Por   | LA NACION

*1. GWYNETH PALTROW

 
Paltrow, una actriz que no logra ganarse el corazón del público. Foto: Archivo 
 

La publicación Star ubicó a Gwyneth Paltrow en el primer puesto, y los motivos por los cuales argumentan que la audiencia le tiene un fuerte rechazo poco se vinculan, curiosamente, con sus trabajos cinematográficos. Todo empezó con Goop, el sitio web creado por Paltrow en el 2008 con el fin de listar una serie de recomendaciones para mejorar el estilo de vida. Sin embargo, el estilo de vida que disfruta ella no es, desde ya, el mismo que el de la mayoría de los mortales. Por lo tanto, cuando explicó el origen de su emprendimiento, su costado snob salió a la luz y la prensa fue lapidaria al respecto. Esto dijo Gwyneth al evocar los inicios de su página: "Cuando vas a Paris y te mencionan un buen restaurante para que conozcas y vas y no es lo que esperabas es inevitable preguntarse '¿Dónde debería estar? ¿Dónde hay un gran bar con vino orgánico? ¿Dónde puedo depilarme en Francia?' La gente quiere saber todas estas cosas". Eh... bueno, al menos para la actriz todos esos tópicos son preocupaciones corrientes en la vida de muchos. Recientemente aplicó el mismo razonamiento para su flamante libro (It's All Good: Delicious Easy Recipies That Will Make You Look Good and Feel Great) y volvió al ruedo con consejos que distan bastante de la realidad de la audiencia a la que apunta.

Cuando Gwyneth ganó el Oscar dio un irritante discurso de aceptación



*2. KRISTEN STEWART

Si bien la saga de Crepúsculo nunca ayudó a que podamos ver a Kristen Stewart con buenos ojos, sus proyectos alternativos (Adventureland, Welcome to the Rileys , por mencionar algunos) mostraban a una actriz que, a pesar de construir su éxito en base a un producto popular (y no del bueno), también decidía inclinarse por producciones independientes que le permitían explorar otras facetas de su profesión. El giro se produjo cuando fue fotografiada con el director (casado por entonces) de Blancanieves y el cazador, Rupert Sanders, en una situación íntima y traicionando la confianza de su ex novio Robert Pattinson.El escándalo fue el sueño de toda publicación de gossip hollywoodense, y la propia actriz - conocida por su bajo perfil - emitió un comunicado de prensa pidiéndole perdón a Pattinson y asegurándole lo mucho que lo ama(ba). Otro giro se produjo cuando la entrevistaron posteriormente sobre sus dichos y Stewart cambió su actitud y se limitó a decir, socarronamente, que le gusta "mantener a la gente especulando cualquier cosa". Su falta de predisposición para las entrevistas tampoco colaboró a que se modifique su percepción de ella, porque otras actrices de su edad o un poco más grandes (Rooney Mara, por ejemplo), aun no siendo adeptas a los flashes o las alfombras rojas, optan por no mostrarse displicentes con el medio. Kristen Stewart eligió el camino opuesto.

Kristen muestra sus "habilidades" actorales en Crepúsculo:



*3. ANNE HATHAWAY

Cuando terminó la campaña por los Oscars de este año, muchos medios llegaron a una sola conclusión respecto a dos ganadoras. Mejor dicho, a un solo interrogante: " ¿Por qué todos aman a Jennifer Lawrence y odian a Anne Hathaway?". Sobre Lawrence podemos enumerar muchas razones por las cuales conectó mejor con la audiencia (como su ingenuidad en cuanto a cómo opera la industria de la que ahora forma parte), pero vayamos al caso que nos ocupa. Hathaway nunca fue precisamente una celebridad que generara sentimientos de irritación, más bien todo lo contrario. El momento bisagra fue, sin dudas, dicha campaña para obtener el premio de la Academia. La actriz hizo todo lo posible para ganarlo pero no con la humildad de, por ejemplo, Kate Winslet cuando lo obtuvo por El lector. Hathaway se rasgó las vestiduras hablando sobre los sacrificios que hizo para interpretar a Fantine en Los miserables, dio numerosos discursos de aceptación con notoria arrogancia y así culminó su carrera al Oscar: con el premio en la mano pero con mucho menos adeptos. Recientemente, y como si todo eso fuera poco, decidió que era una buena idea compararse con Grace Kelly. Mejor quedémonos con su Gatúbela y su papel en Rachel y la boda y bloqueemos toda esa etapa relacionada al Oscar para querer a Anne un poco más.

Anne gana el Critic's Choice Award y hace una molesta corrección:



*4. ASHTON KUTCHER

Ashton Kutcher es uno de los pocos nombres masculinos presentes en la lista de las veinte celebridades más odiadas que configuró Star (con el voto de sus lectores), acompañado por Chris Brown, John Mayer, Justin Bieber y Jay Leno. ¿Pero qué hace de Ashton el hombre menos tolerado por los espectadores? Las razones se fusionan. Por un lado, su vida personal no lo ha dejado muy bien posicionado, ya que muchos argumentan que su separación de Demi Moore no se debió tanto a la conducta de ella si no a múltiples engaños por parte de él, quien a los pocos días de la ruptura ya se encontraba de la mano con Mila Kunis, su ex compañera en That 70's Show. Por otro lado, en su carrera se lo nota demasiado forzado, pretencioso, queriendo ser carismático y no logrando tal cometido. Esto es más que evidente en el reemplazo que hizo de Charlie Sheen en la serie Two and a Half Men, y en la reciente biopic de Steve Jobs, jOBS, en la que apunta a convencernos de que es un actor "serio" y en cuyo rodaje habría maltratado a muchos de sus colegas. Tampoco es una buena señal cuando todos hablan más de tu corte de pelo que de tus actuaciones. Ashton debería saberlo a esta altura.

Ashton Kutcher como Steve Jobs



*5. KATHERINE HEIGL

El gesto de desaprobación de los espectadores - no de todos, pero según la encuesta de Star, de la gran mayoría - hacia Katherine Heigl tiene tres factores. En primer lugar, cuando luego de toda la fama y reconocimiento que le trajo Grey's Anatomy salió públicamente a criticar los guiones de la serie de la cual fue eventualmente desvinculada (creo que pocos extrañaron a su personaje, Izzie). En segundo lugar, Heigl repitió la actitud después del estreno de Ligeramente embarazada , asegurando que Judd Apatow es un misógino y que le cuesta rever el film por el modo en el que se aborda la naturaleza femenina. Este dicho hubiese estado, al menos, abierto para un debate (más allá de que disiento completamente sobre su postura ante la comedia de Apatow). Sin embargo, su argumento quedó inválido y su declaración perdió credibilidad cuando su siguiente paso cinematográfico fue el de una película que efectivamente era misógina desde todos los ángulos posibles: La cruda verdad. Esto nos lleva a la tercera razón: Heigl quiso ocupar el lugar de girl next door dejado vacante por Meg Ryan y jamás logró que una interpretación no resultase insufrible, como la de Killers, donde actuaba junto a... Ashton Kutcher.

Heigl intentando ser graciosa (y fallando) en La cruda verdad:



TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsPresupuesto 2015Conflicto en Medio OrienteCrisis energética