Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Lilita Carrió y Pino Solanas: "Contra la corrupción siempre estuvimos solos"

Política

Los diputados integran uno de los bloques que pelearán la interna de centroizquierda

Por   | LA NACION

"Decile, vos que sos director, Que no me saque de abajo que me sale papada", le dice Elisa Carrió a Fernando Solanas, que se ríe de la ocurrencia ante la mirada atónita del fotógrafo, en una terraza que da al Congreso.

Lilita y "Pino", como ellos mismos se nombran, están entusiasmados con la marcha de la alianza que en las últimas horas se amplió. Se miran, se elogian y hacen en todo momento un gran esfuerzo por no interrumpirse. La diputada de la Coalición Cívica, que irá por su reelección, y el titular de Proyecto Sur, que se postulará al Senado, se muestran confiados ante LA NACION con dar la sorpresa en la pelea electoral en territorio porteño.

"El kirchnerismo y el macrismo están muy mal. Y la gente está indignada, quiere acabar con la corrupción y la injusticia", dice Solanas a modo de presentación optimista, y habla de una "transversal ética que reúne a los ciudadanos honestos con valores y principios, una categoría superior a las pertenencias partidarias".

En las últimas horas se anunció la posibilidad de dirimir en internas las candidaturas porteñas, sumando así a la UCR, Libres del Sur y un sector de la Coalición Cívica alejado de Carrió. Para los dos líderes, el acuerdo es una muestra de la amplitud de su espacio.

"Somos los únicos líderes de dos fuerzas que hicieron una alianza amplia. Los demás hablan de alianza, pero van solos", dice Carrió mientras Solanas asiente.

"Los partidos están negociando. Hasta hoy la propuesta electoral más amplia es la que hemos construido con «Pino»", agrega la diputada ante la mirada atenta del cineasta.

"Hemos oído el llamado de la ciudadanía que ganó la calle el 8-N y el 18-A. Lo primero que se oía era el llamado de unidad", dice el director de la histórica película La h ora de los hornos.

¿Cómo lograr que este acuerdo se sostenga después de años de ir en listas separadas, y hasta enfrentados como en 2009? "Varias veces quise que fuéramos juntos, ¿te acordás?", le dice Carrió con tono cariñoso. "Sí, fue en 2003, antes de la reelección de Ibarra", coincide Solanas.

"Siempre peleamos por las mismas cosas: la deuda externa, el medio ambiente, la energía, defender la República. En estos temas y en la decencia tuvimos acuerdos a lo largo de los años", sostiene Carrió.

"No se puede hacer política sin crítica ni autocrítica. Sólo el que hace comete errores", afirma "Pino", y acuerda que a ambos les preocupa "la macrocorrupción del Gobierno y que los grandes recursos públicos se vayan a manos de funcionarios y amigos".

Para "Pino", aunque sobre todo para Lilita, el cambio de clima que reflejan las encuestas suena a caricia reparadora. "Estuvimos 20 años denunciando hechos de macrocorrupción que se verificaron como ciertos", dice Solanas, orgulloso.

"¿Si somos los llaneros solitarios de la oposición? Claro, en todo caso hemos tenido el coraje a lo largo de los años de denunciar", dice Carrió, contenta por la repercusión en la calle de sus denuncias, muchas de las cuales fueron retomadas por el programa televisivo Periodismo para t odos, de Jorge Lanata.

"En materia de alianzas somos muchos, y en respaldo popular también somos muchos. En la lucha contra la corrupción estuvimos siempre solos", monologa Carrió.

Y sigue adelante, entusiasmada. "El 1,8 [de las elecciones de 2011] quedó superado, y tal vez los ataques de hoy respondan a un sostenido crecimiento en el respaldo popular de esta fórmula", dice, en referencia a las denuncias de medios cercanos al kirchnerismo sobre su crecimiento patrimonial, ya desechadas por la Justicia.

Ambos ven el futuro con optimismo. Solanas cree poder vencer en las internas abiertas a Alfonso Prat-Gay, y después a Gabriela Michetti en la pelea por la senaduría.

"En estos últimos dos años han quedado evidenciados los desaciertos del macrismo y sus acuerdos con el kirchnerismo. Creemos que están dadas las condiciones para disputar la ciudad y ganarla", dice Solanas. Ayer, en declaraciones radiales, estimó que las fuerzas políticas de centroizquierda que se unieron en la Capital tienen "un piso de alrededor de 30%", y expresó su "temor" por el sistema electoral, ya que el comicio "lo controla una de las partes que participa, el Ministerio del Interior".

Carrió elogia a Solanas y dice que lo ve "como a [Leandro] Alem, como a [Alfredo] Palacios, los grandes senadores que tuvo este país", dice Carrió, que también prefiere no polemizar con sus todavía compañeros de la CC-ARI que competirán contra ella.

Como Carrió, Solanas también pagó costos por su armado, como los portazos de Claudio Lozano y el MST de Vilma Ripoll, que se alejaron por acercarse a Carrió. "Fueron los primeros en aceptar el acuerdo (...) aquellos que optaron por desertar del espacio lo están destruyendo, haciéndole el juego a la estrategia kirchnerista que quiere división y que no tengamos la segunda senaduría o ganar los dos senadores", dice Solanas.

Antes del final, habrá tiempo para que Carrió cite a (Jürgen) Habermas, Solanas a Juan Perón. Ambos apuntaron, en el cierre, a Cristina Kirchner. "Por encima de las ideologías, un frente anticorrupción es una exigencia moral", dice Carrió, con Solanas como socio ideal en tiempos de cierre de listas..

TEMAS DE HOYAmado BoudouEl cepo cambiarioMariano BeneditElecciones 2015La relación EE.UU. - Cuba