Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Frente bonaerense

Fracasó la reunión entre macristas y denarvaístas

Política

De Narváez habría exigido el control de la lista; lo rechazaron Jorge Macri, Posse y Cariglino

Por   | LA NACION

Cuando parecía que todo estaba atado y empaquetado, el frente electoral que intentan sellar denarvaístas y macristas en la provincia de Buenos Aires sufrió un nuevo revés, ayer, al naufragar la reunión entre los referentes de ambos espacios .

El problema, aunque las fuentes difieren, habría sido la elección del apoderado del frente, el hombre que, en los momentos definitivos, detenta la lapicera y la firma capaz de inscribir, reacomodar o tachar de las listas a los candidatos que terminarán compitiendo en las elecciones. Una pieza clave que Francisco De Narváez no tendría intención de negociar.

El encuentro reunió, de un lado, a la cúpula de Unión Celeste y Blanco: los diputados De Narváez y Gustavo Ferrari, junto a José "Pepe" Scioli. Del otro, a los intendentes Jorge Macri (Pro-Vicente López), Gustavo Posse (UCR-San Isidro) y Jesús Cariglino (PJ-Malvinas Argentinas). Nadie más, para que no se repitieran las fricciones de los encuentros anteriores.

Dos días antes, por teléfono, De Narváez y el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, habían hecho su parte, suavizando diferencias. Emilio Monzó, el armador nacional de Pro, ajeno al cariño de De Narváez, daría un paso al costado para que Jorge Macri asumiera la voz de su primo en las negociaciones. Ayer, las grietas afloraron igual.

De Narváez y Ferrari ingresaron a las 16.45 en el municipio de San Isidro, sede de la reunión. Diez minutos después lo hacía "Pepe" Scioli, el hermano del gobernador bonaerense. Según la tríada de intendentes, los problemas llegaron con él.

"¡Así no se puede!", habría exclamado Scioli a poco de llegar, mientras señalaba las declaraciones que Mauricio Macri acababa de hacer desde Córdoba, donde volvió a diferenciarse de "la vieja política". El mismo calificativo que empleó, semanas atrás, por la foto que De Narváez se tomó con el gobernador cordobés, José Manuel De la Sota, el camionero Hugo Moyano y el ex ministro de Economía Roberto Lavagna. "¿Por qué no lo respaldan al «Gallego»?", habría insistido "Pepe" poco después, en alusión a los votos que el candidato de Pro en Córdoba, Héctor Baldassi, podría aportar para definir la paridad entre De la Sota y la UCR de esa provincia.

Pero fue la tercera "interferencia" de "Pepe" la que, según los tres intendentes, terminó de embarrar la reunión de ayer. No por el autor, conocido por su frontalidad, sino por la convicción de que, ayer, Scioli llegó para decir lo que De Narváez pretendía dejar en claro.

Fue cuando el "Colorado" postuló que el apoderado del frente debía pertenecer a su partido. "No, Francisco, cuando se hacen estas cosas cada sector pone un apoderado", intercedió Cariglino. "De ninguna manera, el apoderado es uno solo", terció Scioli. De Narváez y Ferrari no lo corrigieron.

Ni siquiera un cuarto intermedio, que estiró la reunión a dos horas, sirvió para zanjar las diferencias.

"Los únicos que festejan son los kirchneristas. La funcionalidad de este freno es escandalosa", despotricaba Jorge Macri, anoche, tras la reunión. "Vamos a hacer un esfuerzo enorme para que se reanude el diálogo en las próximas horas", agregó Posse, por medio de un comunicado firmado por los tres intendentes.

Por su parte, De Narváez ordenó a su tropa no hacer declaraciones. El diputado no sólo estaría convencido de que el acuerdo con los intendentes arribará a buen puerto. También que será bajo sus términos: no sólo porque encabezará la campaña, sino porque debe atender las exigencias del frente que, por su cuenta, impulsa con el moyanismo, La Juan Domingo y los referentes "del campo".

El miércoles será la fecha límite para inscribir las alianzas. De Narváez sabe que si el intendente de Tigre, Sergio Massa, se lanza, su poder para negociar será aún mayor. No es una esperanza que esgrima el denarvaísmo. Es un temor que reconoce el macrismo.

Giustozzi junta firmas para jugar

El intendente de Almirante Brown, Darío Giustozzi, reunirá hoy a su tropa para terminar de definir la presentación de avales y firmas que le permitan competir en las elecciones de octubre. Distanciado del ultrakirchnerismo y con ambiciones de llegar a la gobernación bonaerense en 2015 (un plan que no comparte la Casa Rosada), el nombre de Giustozzi apareció en los últimos días asociado con el frente que lidera el intendente de Tigre, Sergio Massa..

TEMAS DE HOYLas trabas a las importacionesElecciones 2015El caso de Lázaro BáezCongreso Nacional