Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Lo que viene

Los recomendados de la redacción

Domingo 09 de junio de 2013
0

Cine

Demy-Varda, pareja felizLa cita –de Jean-Luc Godard, cuándo no– es conocida, pero elocuente: "Con el cine de Jacques Demy ocurre como con Italia: cuando se ha ido una vez, siempre se sienten deseos de volver". Así es de perdurable el encanto de la obra de este creador singular, cuya mirada poética y emotiva, y a veces un poco tristona, le permitió remozar y aclimatar la comedia musical de Hollywood y el melodrama francés. Por distintos motivos, quizá por la curiosidad que lo anima y por la naturalidad con que se nutre de aquello que proviene de la simple experiencia cotidiana, también el cine de Agnès Varda, un cine inseparable de la vida, siempre estimula el deseo de un reencuentro.

Dos realizadores, dos universos, dos destinos que se unieron en 1958 en el festival de cortometrajes de Tours, conformaron "esa pareja feliz" de la que habla el ciclo gratuito que este mes el Museo del Cine dedica a sus obras, y aunque no cruzaron sus filmografías, se mantuvieron siempre ligados por la atención mutua. Testimonio de ese compromiso son los tres films que Varda le dedicó a su compañero tras la muerte de éste en 1990: entre ellos, la entrañable y poco difundida Jacquot de Nantes, que se verá el 22. Además de Fiebre (hoy) y de algunos musicales de Demy, el programa (www.museodelcine.buenosaires.gob.ar) ofrece otros atractivos, como los cortometrajes parisinos de Varda y su maravilloso ensayo autobiográfico Las playas de Agnès.

Por Fernando López

Esa pareja felizFilms de J. Demy y A. VardaMuseo del Cine, Caffarena 49 (La Boca). Hasta el 30.

Música

Un universo particularMarisa MontePresenta Verdade uma ilusãoTeatro Gran Rex, Corrientes 857. Martes y miércoles, a las 21. Entradas, desde $ 160.Marisa Monte es una de esas artistas tan creativas como inteligentes. Cada vez que sale un disco nuevo o inicia una gira, convierte cada movida en un acontecimiento para la música brasileña. Toda la previa de la salida de su último disco, O que você quer saber de verdade, estuvo rodeada de una estratégica campaña en las redes sociales. Marisa no sólo escribía y tenía contacto con sus seguidores a través del blog de su web, sino que invitó a parceiros, como Adriana Calcanhotto, para que le realicen entrevistas que luego colgaba en las plataformas digitales, en las que contaba cómo era el concepto del nuevo álbum. Las nuevas canciones de O que você quer saber de verdade no defraudaron la expectativa de sus aficionados, tanto entre el público popular que la conoció por los hits en las novelas brasileñas como entre los sofisticados círculos de la intelectualidad brasileña. Todos ellos se sintieron tocados por la temática del amor. En vivo, Marisa también sorprende. En su nuevo espectáculo, Verdade uma ilusão, que traerá a Buenos Aires esta semana, la carioca ofrece una puesta multimedia contemporánea y una banda grandilocuente, con una sesión de cuerdas y el power trío de rock Nação Zumbi. La cantante redondea en vivo todo el concepto sonoro y visual que imaginó para sus discos. Ella es lo que se dice, un animal de escenario.Por Gabriel Plaza

Marisa MontePresenta Verdade uma ilusãoTeatro Gran Rex, Corrientes 857.Martes y miércoles, a las 21.Entradas, desde $ 160.

Música

El hombre del pianoAhora tiene algunas canas. Y eso da idea de madurez. Si algún día su cabellera queda totalmente cana, quizás eso pueda dar idea de sabiduría. Claro que esto no siempre es así. No es un regla. Lo importante de Brad Mehldau no son sus canas, sino ese aire fresco que en algún momento le imprimió a la escena jazzística mundial, junto con otros colegas (no muchos más).

Hay en su trabajo marcas generacionales. Por eso no debió sorprender que alguna vez se corriera al repertorio de bandas como Radiohead. Claro que Mehldau es un pianista de jazz y en ese lenguaje es donde mejor se mueve. De ahí que su trío haya sido uno de los hitos de su carrera y Ode, álbum que publicó el último año, fuera bastante esperado por sus seguidores más fieles, ya que apareció luego de siete años sin editar un disco de esas características (junto al contrabajista Larry Greandier y al baterista Jeff Ballard). Bien custodiado por ellos llegará nuevamente a nuestro país, para los conciertos que dará desde pasado mañana en la Argentina. Comenzará por Córdoba, al día siguiente estará en Rosario y el jueves visitará Buenos Aires. No es para desmerecer otras de sus experiencias (en solitario o con otros músicos), pero se puede decir que el próximo año se cumplirán 20 años de la creación de su trío, su trabajo de mayor calidad. Por Mauro Apicella

Brad Mehldau, en tríoPresentará su último discoGran Rex, Corrientes 857.El jueves, a las 21.Entradas, desde $ 170.

Danza

Bailando en el hallLa arquitectura del Teatro San Martín es compleja. Su fachada se parece a la de un edificio de oficinas. Sin embargo, allí funciona el mayor centro escénico del país. Su hall central es un espacio difícil de definir. Sumado a eso, en términos funcionales, desde hace años que el pasillo que lo comunica con el Cultural San Martín está cerrado. La grandilocuencia del hall está impregnada de cierta frialdad. Hay un programa, Rituales de pasaje, que, en ese espacio, intenta potenciar el vínculo entre creadores y público. A lo largo de estos dos años, hubo desde buenas intenciones que contaron con escaso público, hasta buena respuesta de público para intervenciones de carácter efímero, pasando por propuestas un tanto desconcertantes. Más allá del abanico, al ciclo todavía le falta identidad propia para dejar su huella. En esa ruta, desde el viernes los que coparán la parada son los chicos del CAD (Combinado Argentino de Danza), que dirige Andrea Servera: "Lo nuestro se basa en la mezcla, en lo impuro, en las contaminaciones y en los intercambios entre diferentes lenguajes artísticos". En ese mapa de fusiones hacen convivir el hip-hop con el malambo, la danza contemporánea con el beatbox, la electrónica con la chacarera. Saben hacerlo. Ya lo demostraron. Ahora, el desafío será mover el esqueleto de ese inmenso hall y, como suelen decir, "bailar hasta quedar exhaustos".

Por Alejandro Cruz

Tu casa, ritual de un deseo primitivoPor el CADSan Martín, Corrientes 1530.Viernes y sábados, a las 19. Gratis.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas