Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Educación / Inquietud en las altas casas de estudio nacionales

Autonomía en riesgo: la ofensiva kirchnerista para copar la universidad

Sociedad

Crean cátedras paralelas para alinear el relato; desplazan a profesores en La Plata

Por   | LA NACION

LA PLATA.- La incorporación de rutilantes figuras del mundo mediático del oficialismo y el desembarco de militantes K en cada vez más cátedras son los más recientes capítulos del ostensible alineamiento de las autoridades de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Univer­sidad Nacional de La Plata (UNLP) con el gobierno nacional. Un proceso iniciado con la creación de cátedras paralelas a las conducidas por docentes ideológicamente enfrentados con la decana cristinista, Florencia Saintout, y que afecta cada vez más la calidad académica.

Como no ocurría desde hacía años, la autonomía se encuentra crecientemente amenazada en las universidades nacionales, incluso en la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde los intentos kirchneristas de colonizarla todavía chocan con la voluntad de la mayoría estudiantil.

En la UNLP, la utilización de la página institu­cional para difundir artículos y actividades oficialistas o el uso del mailing interno para convocar a adherir a marchas o solicitadas favorables al gobierno de Cristina Kirchner se convirtieron en mone­da corriente desde el comienzo de la actual gestión.

Pero, en las últimas semanas, la situación pareció agudizarse a par­tir del desplazamiento de varios profesores del Taller de Periodis­mo de Investigación (PDI), cuyo titular, Alfredo Torre, con más de veinte años al frente del curso, desistió de concursar para revali­dar su cargo en la universidad.

El puesto le fue ofrecido a Cynthia García, pane­lista del pro­gra­ma oficialista 6,7,8; en tanto, el abogado Pablo Llonto oficia­ría como adjun­to. Sin embargo, García desistió por falta de tiempo y el puesto quedó en manos de Llonto, autor del libro La noble Ernestina (sobre la directora de Clarín), quien asumió sin que el concurso, postergado sin fecha, se hubiera realizado.

"No me gustaba el nuevo clima; sentí que era el momento de dedicarme a la investigación", dijo Torre a LA NACION.

El docente, que se reco­no­ció incómodo con "el cambio de panorama en la facultad", destacó, empero, que su salida fue por propia iniciativa y negó haber recibido presiones. Como sea, del taller de PDI también se alejaron los profesores adjuntos Adrián Mendivil y Miguel Mendonça Padilla. El primero fue reubicado en la Tecnicatura de Periodismo Deportivo; el segundo aún no tendría destino asignado.

En el nuevo programa de PDI se afirma que en los últimos doce años "las investigaciones del periodismo pasaron a ser investigaciones con un alto contenido ideológico explícito. Como corresponde". También se con­signa que en este período la prensa "se ha caracterizado por su politización mayor y el intento por demostrar que el periodismo independiente es la mayor mentira del periodismo".

"La puja por una eventual reelec­ción de Saintout actuó como dispa­rador que luego se potenció con sus aspiraciones para incorporarse a la política como candidata a legisladora", explicó un docente que años atrás formó parte de la conducción de la facultad y de la agrupación Rodolfo Walsh, la corriente -alineada con La Cámpora- fundada a comienzos de los 80 y que mantiene el manejo de la institución desde hace dos décadas.

Saintout llegó al decanato en mayo de 2010, de la mano de su ex marido, Alejandro Verano, actual miembro del directorio de Radio y Televisión Argentina (RTA), quien la precedió en la dirección de la carrera y facilitó su designación. No obstante, a poco de iniciada su gestión, Saintout rompió con su ex esposo y también con la corriente histórica de la Walsh.

Acompañar el modelo

Desde hace por lo menos dos años, la facultad aceleró la conformación de cátedras alternativas como parte de "una estrategia política de acompañamiento del modelo y del contexto de la comunicación y los medios en el país", tal como suele repetir la decana. En ese marco se dieron, a partir de este ciclo lectivo, las incorporaciones de la diputada kirchnerista por la ciudad de Buenos Aires Gabriela Cerruti y del periodista Cristian Alarcón, gerente del portal InfoJus, dependiente del Ministerio de Justicia. Alarcón ocupa la cátedra paralela del Taller de Gráfica I, melliza de la dictada por Verano; y Cerruti se hizo cargo del Taller de Gráfica II, a la par de la conducida por Carlos Guerrero, ex decano de la Facultad y actual secretario general de la UNLP.

Las autoridades de la facultad se rehusaron a informar a LA NACION sobre los mecanismos de los concursos realizados y los nombres de los ganadores y participantes de los mismos. Trascendió que las convocatorias habrían sido publicadas en el diario Tiempo Argen­tino y en algún medio local. No obstante, llama la atención que muchos de los docentes consul­tados negaron haberse enterado de la sustanciación de los concursos en sus propias cátedras. La facultad no publicó el listado de los nuevos titulares designados.

Profesores y ex profesores sólo aceptaron hablar con LA NACION si no se mencionaban sus nombres. Algunos confesaron que temían represalias laborales dentro o fuera de la facultad. "Yo no quería pararme frente a una clase y tener que decir cosas que no pienso -afirmó una docente desplazada-. Hubo presiones para que presentáramos renuncias o licencias."

Un ex profesor de la facultad consi­deró que es exagerado hablar, como lo hizo el portal web Plazademayo.com , de "persecución política" en la casa de estudios. "El término le queda grande a esta situación. No es una cuestión ideológica porque la única ideología que tiene esta gente es el oportu­nismo. Antes fueron mene­mistas y duhaldistas, ahora son fu­riosamente kirchneristas", disparó.

También los estudiantes consulta­dos prefirieron la reserva de identidad. "Si te digo cómo son las cosas, no me recibo nunca", expresó uno. "Acá, algunos docentes no permiten hablar de política en sus clases. Y otros aclaran desde el primer día que no se puede criticar al modelo", dijo otra. Una alumna contó que las emisiones de 6,7,8 son de visión obligatoria para los alumnos de la materia que dicta Saintout, Comunicación y Teorías.

Otro indicador señalado por alum­­­­nos, que este cronista pudo comprobar hace un año, fue la negativa, en el centro de copiado de la facultad, a reproducir cual­quier material escrito por el periodista Jorge Lanata. Ahora, el cartel que explicitaba esa norma fue retirado, aunque quedaron sus huellas en las redes sociales.

Dos semanas atrás, Playadema­yo.com abordó la situación de la Facultad de Periodismo platense. Tras la publicación del artículo, que denunciaba "persecución política", se distribuyó por el mailing interno de la facultad un pedido de adhesión a una solicita­da que la casa de estudios publicará en rechazo de las acusaciones. No lo recibieron todos los docen­tes, pero sí varios cuya continuidad está en duda a partir de los cambios. "Tengo compañe­ros que fueron pre­sionados para firmar la solicitada y poder conservar sus cargos", dijo una víctima del torbellino académico.

LA NACION intentó consultar a Saintout sobre los cambios en las cátedras, pero voceros de la decana dijeron que ésta había decidido no hablar con la prensa. Sin embargo, hizo una excepción: entrevistada por el canal local QM Noticias, dijo que "a muchos el funcionamiento democrático de las instituciones, de las universidades, les molesta".

"Cuando no había concursos, se quejaban. Ahora que hay concursos, que existen en la facultad propuestas de cátedras dos', no pueden asimilarlo", dijo Saintout en esa entrevista, reproducida por el portal Web Agepeba, que funciona en la facultad y fue creado por convenio con el Senado bonaeren­se, presidido por el vicegobernador ultrakirchnerista Gabriel Mariotto (ex decano, a su vez, de otra facultad de Periodismo: la de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, UNLZ).

Saintout recibió esta semana a Mariotto y a Cynthia García, con ocasión de la proyección, en la sala anfiteatrada de la facultad, de un documental sobre Rodolfo Walsh, dirigido por el docente de la UNLZ Gustavo Gordillo y producido por el propio Mariotto en sus años de funcionario en la universidad lomense. Allí dijo que descree de la noción de periodismo objetivo e independiente y destacó la necesi­dad de un "compromiso intelectual" por parte de quienes trabajan en los medios.

En la oportunidad, este cronista no pudo llegar hasta Saintout: un funcionario de la facultad lo atajó para aclararle que la decana no haría declaración alguna.

"Rodolfo Walsh" es también el nombre de un premio que entrega la facultad cada año. Originalmente se otorgaba a periodis­tas, como reconocimiento a su trabajo desta­ca­do en el campo de la comuni­cación, pero en los últimos años lo recibieron perso­nalidades ideológicamente cercanas al kirchnerismo y sin relación con ese terreno, como el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez o su par ecuatoriano, Rafael Correa. La distinción, que años antes habían recibido Jorge Lanata, Joaquín Morales Solá y TN Investiga, también fue entregada, el año pasado a Hebe de Bonafini..

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAEl brote de ébolaElecciones en BrasilEstado Islámico