Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Un nuevo giro en el caso Ángeles Rawson: quedó detenido el portero del edificio

Seguridad

Tras prestar declaración durante varias horas de la madrugada, la fiscal María Paula Asaro ordenó la detención de Jorge Néstor Mangeri, el encargado del inmueble donde vivía la víctima; la familia estuvo declarando 14 horas ante la fiscal, y luego se retiró sin hacer declaraciones

Tras una intensa jornada de extensas declaraciones en el marco de la investigación por el asesinato de Ángeles Rawson, la fiscal a cargo, María Paula Asaro, ordenó la detención de Jorge Néstor Mangeri, el portero del edificio de Ravignani al 2360, donde vivía la adolescente de 16 años.

Según pudo constatar LA NACION con fuentes oficiales de la investigación, Mangeri quedó imputado como presunto autor material del hecho y el próximo lunes será indagado por el juez Roberto Ponce.

El hombre, que fue sometido a un careo con el padrastro de la víctima, Sergio Opatowski , permaneció varias horas de esta madrugada prestando declaración en la fiscalía de la calle Tucumán 966, y posteriormente fue trasladado por la Policía Federal a la dependencia policial de General Paz y Madariaga.

Hora antes, Opatowski y la madre de Angeles, Jimena Adúriz, habían permanecido en la fiscalía durante 14 horas, desde el mediodía de ayer, y luego se retiraron cerca de las 3 de la mañana, sin brindar declaraciones a la prensa.

Anoche, después de las 21, inesperadamente llegaron a la Fiscalía el padrastro y el portero, escoltados por la policía. El encargado llegó encapuchado y Opatowski, cuyo testimonio estaba programado para hoy, ingresó con la cara descubierta.

En tanto, durante la noche la Unidad Criminalística Móvil montó un fuerte operativo de casi nueve horas en el edificio de Colegiales , donde vivía la víctima con su familia. Allí allanaron el sótano del inmueble , donde retiraron material genético, y después de realizar minuciosas pesquisas, secuestraron el auto del portero.

De esta manera, y tras 18 horas de declaraciones, el encargado del inmueble de Colegiales quedó como el principal acusado e imputado de la causa.

Las declaraciones

Los primeros en declarar fueron los padres, después hicieron lo propio otros familiares. Y por la noche, después de las 22, el padrastro y el portero. Las preguntas de la fiscal María Paula Asaro apuntaron a tratar de saber cómo era la víctima y cómo fue su conducta en los días previos al homicidio. También se ahondó sobre las relaciones de Ángeles.

María Elena Leuzzi, titular de la agrupación Ayuda a Víctimas de Violación (Avivi), quien acompañó a la familia de la adolescente durante las primeras horas luego de aparecido el cuerpo de la joven, declaró ayer ante la Fiscalía y dijo que el martes por la tarde las llaves de Ángeles estaban en el interior del departamento.

Leuzzi se presentó en el fiscal María Paula Asaro, quien le tomó una declaración que podría coincidir con la versión de que la chica estuvo en la casa el lunes después de su clase de gimnasia.

LOS PERITAJES

Con los resultados de los peritajes de los elementos secuestrados en el allanamiento a la vivienda de Ángeles, en Ravignani al 2300, y las declaraciones testimoniales, la fiscal podría decidir si existen pruebas para imputar a alguno de los integrantes del entorno de la adolescente.

Efectivos de la División Homicidios de la Policía Federal secuestraron en Colegiales un par de zapatillas blancas y un morral. Este hallazgo confirmaría que, luego de salir de la clase de educación física, la joven pasó por su casa, se cambió las zapatillas y dejó el morral. Esto se contrapone con la versión que aportaron algunos miembros de la familia cuando realizaron la denuncia por la averiguación de paradero entre la noche del lunes y la madrugada del martes.

¿Ángeles conocía a quien la mató? Aunque los investigadores todavía no pudieron determinar quién mató a Ángeles ni por qué, el informe de la autopsia estableció que la adolescente no se habría defendido, por lo que se sospecha que conocía al asesino. Tampoco se encontró la escena del homicidio, aunque se presume que sería cerca de su casa.

La nota ha sido cerrada a comentarios por la sensibilidad del tema.

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYParo nacionalHugo MoyanoCristina KirchnerEl despido de Carlos BianchiInseguridad