Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Hamdi Ulukaya, distinguido como emprendedor del año

Ernst & Young galardonó al fundador de Chobani, la empresa que hace furor con el yogur griego en Estados Unidos

Domingo 16 de junio de 2013
SEGUIR
LA NACION
0

MONTECARLO.– Las esperanzas de la delegación argentina de volver a Buenos Aires con el premio al Emprendedor del Año que otorga Ernst & Young se desvanecieron cuando el CEO saliente de la consultora global, Jim Turley, le entregó la distinción en Mónaco al norteamericano nacido en Turquía Hamdi Ulukaya, fundador de Chobani, la compañía que hace furor con su yogur griego.

A medida que los vinos y platos avanzaban en la noche del sábado pasado por las mesas del espléndido Salle des Etoiles en el principado de los Grimaldi, la mayoría de los poco más de 900 invitados de Ernst & Young sabían que el argentino Martín Migoya, uno de los fundadores y CEO de la empresa tecnológica Globant, tenía serias posibilidades de quedarse con el premio, que año tras año se consolida como el Oscar al mejor empresario innovador del mundo.

"El desempeño de Martín en el evento mundial ha sido muy destacado, lo que habla de la calidad del emprendedurismo en nuestro país y el talento de nuestros recursos humanos", comentó a La Nacion Mario Bittar, socio a cargo de strategic growth markets de Ernst & Young en la Argentina.

En los hechos, la puja final fue entre el empresario platense y Ulukaya, cuyo caso, a los ojos del jurado, se acomodoba más al estimulante "american dream", hoy muy necesario de promover para la principal economía mundial que se encuentra en pleno proceso de recuperación.

"Hamdi ha sido llamado la personificación del sueño americano de cada inmigrante –dijo Maria Pinelli, vicepresidenta de Ernst & Young–. Él logró un éxito fantástico en un espacio relativamente corto de tiempo."

Nacido en Erzincan, este de Turquía, en una familia de la minoría kurda, Ulukaya llegó a Estados Unidos en 1994 sin hablar una palabra de inglés. Se anotó en 1997 en la Universidad de Albany pero tiempo después abandonó los estudios para dedicarse a la producción de queso feta, a instancias de su padre, que se quejaba de la mala calidad de esos productos en el mercado norteamericano.

En 2005, en una operación de alto riesgo vetada por su familia y su círculo íntimo, compró una fábrica de yogur improductiva para producir un lácteo griego de muy buena calidad y bajo precio. Era el inicio de un calvario de 18 meses en los que vivió –prácticamente sin salir– en su planta mientras trabajaba con sus primeros cinco y fieles empleados.

Con el yogur griego en la calle, el boom fue inmediato y el crecimiento brutal. En la actualidad, Chobani emplea a 2200 personas, sus ventas anuales arañan los US$ 1000 millones y tiene operaciones en Australia y Gran Bretaña y la intención de expandirlas a Canadá y Brasil.

"Competí con 49 de las personas más asombrosas del mundo. Como emprendedores nosotros también tenemos deberes y es asegurarnos que nuestros productos, inventos o lo que genere riqueza vuelva a la gente y haga una diferencia en su vida. También dejarles a las próximas generaciones un mundo mejor que el que hayamos y tener claro que el mundo de los negocios no pertenece a un círculo pequeño si no que debe estar disponibles para todos", dijo Ulukaya tras recibir el premio.

Los jueces, entre los que estuvo el argentino Daniel Novegil, CEO de Ternium (Grupo Techint), analizaron durante cuatro días los casos de emprendedores de 47 países, a quienes entrevistaron personalmente en las instalaciones del Hotel Hermitage para luego debatir los resultados en intensas comidas en el Hotel de París, dos de los mejores del mundo.

"Es la primera vez que el evento internacional tuvo un jurado argentino. Daniel Novegil nos representó con un alto grado de profesionalismo y compromiso", dijo a La Nacion Ernesto San Gil, managing partner de Ernst & Young en la Argentina.

Este grupo de emprendedores genera ingresos anuales por US$ 40.000 millones y le da trabajo a más de 204.000 personas en el mundo. "Aunque Hamdi es verdaderamente una inspiración, las mujeres y hombres a quienes honramos esta noche, y los miles de empresarios que entran en este programa cada año, son todos los ganadores. Ahora más que nunca debemos reconocer, celebrar y aprender de estas personas extraordinarias", dijo Mark Weinberger, que en pocos días reemplazará a Turly al frente de Ernst & Young.

La región también estuvo representada por Brasil, Colombia, Uruguay, México y Chile, que presentó el caso –muy "vendedor" por cierto– de Jorge Pacheco, un humilde pescador que construyó Oxxam, empresa de servicios marítimos que emplea a más de 500 chilenos.

La espera de la decisión final a orillas del Mediterráneo fue matizada por una batería de paneles de la que participaron, entre otros, el ex secretario general de la ONU Kofi Annan; el creador de la Web, Timothy Berners-Lee, y la economista internacional Dambisa Moyo, de una impactante presentación sobre el futuro de la economía global. Aquí, la Argentina estuvo representada por Marcos Galperín, fundador de MercadoLibre y candidato argentino en 2012, que expuso en una mesa redonda.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas