Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Caso Ángeles Rawson: "Soy el responsable de lo de Ravignani 2360...fui yo", dijo el portero

Seguridad

Así declaró ante la fiscal el único detenido por el crimen; nuevas pericias confirmarían que la menor no fue violada; esperan los resultados de laboratorio de pruebas clave para la causa

"Mi esposa no tiene nada que ver, no la involucren a ella en esto...fui yo". Esas palabras fueron pronunciadas por Jorge Mangeri , el portero del edificio donde vivía Ángeles Rawson , que fue detenido en el marco de la causa que investiga el homicidio de la adolescente.

Mangeri había pedido el sábado volver a declarar ante la fiscal María Paula Asar. En su declaración, habría reconocido su responsabilidad ante la muerte de la menor, aunque habría aclarado que se trató de un accidente.

Mangeri incurrió en continuas contradicciones, razón por la cual -a efectos de garantizar el debido proceso y con el objeto de evitar la autoincriminación-, la fiscal ordenó la suspensión de la declaración testimonial, informaron en un comunicado.

"Con motivo de las lesiones que denunció Mangeri, vinculadas a supuestos apremios ilegales y a la privación ilegítima de la libertad que dijo haber sufrido horas antes de su concurrencia a la fiscalía, fueron convocados por orden de la fiscal Asaro médicos de la División Medicina Legal de la Policía Federal, quienes determinaron la existencia de dos tipos de lesiones en su cuerpo", dice el comunicado de la fiscalía.

Los médicos que revisaron a Mangeri indicaron que las lesiones que dijo haber sufrido antes de su detención por supuestos apremios ilegales, "se corresponden en realidad con heridas que podrían haber sido realizadas por la víctima durante su defensa de un ataque. A la vez, se presentaban lesiones autoproducidas, posiblemente para enmascarar aquellas que habría sufrido inicialmente con motivo del ataque".

"Fui yo"

Tras la revisación médica, a las 5.15 de la madrugada, Mangeri solicitó una entrevista con la fiscal y el secretario de la fiscalía. En esa audiencia, el ahora imputado manifestó: "Soy el responsable de lo de Ravignani 2360; fui yo". Luego remarcó: "Mi señora no tuvo nada que ver en el hecho" y ratificó que ella no había estado el lunes en el edificio.

Mangeri, sigue siendo el único detenido en la causa. Los investigadores aguardan los resultados de las muestras biológicas tomadas del auto de Mangeri y del sótano del edificio. Estos elementos serían claves en la causa.

Ángeles no habría entrado a su casa

Por otra parte, si bien las filmaciones habrían permitido concluir que Ángeles volvió al edificio el día del homicidio, ahora los investigadores creen que la adolescente no habría entrado a su departamento.

Esta nueva teoría, sostiene Télam, se apoya en la declaración testimonial de la empleada doméstica de la casa, quien ratificó que ella estaba trabajando en el horario en el que debería haber llegado Angeles del colegio, pero la chica nunca llegó.

Además, si bien la Policía daba por probada la vuelta de Angeles a su departamento porque allí secuestraron el morral color negro con el que fue grabada por las cámaras de seguridad caminando rumbo a su casa, ahora los pesquisas señalan que la chica tenía dos morrales y que aún no apareció el que tenía colgado.

"La chica tenía dos morrales. El que tenía colocado todavía no apareció, es donde guardaba el cuaderno de comunicaciones que apareció luego tirado en la General Paz", explicó a Télam una fuente de la investigación.

En tanto, una nueva pericia confirmaría que Ángeles no fue violada. Según informó Télam, fuentes de la investigación indicaron que no se halló ADN de terceros en la ropa interior que llevaba puesta la adolescente al momento de ser asesinada.

Los resultados preliminares de la autopsia ya habían informado que no se hallaron signos de abuso sexual en el cuerpo.



REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYAmado BoudouLey de abastecimientoIndependencia de EscociaCopa Sudamericana