Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cartas de los lectores

Triste impunidad; Interrogante; ¡Qué notable!; Cortina de humo; Sólo respeto; Otros tiempos; El Lezama, en jaque; Con la frente alta; Falta esperanza; Lecciones morales; Alimentos;

Martes 18 de junio de 2013
0

Incertidumbre en la vía pública

TRISTE IMPUNIDADHoy un choque de trenes, ayer un asesinato, antes de ayer inundaciones. ¿Y mañana? ¿Qué va a pasar? Tengo miedo. Incertidumbre, impotencia, nervios. Una tragedia tras otra, un efecto dominó que no parece terminar. Me preocupa el futuro tan incierto. Me da una profunda tristeza la impunidad. Y, por sobre todas las cosas, me revuelve el estómago sentir que nos empezamos a acostumbrar a este ritmo.

Javier M. MiguensDNI 37.375.192

INTERROGANTESra. Presidenta, tengo catorce años y me dirijo a usted para expresar mi opinión. Me parece horrible que en este país no se haga algo por la sociedad. Uno ya ni siquiera puede hacer uso de los medios de transporte público sin pensarlo dos veces, porque cada vez que lo hacemos ponemos nuestra vida en riesgo. ¿Cuánta gente más tiene que morir o salir herida para que usted haga algo?

Santiago LizarteDNI 41.259.915

¡QUÉ NOTABLE!Una gran sorpresa nos ha dado el ministro Randazzo con motivo de sus declaraciones relacionadas con los desastres ocurridos en los ferrocarriles. No es muy común la aceptación por parte del kirchnerismo de alguna responsabilidad, ya sea por omisión, ineficacia o incapacidad, en las desgracias que sufrimos los argentinos. Pero el señor Randazzo nos enseña a no ser tan descreídos; fue así que declaró que no se les puede exigir que hagan en un año lo que no se hizo en 50.

Notable; sobre todo si tenemos en cuenta que, de esos 50 años, 10 son kirchneristas. Ese compromiso con el pueblo lo enaltece. Nadie, hasta ahora, había aceptado 10 años de inopia, como lo aceptó él.

Aníbal E. TufróDNI 10.548.620

CORTINA DE HUMOEstá tan arraigada en el pueblo la idea de que faltando el actual gobierno se perderían sus beneficios, que eso permite convivir y aceptar resignadamente las tragedias públicas y privadas que nos avasallan diariamente. El Gobierno, seguramente como cortina de humo, lanzará algún festival de beneficios que nos hará olvidar nuestra triste realidad. "Panza llena, corazón contento", dice el refranero popular. Y así, con los condimentos de mediocridad, ignorancia, complicidad y resignación, se va cocinando el gran "puchero popular" con que alimentamos a nuestros hijos.

Jorge Rubén IacarusoDNI 4.199.577

SÓLO RESPETOSe le atribuye a nuestro remoto antepasado, el Neanderthal, realizar rituales funerarios. Recientes excavaciones en las Sierras de Guadarrama, en España, aportaron datos de este ritual: se descubrieron restos fósiles que habían sido colocados con cuidado y tapados con piedras. La presencia, además, de piedras de cuarzo rojo indicaba que tanto el sitio como el ritual tenían un significado especial.

Me resulta muy violento, entonces, tener que escuchar o ver informes del caso Ángeles Rawson en diversos medios, donde se especula con circunstancias y detalles que hieren la sensibilidad.

Ángeles es en estos momentos alguien que nos ha dejado, y merece el respeto de la comunidad y la sociedad: de ese modo es posible dar un significado humano a la pérdida.

De lo contrario, retrocederemos a las primordiales hordas prehistóricas, donde la vida era un misterio y la muerte una realidad diaria.

Alberto GesualdiDNI 11.286.086

OTROS TIEMPOSEn uno de sus programas, Jorge Lanata evocó a próceres que, como Manuel Belgrano, murieron en la pobreza. Agregó que, sin ir tan lejos, el presidente Illia fue un ejemplo de austeridad, detallando sus bienes personales al dejar sus funciones: una casa con su consultorio en Cruz del Eje, comprada por colecta de los vecinos, y alguna vestimenta. No tenía automóvil y había renunciado a la jubilación que le correspondía como ex presidente. Faltaría indicar su negativa a realizar cualquier mención a los logros de su gobierno, pues consideraba que eso era malgastar los dineros del pueblo en propaganda.

Mino CovoDNI 18.905.336

EL LEZAMA, EN JAQUEHace unos días una noticia recorrió distintos medios de prensa. La diputada kirchnerista María del Carmen Bianchi presentó un proyecto de ley en busca de declarar Monumento Histórico Nacional al parque Lezama. Esta avanzada oficialista amerita reflexión.

La falta de gestión y una eficiente acción en las decisiones por parte del GCBA, sumado hoy a la lucha descarnada entre poderes por el triunfo frente a las próximas elecciones dejan al descubierto una triste realidad.

El parque Lezama se ha convertido en un botín de guerra; ya no se trata del tema rejas sí o rejas no; lamentablemente, se trata una vez más del "vamos por todo", a pesar de que el parque sea un tema menor comparado con los grandes temas irresueltos. Me pregunto: ¿recién ahora estos representantes del pueblo se preocupan por el Lezama? ¿Dónde estaban cuando denunciábamos una y otra vez su abandono total? Pura maniobra política.

En el medio estamos los vecinos que venimos peleando desde hace más de ocho años por su puesta en valor, para que recupere su esplendor, sus esculturas, su arboleda, sus fuentes, sus juegos. Pero vemos cómo nuevamente cae una posibilidad de salvarlo de tanto deterioro.

Lo que era un hermoso jardín hoy es un espacio sombrío, vandalizado y tierra de nadie. Esto poco importa y no hace al objetivo rector de los nuevos actores de turno, cuyo objetivo es ganar y demostrar poder a cualquier costo.

Lo más significativo es que el parque Lezama ya tiene protección legal. Fue declarado Monumento Histórico Nacional por decreto 437/97, hace nada menos que 16 años.

Arq. Alberto MartínezDNI 4.289.773almartinez7@hotmail.com

CON LA FRENTE ALTAIndependiente descendió como lo que es: un grande. Acompañado por la dignidad de su gente y la hidalguía de sus jugadores y cuerpo técnico.Sin violencia ni dentro ni fuera de la cancha. Sin favoritismos políticos de ninguna especie. Como nos lo enseñaron los dirigentes que condujeron la pasión por dar y construir. Como me lo enseñaron mis ancestros. Principalmente mi padre, que me asoció antes de nacer. Y también todos mis parientes: los Delguy, Mendiondo, Colombo, Arraras, Fernández y Fernández Mendiondo. Los domingos de fútbol y familia. Tantos jugadores y momentos de gloria. Gestados por gente de bien, que puso de sí para hacer realidad el sueño de tener un club con todas las actividades deportivas y culturales. Que trascendió las fronteras de la Patria y venció a los grandes cuando eran grandes (el Santos de Pelé en el Maracaná). Con la alegría genuina de los triunfos logrados y la tristeza noble de los reveses. Jamás con la alegría mezquina de los mediocres, que sólo tienen para festejar el fracaso de quienes envidian. Por todo esto y mucho más, como dice nuestro himno: "¡Hurras al Independiente del pueblo de Avellaneda!"

Daniel R. DelguyDNI 7.745.122

FALTA ESPERANZAAl final de tantos amagos y retóricas que hoy ya suenan vacíos, prevalece en algunos dirigentes opositores de la provincia y de la ciudad de Buenos Aires el posicionamiento de su propia imagen para 2015 por sobre la consolidación de un grupo con peso político para hacerle frente al oficialismo (a quien, con esa actitud individualista y mezquina, le aseguran la posibilidad de un resultado favorable en las próximas elecciones). Divididos y mirándose con recelo, le retacean a la ciudadanía una esperanza, la oportunidad de retomar el camino plural, republicano y democrático.

Rafael Maurorafaelmauro@hotmail.com

LECCIONES MORALESEs realmente lamentable que los destinos inmediatos de nuestro país dependan casi exclusivamente de las futuras elecciones parlamentarias y de la decisión de un único potencial candidato. Mientras tanto, los grandes problemas siguen sin resolverse con una mínima dosis de sentido común. Los maquillajes mediáticos persisten y el dinero del Estado sigue fluyendo en cascadas, sin evitar con ello que la pobreza de casi todos los argentinos aumente. Es hora de dejar la adolescencia y de que descubramos dónde radica la verdadera crisis, que es esencialmente moral.

Sonia DeckerDNI 6.664.397

ALIMENTOSSiempre creí que tirar la comida era un acto egoísta y nada solidario. Traté de inculcar a mis hijos el hábito de no servirse más de lo que querían o podían comer y tener presente a aquellos que no tenían nada para alimentarse. Sería muy bueno que desde alguna institución privada o estatal se dieran las herramientas para poder derivar la comida que sobra en los hogares a centros de almacenamiento y distribución de alimentos. Estoy sumamente interesada en el tema y me gustaría capacitarme para poder ayudar en esta empresa.

Creo que en vez de comprometer su energía en pulseadas para ver quién logra más votos, aquellos que tienen en sus manos los medios para promover estas acciones, deberían pensar cuánto más digno de un ser humano es ayudar al prójimo que tan sólo obtener más poder.

María Verónica AlurraldeDNI 13.025.089

EN LA RED

Ay, los trenesFacebook

"Descarriló un tren del Mitre. Según D'Elía, es una evidencia del crecimiento del golpismo. Pero en verdad los trenes están destruidos"Gabriel Solano

"En las líneas Mitre y Sarmiento hace años que el pago de boleto es opcional, por la onda. Un servicio ferroviario a la gorra"Federico Poore

"Nuevo choque en Castelar, y sin accidentes en el desastroso Roca. ¿Por qué sólo en el Sarmiento?"Alberto J. Linares

A los lectores: Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a:cartas@lanacion.com.ar o a la dirección:Bouchard 557, 5to piso, Capital (C1106ABG).

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas