Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Tipo de cambio

En el primer cuatrimestre llegaron 415.000 viajeros menos a los hoteles del país

Economía

Según datos del Indec, la caída frente a 2012 fue más fuerte entre los turistas extranjeros: -12%; las principales ciudades se vieron perjudicadas

Por   | LA NACION

Si todos los estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la más grande de su país y una de las mayores de América latina, organizaran un megaviaje a la Argentina, ese evento no bastaría para compensar la caída en la cantidad de personas que llegaron a los hoteles del país en los primeros cuatro meses del año: la UNAM tiene en la actualidad 330.382 alumnos, mientras que entre enero y abril de 2013 se hospedaron en los establecimientos hoteleros y parahoteleros (albergues, cabañas, hosterías, etcétera) de la Argentina 415.000 personas menos que en el mismo período de 2012.

Las cifras provienen de la Encuesta de Ocupación Hotelera (EOH), del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), cuyos últimos resultados se presentaron esta semana. Según ese informe, el número de personas que se alojaron en los hoteles del país en abril se redujo 15,2% frente al mismo mes del año pasado. La mayor baja se dio en los turistas extranjeros (-15,9%), pero en el caso de los turistas argentinos la caída también fue importante: 14,9 por ciento.

En lo que va del año, la EOH ha venido mostrando caídas interanuales en la cantidad de turistas que llegaron a los hoteles de la Argentina. Una buena parte de esa caída está relacionada con el menor ingreso de extranjeros en el país, según muestran las propias estadísticas oficiales. Analistas y operadores del sector vinculan ese fenómeno con la pérdida de competitividad de la Argentina como destino turístico, como consecuencia de la inflación y el encarecimiento de los precios internos medidos en dólares. Pero también los turistas nacionales han llegado en menor número a los hoteles del país.

En el acumulado de enero a abril se hospedaron en los hoteles de la Argentina 6.900.000 personas, 415.000 menos que en el mismo período de 2012. En términos relativos, la baja más pronunciada se dio en los turistas extranjeros (-12% frente al -4% de los residentes), pero en números absolutos la mayor parte de la caída se explica por la baja en los turistas nacionales: 219.000 personas menos que en el primer cuatrimestre del año pasado.

 

La crisis se siente en los hoteles de casi todo el país. En la ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, la cantidad de huéspedes extranjeros se redujo 15% y la de nacionales se mantuvo sin cambios. En otros destinos importantes, como Mar del Plata, Córdoba o Mendoza, los hoteles no recibieron sólo menos visitantes extranjeros, sino también menos nacionales. En tanto, en destinos como Ushuaia e Iguazú, la baja en la cantidad de extranjeros se vio compensada, por lo menos en parte, por una mayor llegada de turistas nacionales.

La excepción fueron los hoteles de Bariloche, que en los primeros cuatro meses del año recibieron 70% de argentinos más que en el mismo período de 2012. La suba, en el caso de los extranjeros, fue de 4 por ciento. El resultado se explica, en buena parte, por la baja base de comparación. En el primer cuatrimestre del año pasado, la cantidad de turistas nacionales y extranjeros en los hoteles de Bariloche había mostrado caídas interanuales en torno al 30 por ciento.

El Indec presenta información actualizada por localidades sólo en los informes mensuales de la EOH, que son los que se han usado para esta nota. Sin embargo, esos informes incluyen datos provisorios y, por lo tanto, los números pueden corregirse en los meses posteriores.

Otra medida que se utiliza para medir la ocupación hotelera son las pernoctaciones, es decir, la cantidad de noches que los turistas se quedan en los hoteles. En el acumulado de enero a abril, los turistas se alojaron 17.800.000 noches en los hoteles del país, un millón y medio de pernoctaciones menos (o 8% menos) que en el mismo período de 2012. Aquí también la baja se explica tanto por el lado de los turistas nacionales (-7%) como por el de los extranjeros (-13%). En este caso, la caída más fuerte se dio en los turistas procedentes del Mercosur (-21%). La crisis económica de algunos países desarrollados, por tanto, ya no puede ser señalada como la única causa del mal momento que atraviesa el sector turístico.

Este mal momento ya generó una caída en el número de habitaciones disponibles (que puede significar el cierre de establecimientos). Entre abril de 2012 y el mismo mes de este año, cayó en más de 230.000 la cantidad de habitaciones disponibles. Pese a esto, la tasa de ocupación se redujo de 39,1 a 35,3 por ciento..

TEMAS DE HOYMedios y políticaTemporal en Buenos AiresControl de la SUBEBrittany MaynardElecciones 2015