Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Advierten que las trabas a la importación afectan al sector fabril

Hay compras de insumos frenadas desde hace meses; las pymes, más afectadas

Martes 25 de junio de 2013
0

El desesperado intento oficial de preservar un saldo favorable en la balanza comercial para sobrellevar la restricción externa que enfrenta el país con el menor costo posible en las reservas del Banco Central (BCRA) hizo que el visto bueno gubernamental para las importaciones sea cada vez más espaciado.

Tanto que, según la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA), nunca desde la instauración de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importaciones (DJAI) las autoridades demoraron tanto para expedirse respecto de estos pedidos. "Hay permisos que no salen desde enero", denunció el gerente de esa entidad, Miguel Ponce, que alertó que las más afectadas por las trabas "son básicamente las pequeñas y medianas empresas proveedoras de la industria nacional, muchas de las cuales están teniendo problemas por esta escasez de insumos".

Ponce recordó ante LA NACION que poco más del 80% de las compras de productos hechas en el exterior están vinculadas a la actividad productiva local. Y apuntó que, de sostenerse las restricciones, "habrá en breve empresas exportadoras que no puedan cumplir con sus contratos en el exterior, con lo que estaremos agravando el problema que se pretende atacar, ya que estaremos afectando la generación de divisas por la vía comercial".

En la entidad sostienen que hay un manejo "histérico" del comercio que, finalmente, conspira contra sus fines declarados. Y que lo comprueban por los contactos que mantienen con las autoridades encargadas de la gestión. "Te reciben los pedidos y los reclamos, pero no dan soluciones. Un día dicen que no pueden porque tienen orden de privilegiar el ingreso de productos de consumo masivo para ponerle límites a la inflación. Otro día, simplemente porque hay que asegurar el saldo de la balanza comercial y que todo queda supeditado a lo que sobre tras asegurar el pago de las importaciones de energía", describió Ponce, uno de los que transitan a diario esos despachos llevando los reclamos de los asociados a CIRA.

Desde lentes hasta bobinas

Mientras tanto, la lista de faltantes no sólo crece en número, sino que afecta cada vez a más sectores.

Según un relevamiento que hizo CIRA sobre la base de los reclamos que tramita, están bloqueadas compras de artículos electrónicos y accesorios (cargadores para celulares, baterías, pilas, mouses, cartuchos para impresora, etc.); lentes para la confección de anteojos recetados; insumos para las industrias lácteas (aditivos usados para la elaboración de yogures y cremas), de la construcción y muebles (herrajes, topes plásticos, siliconas que se usan para el sellado de vidriados dobles, luminarias led, etc.); instrumental científico (para análisis químicos no fabricados en el país e imprescindibles para la continuidad de las operaciones de diversos laboratorios e industrias).

Pero la lista incluye también maquinarias, productos y repuestos muy usados por las cooperativas que forman parte del plan oficial de empleo Argentina Trabaja como "podadoras, motosierras, fumigadoras y cortacésped", denuncian, para mostrar lo abarcativo e indiscriminado del cepo importador, mientras esperan que el ritmo de autorizaciones se normalice "como alguna vez nos prometieron".

Las reservas no detienen su caída

Quedaron a un paso de perforar los US$ 38.000 millones

Las reservas internacionales marcaron ayer un nuevo mínimo en algo más de 6 años tras retroceder en otros 300 millones de dólares (cayeron de US$ 38.348 millones a 38.048 millones) por el fuerte ajuste en la valorización de ese activo que se vio obligado a hacer el Banco Central (BCRA) tras los feriados y los renovados pagos al exterior. La mayor parte de la caída (55%) obedeció al fuerte ajuste que en estos días registró el oro en el mercado internacional y a la cancelación que su presidenta, Mercedes Marcó del Pont, hizo de los contratos de futuros que la entidad había contraído para evitar que la volatilidad de esta commodity impacte en las reservas. El BCRA tiene 61,7 toneladas de oro en sus reservas. A precios del 31 de diciembre de 2012, esa tenencia se contabilizaba a US$ 3646 millones, pero a valores de ayer habría caído en US$ 1000 millones.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas