Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Cris Morena: "Después de Romina nada me puede pasar"

Espectáculos

A casi tres años del fallecimiento de su hija, la productora abrió su corazón en el living de Susana Giménez

Video: Cris Morena le abrió su corazón a Susana Giménez

Todavía no pasaron tres años desde que la vida de Cris Morena cambió para siempre. Fue en septiembre del 2010, cuando falleció su hija Romina Yan, que el mundo se le vino abajo y pensó que nunca iba a poder volver a hacer lo que mejor le sale, escribir. Pero el dolor fue mutando lentamente y el tiempo fue dando lugar a nuevas cosas, y de esos cambios n ació Aliados, su nueva creación que debuta mañana, en la pantalla de Telefé.

"Tenía que dedicarme a atravesar el dolor, a entender, a vivir con esto que siempre está, que trato de llevar. Este proyecto es una especie de homenaje a todo lo que es mi hija", contó en una entrevista distendida y a corazón abierto en el living de Susana Giménez. "La gente que mire este proyecto me va a encontrar a mí en cada palabra, en cada imagen y la va a encontrar a mi hija también"

En una charla distendida, la creadora de grandes éxitos como Chiquititas, Rebelde Way y Casi Ángeles contó cómo fue que volvió a escribir. "Iba manejando por una curva, miré un cartel que decía ´Free´ y sentí una cosa en el pecho como de alegría, que no había sentido en un año y medio. Agarré un cuaderno y empecé a escribir una canción. Escribía, escribía, y la sentía adentro", dice sobre su hija. "Fue ahí que me empezó a acompañar, cuando se dio cuenta de que yo la necesité, volvió a aparecer".

"Un día escuché Aliados y me pareció maravillosa. Porque yo nunca hubiese resurgido de las cenizas sin toda esa gente hermosa, sobre todo la que no conozco. Me llegaban oleadas de amor", contó agradecida por todo el cariño que recibió en los últimos años. "Esos son mis aliados, la gente que me ama, mis amigos, gente nueva que apareció en mi vida, gente que me abrió el corazón, gente que me acompañó en los momentos horribles en donde todo era oscuridad... de repente vi la luz y ahí empecé a escribir"

Y entre aquellos que la acompañaron y la ayudaron a resurgir hay cuatro personas más que especiales, sus nietos. Franco, Valentín, Azul e Inti fueron un pilar en los duros momentos. "El amor de mis nietos es fundamental, mis cuatro nietos son mis aliados".

Resurgir del dolor

"Después de Romina nada me puede pasar. No puede haber nada peor", dijo Cris Morena, y se apuró en agregar "Ni mejor". Es que el dolor de perder un hijo no se compara con nada, y solo aquellos que pasaron por algo semejante pueden entenderlo. "No salís de eso, atravesás la vida con lo que te toca y empezás a aceptar, a entender. Yo nunca dije por qué, dije para qué y me estoy encargando de seguir averiguando para qué... Aliados es un para qué".

"Tenía un dolor tan grande en el pecho que me llevaron a un cardiólogo, pero no tenía nada. No era un dolor físico sino un dolor emocional muy grande. Creo que esto es un proceso espiritual. Es un tiempo que lo tenés que pasar sí o sí desgarradoramente, es explotar por el aire, es quedarte sin nada", indicó y contó cómo el yoga la ayudó a reponerse y reencontrarse consigo misma.

"Romina, nunca estuvo tan presente en mi vida... cuando estaba viva nunca estuvimos tan cerca, pasábamos dos o tres días sin hablar o nos veíamos poco. Ahora me despierto y me acuesto con ella, la bendigo, le agradezco, la celebro, la sé feliz", expresó emocionada. "Me dio la posibilidad de entender todas las dimensiones de mi alma. Es emocionalmente luminoso. Ella al saltar me abrió a la libertad. Después de Romina nada me puede pasar"..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYElecciones 2015Elecciones en BrasilElecciones en UruguayReforma del Código Penal