Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Lavado

Antes de que las allanen, Báez revisó sus 14 cajas

Política

Con su hijo Martín fue al banco dos días después de que el fiscal pidió requisarlas

Por   | LA NACION

El empresario kirchnerista Lázaro Báez y su hijo Martín revisaron las 14 cajas de seguridad que tienen en el Banco Santa Cruz, en Río Gallegos, dos días después de que el fiscal Guillermo Marijuan le pidiera al juez Sebastián Casanello que las allanara en la causa por presunto lavado de dinero , y seis días antes de que la medida fuera ejecutada. Las visitas quedaron registradas el 29 y 30 del mes pasado. Así lo informó la entidad santacruceña al Banco Central, según las constancias que fueron facilitadas a LA NACION.

En su pedido de allanamiento del 27 de mayo, Marijuan se había lamentado de que hasta ese momento no se hubieran preservado pruebas. "Lázaro Báez, Leandro Báez y Martín Báez poseen al menos, en el Banco Santa Cruz, 14 cajas de seguridad, y transcurren los días sin que se realicen diligencias al respecto", escribió Marijuan.

En ese escrito, el fiscal le reclamaba a Casanello que imprimiera celeridad y vehemencia en la pesquisa.

Los procedimientos se dispusieron el 5 de abril mediante un exhorto a la justicia federal de Río Gallegos y se concretaron esa noche y al día siguiente. No incluyeron la verificación del contenido de las cajas, como había pedido el fiscal, sino que se secuestraron los registros de acceso a los cofres para saber quiénes habían estado allí con su contenido.

Además se secuestraron en esa oportunidad las filmaciones de las cámaras de seguridad para establecer quiénes ingresaron en las cajas y si se aprecia que se llevaran bolsos u otro elemento de los cofres.

La razón por la cual el juez no allanó las cajas ni secuestró su contenido es por que no se trataba de encontrar dinero, pues investigaba un delito de lavado supuestamente ocurrido en el primer semestre de 2012, según la acusación de los fiscales.

Las cajas de seguridad son 14 y están en la sucursal Río Gallegos del Banco Santa Cruz, situada en la avenida Néstor Kirchner 812, de esa ciudad. Están a nombre de la empresa Austral Construcciones, la nave insignia del grupo de Lázaro Báez y la empresa favorita para acceder a contratos de obra pública en la Patagonia.

Según informó al Banco Central el oficial de cumplimiento del Banco Santa Cruz, Claudio Canepa, a cargo de velar por el cumplimiento de las leyes antilavado, los Báez se presentaron el 29 y el 30 de mayo.

Padre e hijo accedieron el 29 de mayo al contenido de las cajas 59, 52, 62, 45, 57, 51, 18, 21, 22, 25, 51, 11, 13 y 32. Al día siguiente volvieron a revisar las cajas 59 y la 45, las dos de tamaño extra, de 20 por 30 centímetros.

Aunque tiene contratados cofres de todos los tamaños, pues las 14 cajas incluyen dos grandes (de 30 por 30 centímetros), cinco extras y nueve medianas (de 10 por 30 centímetros).

De todas las cajas, Lázaro Báez aparece firmando en la apertura de tres cofres del módulo 11 y el 13, de tamaño mediano, y el 32, tamaño grande. En el resto de las cajas quedó registrado su hijo Martín Antonio.

Lázaro Báez fue denunciado el 14 de abril pasado por el programa Periodismo para todos, como el protagonista de una maniobra de lavado de dinero de por lo menos 50 millones de euros, supuestamente proveniente de actos ilícitos, que habrían sido sacados del país.

La denuncia del programa de TV de Jorge Lanata se basó en el relato del financista Federico Elaskar, que fue dueño de la financiera SGI, de Puerto Madero, aparentemente usada como plataforma para armar sociedades que sacaban el dinero vía Panamá hacia Suiza. Además fue clave el testimonio de Leonardo Fariña, valijero de Báez que confesó haber sacado dinero del país. Ambos luego se desdijeron, pero documentos exhibidos al aire apoyaron sus primeros dichos. La denuncia periodística tomó estado judicial recién el 18 de abril, cuando un fiscal impulsó la acción, aunque en ese momento no alcanzó a Báez, sino sólo a Elaskar y Fariña, ambos ya indagados por el juez Casanello.

En medio se dio una disputa para determinar a qué juez le correspondía investigar una denuncia complementaria presentada por la diputada Elisa Carrió (ARI-CC), que señalaba que Báez había desmantelado una bóveda en su chacra de Río Gallegos y trasladado dinero y armas a una estancia. Casanello decía que no debía investigarlo porque no tenía conexidad con la causa de lavado y se la envió a la justicia federal de Río Gallegos, que la devolvió. Finalmente, la Cámara Federal resolvió el 3 de junio que Casanello era quien debía investigar esta denuncia.

Así, el 5 de junio, Casanello ordenó allanar la chacra de Báez y las cajas de seguridad del Banco Santa Cruz, como había pedido el fiscal el 27 de mayo, junto con una batería de 99 medidas de prueba. Pero en el medio, el 29 de mayo, Báez y su hijo accedieron a todos los cofres.

El fiscal había solicitado que se abrieran las cajas para verificar su contenido y hacer un inventario, así como secuestrar las constancias de ingreso y egreso de las cajas para compararlas con las cintas de seguridad del banco desde el 15 de abril en adelante, es decir, al día siguiente de la emisión del programa de TV en el cual se conoció la denuncia. El juzgado tiene en su poder esas cintas y las está analizando.

En Banco Santa Cruz, según el fiscal, Austral Construcciones constituyó 55 plazos fijos entre 2007 y 2008 y uno en 2011. Entre 2009 y 2011 tuvo además un plazo fijo con 1.181.937 dólares y realizó compras de moneda extranjera entre 2007 y 2011 por 11.075.958 dólares.

Escándalos y denuncias

En la investigacion sobre el empresario Lázaro Báez hubo varios episodios supuestamente vinculados con extracción anticipada de elementos, antes de que actúe la Justicia

  • 14 de abril / La Rosadita
    El programa de Lanata exhibió videos de cómo se sacaron cajas y paquetes de la sede de SGI en Puerto Madero, la financiera conocida como "La Rosadita"
  • 22 de mayo / Valijagate
    La diputada Elisa Carrió denunció ante la Justicia que allegados a Báez desmantelaron una bóveda y se llevaron documentos y armas
  • 3 de junio / El dilema de la bóveda
    La Cámara Federal determinó que el juez Casanello investigue la denuncia por la existencia de una bóveda en la casa de Báez, donde hoy hay una bodega

 

TEMAS DE HOYConflicto en Medio OrienteLa pelea con los holdoutsEl derribo del avión de Malaysia Airlines