Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Fotos que nos hacen peores

Opinión

Puro daño. Lo de siempre: fotos horrendas que hacen mal, que no informan nada, que sólo sirven para alimentar lo peor de nosotros mismos: el morbo que todos llevamos dentro, que hizo que hoy se agotara rápidamente la edición del tabloid amarillista Muy y que no se hablase de otra cosa en las redes sociales y en los medios audiovisuales.

Como si aún hicieran falta más ingredientes a la novela sórdida, el reality show truculento en que se va convirtiendo el crimen, la intrincada investigación y los enigmas crecientes que se vienen sucediendo desde el asesinato de Ángeles Rawson, esta mañana aparecieron publicadas imágenes de su cuerpo despedazado, tal como lo encontraron empleados del Ceamse el martes 11 de junio pasado, en medio de la basura seleccionada para clasificar.

Restan, suman dolor, confusión y hasta violencia

Me veo obligado a repetir lo que escribí en este sitio el 10 de febrero de 2012 cuando el diario Crónica se solazó con abyecta generosidad en el cadáver de la modelo Jazmín De Grazia: "Deleznable, vergonzoso, criminal, repugnante. Cualquier calificativo que se intente utilizar es insuficiente". Lo mismo debe decirse hoy. O el 28 de junio de 2007 cuando califiqué en LA NACION de "aberrante material" la sucesión de fotos mostradas la tarde anterior en el noticiero de América por la entonces cronista Cynthia García del cadáver martirizado de Nora Dalmasso.

Como Jazmín y como Nora antes, Ángeles Rawson volvió a morir hoy al ser violado el escenario final de su calvario, imágenes que pueden servir en el contexto estrictamente íntimo y respetuoso de una investigación, pero que nada, más allá de las polémicas que desate el escándalo carroñero, aportan si son elevadas a la consideración de la opinión pública. Más bien se diría lo contrario: que restan, que suman dolor, confusión y hasta violencia.

Busca estimular nuestras más oscuras profundidades, aquellas donde cualquier persona común puede comenzar a gestar a un monstruo impensado hasta para sí mismo

"Las dramáticas imágenes exigen cautela y cuidado en el relato", dice Gonzalo Abascal que firma el artículo que acompaña la horrenda secuencia. La afirmación no pudo ser más cínica y contradictoria con lo que muestra. Además de la foto de tapa, acompaña al texto dos imágenes confusas por el revoltijo de basura, pero que Muy se encarga de "clarificar" con distintos textos sobreimpresos que nos "ayudan" a "ver mejor". "Cautela" y "cuidado" es justo lo que faltó en la mesa de edición de Muy.

Por supuesto nunca se aclara la procedencia del material, si fue aportado por la misma gente del Ceamse o por la Policía. En cualquiera de los dos casos amerita una seria investigación y una consecuente sanción para los responsables de haberlo facilitado.

Ser expuestos recurrentemente por la prensa sensacionalista a este tipo de materiales busca estimular nuestras más oscuras profundidades, aquellas donde cualquier persona común puede comenzar a gestar a un monstruo impensado hasta para sí mismo y capaz de conductas como las que venimos lamentando en el Caso Ángeles..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYArgentina en defaultLey de abastecimientoCopa ArgentinaConflicto en Medio Oriente