Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cinco ideas para modificar hábitos con la tecnología

Un grupo de empresas jóvenes quiere crecer con el uso de recursos novedosos

SEGUIR
LA NACION
Domingo 30 de junio de 2013
0

Intervenir en el curso de un programa de televisión desde la tableta, crear videos animados online o jugar con un robot que es al mismo tiempo físico y virtual. Ninguno de los enunciados es de ciencia ficción. Como tampoco lo es encender la cafetera desde la vereda o buscar estacionamiento desde el celular. Cualquiera de estas ideas puede ser parte de la realidad de un argentino contemporáneo: los cinco son proyectos que se foguean por estos días en incubadoras o se aceleran a través de concursos locales.

Estas ideas promisorias avanzan sobre tendencias actuales relacionadas con Internet y la movilidad, y aspiran a adaptar los hábitos a las posibilidades que da la tecnología.

En la incubadora de la facultad de Ciencias Exactas de la UBA, toma forma un juguete revolucionario. Desde el año pasado, Pablo Feldman, Mariano Uccello y Ezequiel Glinsky trabajan en el proyecto Juguetes Robots QuKoX. Su diversa experiencia en la creación de una serie animada, administración de empresas, y computación y ciencia aplicada, convergió en una innovación: robots físicos programables por niños, con una plataforma virtual complementaria donde podrán jugar con réplicas virtuales de los robots. Este año, ICSA Ingeniería se sumó al proyecto que tiene por objetivo salir al mercado en el segundo semestre de 2014.

En Wayra, la incubadora de Telefónica, avanza I am at, definida como "una plataforma para la maximización de experiencias colectivas utilizando dispositivos móviles". Es una tecnología que favorece el intercambio de audio, video, imágenes, tuits y textos, desde una consola web. Sobre un evento se pueden, por ejemplo, crear figuras gigantes, traducciones simultáneas, encuestas en vivo y juegos grupales. La idea surgió en 2012 y ya cerró de palabra una ronda de inversión de US$ 750.000. "Una plataforma estándar se vende a organizadores de eventos, programas de TV o radio, o dueños de contenidos, que se relacionan con una audiencia. Ellos lo personalizan, definen la estética y aportan el contenido", explica Alfonso Amat, el joven al frente del proyecto. En Operación Triunfo , emitido por Telefé, "la gente podía interactuar desde una segunda pantalla; cuando las chicas cantaban, el público veía sus fichas, letras de canciones, participaba en trivias y votaba qué canciones quería escuchar". I am at incorporará pronto una función que habilitará compras online sobre lo que se vea en TV o se escuche en radio.

PatagonicLabs es otra de las empresas que quiere modernizar hábitos. El equipo, liderado por el ingeniero industrial Gastón Farías Bouvier, proviene en su mayoría del ITBA. La primera creación fue ControlHome, que permite controlar distintos artefactos del hogar a través de la línea del teléfono. La evolución de ese producto, WeHouse, los hizo acreedores del premio Desafío Intel, que los llevará a Silicon Valley. Esta tecnología domótica, que ya convocó a una primera ronda de inversores, consiste en una interfaz para operar de manera remota dispositivos de la casa o la oficina a través de un smartphone , tableta o PC, sin necesidad de instalar un router. Según Farías Bouvier, es una forma de "reinventar la casa inteligente". "La cafetera, el aire, el televisor o la luz pueden manejarse por el celular, gracias a un aparato con forma de cubo que los conecta Internet. Además, el sistema permite, por ejemplo, hacer un consumo eficiente de electricidad", explica Farías Bouvier, sobre WeHouse, que cuesta unos US$ 70 y se reserva en la Web.

Con el consumo de video online en crecimiento, la incubadora NXTP Labs incorporó a sus filas a Wideo, ganador de Red Innova en Madrid. La startup creó una herramienta online , una especie de software en Internet, que permite a inexpertos crear videos con animación. "Hay tres usos principales. Uno en pymes, para explicar proyectos y capacitar a empleados o hacer demos de productos. El segundo, en educación. Y el último, en cualquier ámbito social: la gente se manda mensajes de todo tipo. Un usuario, por ejemplo, le pidió casamiento a la novia con un Wideo", cuenta Agu De Marco, cofundador y CEO de Wideo, convencido de la efectividad de los mensajes "multisensoriales" con texto, imágenes, sonido y movimiento. En diciembre, el sitio presentó su versión beta, a prueba, al igual que su modelo de negocio freemium, con una versión paga que habilita descargas.

Wolox es un desarrollador de soluciones tecnológicas para emprendimientos que se forja en Baitec, la incubadora tecnológica del gobierno porteño. "Hacemos desarrollos a medida y a cambio pedimos un porcentaje de participación, de entre 4 y 8%", señala Nicolás Magni, uno de los siete fundadores. El servicio no consiste en una mera solución tecnológica, sino en una visión integral, para encaminar mejor los emprendimientos. Parte de eso es la validación de ideas con métricas reales, y el asesoramiento comercial y de comunicación. Entre sus licencias compartidas se inscriben Parkando, una app que indica dónde estacionar; y Maparia, diseñada para facilitar la búsqueda de inmuebles sobre un mapa. Wolox tiene buenos augurios de crecimiento: este año espera llevar la facturación desde $ 300.000, de 2012, hasta $ 800.000.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas