Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Le robaron el auto al papá de Renzo Antonelli

Haroldo Antonelli, el padre del niño trasplantado del corazón hace un mes, iba a llevar a su otro hijo al colegio cuando se dio cuenta de que su auto no estaba; el vehículo era modelo 88

Martes 02 de julio de 2013 • 15:59
0

Sin duda, se trata de una familia luchadora. Tras pelear por la vida de su hijo Renzo, ahora, una dificultad más se cruza en el camino de los Antonelli. Por la mañana, cuando Haroldo se disponía a llevar a su hijo mayor al colegio se dio cuenta de que le habían robado el auto. Los ladrones abrieron el portón y se llevaron el coche modelo '88.

Más allá de este contratiempo, Haroldo Antonelli se focaliza en Renzo. Informó en la página de Facebook "Todos por Renzo" que "está bien de ánimo, come, toma la mamadera".

Los creadores de la página, que se comunican regulamente con los familiares del pequeño, publicaron un extenso escrito del padre de Renzo, en donde contó que "estamos las 24 horas en el hospital; yo me quedo los fines de semana desde el viernes a domingo y mi señora en la semana, desde el domingo al viernes".

Renzo junto a sus padres antes de la operación
Renzo junto a sus padres antes de la operación. Foto: twitter.com/Olivia23Mar

"Renzo todavía está con la recuperación del habla, que aún no la recuperó al cien por ciento. Los médicos están muy contentos", dijo el padre del chico, y agregó que "tiene muchos cables, pero son todos para el control y monitoreo".

Antonelli contó que "Valentino, su hermano, aún no lo pudo visitar y no deja de pedir por verlo" aunque" no lo podemos ingresar a la terapia para que Renzo no se contagie nada, porque un resfrío le puede costar la vida, porque esta inmunosuprimido".

"Renzo demostró tener una fuerza increíble, pero los doctores son todavía muy prudentes, no hay una fecha aproximada de alta ni nada", dijo y agregó que "lo próximo es seguir esperando su evolución".

"Además le tuvieron que dar muchos paletazos para revivirlo y la herida del tórax se abrió un poquito y hay que esperar a que pasen los dolores", sostuvo Antonelli.

"Renzo está bien, se ríe, juega, baila acostado, todavía así porque pararse es un paso muy grande para él", finalizó sus palabras el papá del pequeño trasplantado.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas