Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La embajadora de EE.UU. se despidió con una crítica

"La vida argentina es complicada", dijo Vilma Martínez en un acto con 400 personas

Viernes 05 de julio de 2013
SEGUIR
LA NACION
0

Fueron apenas cinco palabras pronunciadas en un tono monocorde y en medio de un breve discurso. Pero resultaron más que suficientes para graficar con claridad la tensa relación que existe entre la Casa Blanca y el gobierno de Cristina Kirchner: "La vida argentina es complicada", dijo ayer Vilma Socorro Martínez, la embajadora norteamericana en Buenos Aires, en su despedida después de cuatro años en el país.

Como para que no quedaran dudas de que el vínculo entre Buenos Aires y Washington no pasa por el mejor momento, durante su discurso en el acto por los festejos del Día de la Independencia de su país, Martínez abundó en mensajes cifrados: "El origen de ciertos problemas [bilaterales] puede encontrarse en las diferentes interpretaciones de hechos básicos que los hacen difícil de resolver", sostuvo, frente a más de 400 invitados de todos los colores políticos, que se acercaron a la residencia para despedirla.

Luego, la embajadora habló de la búsqueda de una "relación madura" entre ambos países y destacó que durante su mandato trató de fortalecer los lazos diplomáticos. Pero no hizo mención alguna de los fuertes cortocircuitos que en los últimos tres años se produjeron entre los dos gobiernos.

Por tratarse de una embajadora que nunca fue adepta a la exposición pública, el mensaje de la embajadora Martínez causó cierta sorpresa entre los invitados a la fiesta de Estados Unidos. Por ejemplo, llamó la atención entre varios diplomáticos y empresarios aquel pasaje del discurso en el que dijo: "Aprendí a apreciar las complejidades de la sociedad y de la política argentina, y que el origen de ciertos problemas puede encontrarse en las diferentes interpretaciones de hechos básicos que los hacen difíciles de resolver".

Inmediatamente, y como para darle un tono optimista al diagnóstico que trazó de sus complejos años en Buenos Aires, la embajadora Martínez destacó: "Pienso que podemos superar los desafíos que tenemos por delante porque son muy importantes para la prosperidad de ambas naciones. Ésta es la manera en que mantenemos vivos nuestros lazos".

No hizo falta que la embajadora de Estados Unidos recordara los episodios de tensión que vivió con la Casa Rosada durante su paso por Buenos Aires. Por poner sólo algunos casos: el episodio que protagonizó el canciller Héctor Timerman en febrero de 2011 en Ezeiza, cuando incautó material de un avión militar norteamericano que había llegado para dar cursos de adiestramiento a la Policía Federal; el escándalo por los cables de WikiLeaks, que tensó aún más el vínculo diplomático entre ambos países, y la decisión de Washington de juntarse con otros 40 países para presentar quejas formales ante la OMC por las trabas a la importación de productos. Precisamente, esas quejas estaban dirigidas a la política comercial del Gobierno que pone en práctica el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, que ayer protagonizó un incidente con periodistas de Clarín en la misma residencia de la embajadora norteamericana.

Relación comercial

Cuando le tocó hablar de las relaciones comerciales con la Argentina, la embajadora de Estados Unidos prefirió usar un eje positivo: resaltó que su país es el cuarto comprador, el tercer proveedor y el principal inversor de la Argentina, con inversiones directas de más de 15.000 millones de dólares, que generan más de 170.000 puestos de trabajo.

A su vez, en el balance de su paso por la Argentina, Martínez evaluó que trabajó por "una relación madura" entre ambos países, tratando de enfocarse en "intereses sólidos a más largo plazo". También la embajadora norteamericana resaltó que desde su puesto buscó fortalecer la relación entre la Argentina y Estados Unidos, identificando y colaborando en áreas de interés mutuo. Así, recordó la visita de la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, de la ex secretaria de Trabajo Hilda Solís y de cinco jueces de la Corte Suprema de los Estados Unidos, además de diversas delegaciones del Congreso con integrantes de ambos partidos políticos.

Vilma Martínez presentó sus credenciales el 18 de septiembre de 2009, cuando Jorge Taiana era canciller y Cristina Kirchner y Néstor Kirchner ya habían protagonizado una dura pelea por el caso del valijero Guido Antonini Wilson. Pero ayer no quiso abundar demasiado en los malos recuerdos. Aunque no por ello no se mostró realista a la hora del balance de su mandato: "Sabemos que apreciar el cuadro general, a veces, no es tan fácil como parece", reconoció.

En la residencia de la embajadora norteamericana hubo ayer referentes de todos los colores políticos: estaban desde el radical Julio Cobos hasta los intendentes Jorge Macri y Gustavo Posse; los diputados del PJ disidente Ramón Puerta y Eduardo Amadeo; Patricia Bullrich; Carlos Brown, y Norma Morandini, entre otros. También había referentes del empresariado, como el CEO del Grupo Macro, Jorge Brito; el presidente de Aeropuertos Argentina 2000, Eduardo Eurnekian; el CEO del Sheraton Pilar, Gustavo Cinosi, y el presidente de la CAME, Osvaldo Cornide. También estuvieron los embajadores de Alemania, Bélgica, Japón, Tailandia, Colombia, Polonia y Holanda, entre otros.

Dos días antes de la ceremonia de ayer, la Cancillería había despedido a Martínez en un modesto acto en el que no estuvo el canciller Timerman. En cambio, el vicecanciller, Eduardo Zuaín, señaló que la embajadora norteamericana "contribuyó durante su gestión, a través de un diálogo constructivo, a consolidar una relación madura y sincera".

Un discurso y muchos mensajes

La despedida de la embajadora de Estados Unidos

Vilma MartínezEmbajadora de EE.UU.

"En estos últimos cuatro años, hemos trabajado en pos de una relación madura entre ambos países"

"La vida argentina es complicada. Aprendí a apreciar las complejidades de la sociedad y de la política argentina"

"Podemos superar los desafíos que tenemos por delante porque son muy importantes"

"Durante mi estadía en Argentina, hemos fortalecido la relación entre Argentina y Estados Unidos"

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas