Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Protesta

Por falta de médicos, cerraron la guardia del hospital Eva Perón de San Martín

Buenos Aires

Denuncian que se repiten los casos de violencia en contra de los profesionales y que también escasean los insumos; promesas de soluciones

Por   | LA NACION

La situación de emergencia por la que atraviesa el hospital provincial Eva Perón de San Martín, como consecuencia de la falta de profesionales, la escasez de insumos y los problemas edilicios y de seguridad, es de tal gravedad que los médicos y enfermeros decidieron ayer cerrar la atención en la guardia, una medida extrema que afecta al "corazón" del centro de salud, hasta tanto haya respuesta a sus reclamos.

"Es lo último que queríamos", resaltaban los profesionales consultados por LA NACION. Ayer por la mañana, el hospital y sus pasillos amanecieron empapelados con improvisados carteles que los médicos nunca pensaron que tendrían que colgar: "Guardia cerrada". Así, alertaban a los pacientes que no podrían ser atendidos.

Raúl Ozan, jefe de Emergencias de la guardia del Eva Perón, recorría apesadumbrado los pasillos del hospital. Dice que en los 25 años que trabaja allí nunca le tocó vivir una situación de crisis similar, al punto de dejar al nosocomio sin la guardia externa.

En el Evita, al parecer, lo que sobran son problemas y lo que falta es personal. "Necesito, como mínimo, una planta de 200 personas para la guardia, pero faltan 45 nombramientos. Esto, sumado a los profesionales que se enferman o están de licencia por algún motivo imprevisto, no alcanza", se quejó el médico.

Una semana atrás, la guardia del centro sanitario no contó con médico clínico ni con psiquiatra para la atención de urgencia, contó Ozan. Como si fuera poco, prosiguió en su relato, los reemplazos que cubren parte de esos puestos vacantes no sólo son insuficientes, sino que no cobran sus sueldos.

Infraestructura deficiente

A un lado del hospital, considerado de alta complejidad, se erige lo que sería la nueva sala de guardia. Se suponía que a estas alturas de 2013 la obra estaría finalizada, pero hasta el momento es sólo un esqueleto.

El jefe de guardia prefería no pensar mucho al respecto. "Me deprime mucho. Sería un lugar ideal para trabajar, un orgullo", resaltó Ozan mientras miraba con nostalgia al abandonado lugar.

Basta recorrer la actual sala de atención para comprender el sentimiento del médico. Camillas tajeadas, instrumentos en reparación y puertas rotas por los pacientes, entre otras deficiencias, forman parte del presente de la guardia.

La ausencia de un buen servicio de limpieza generó, en tanto, que un enfermero se ocupara personalmente de higienizar las cortinas que cubren los 13 cubículos donde se curan a los enfermos.

Las pancartas con las leyendas "Crisis en la guardia" y "Falta de profesionales" decoraban la vacía sala y, por lo menos hasta el cierre de esta edición, la guardia permanecía inactiva.

En pocas ocasiones se había optado por tal medida y siempre había sido como último recurso. De hecho, y aunque estos reclamos no son nuevos, las recientes protestas consistían en la paralización de la atención programada en consultorios, pero no así en la guardia.

Para completar con la suspensión de la atención primaria, las autoridades se comunicaron previamente con la red sanitaria, el PAMI y los servicios de ambulancias para que se abstuvieran de derivar pacientes a este establecimiento.

El secretario general de la Cicop y médico del Eva Perón, Guillermo Pacagnini, fue contundente: "Esta medida de fuerza adoptada en el corazón del hospital marca la gravedad del problema".

Como en la mayoría de los hospitales, la cuestión de la seguridad también es un punto esencial en el centro de salud de referencia del distrito de San Martín. Casi a diario, los médicos denuncian que sufren la agresión de pacientes o de sus familiares, las peleas entre grupos antagónicos y robos. Dicen también que falta personal de vigilancia. Y aunque en la guardia fue instalado un botón antipánico, los médicos dicen que no evita los hechos de violencia.

Estos problemas fueron planteados ayer ante el ministro de Salud provincial, Alejandro Collia, en su despacho en La Plata. Pacagnini dijo que el próximo lunes se constituirá una mesa técnica en el hospital para tratar, junto a la asamblea de médicos y enfermeros, las propuestas presentadas por el funcionario.

"Nos prometió que se retomará la obra de la nueva guardia a partir de agosto, nos propuso un plan de pago para cumplir con las deudas y ofreció nombrar un 50% de profesionales de los que estamos reclamando", explicó el gremialista.

Un hospital en crisis

La provincia promete obras y algunos nombramientos

  • Raúl Ozan
    Jefe de guardia
  • "Para que esta guardia funcione se necesitan 200 personas; pero me faltan 45"
  • "La semana pasada nos quedamos sin médico clínico y sin psiquiatra"
TEMAS DE HOYArgentina en defaultInflación y preciosLey de abastecimientoConflicto en Medio Oriente