Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Piden investigar organizaciones detrás de los "manteros" en vez de perseguir a los vendedores

Lo solicitó un fiscal que desistió de procesar a personas que vendían objetos en la vía pública; el dictamen no avala la continuidad de la comercialización de productos imitados

Miércoles 10 de julio de 2013 • 16:16
0

Un fiscal pidió que en lugar de perseguir a los vendedores ambulantes, se debería investigar a las organizaciones que están detrás de los "manteros" .

Fuentes judiciales informaron a DyN que el fiscal de Casación Penal, Javier De Luca, desistió de procesar a manteros por la venta de objetos no originales en la vía pública y propuso en cambio avanzar contra "las organizaciones que están detrás de la producción".

"La acción de las autoridades en casos como el presente se limita a la detección y represión de los llamados manteros o vendedores ambulantes de objetos falsificados, a sacarlos de circulación e incautarse de la mercadería, sin realizar el más mínimo esfuerzo perquisitivo para proseguir hacia arriba en la línea o pirámide delictiva", criticó.

Un fiscal pide que se investigue a las organizaciones detrás de los "manteros" en lugar de perseguir a los vendedores ambulantes
Un fiscal pide que se investigue a las organizaciones detrás de los "manteros" en lugar de perseguir a los vendedores ambulantes. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez

Según un dictamen, esa conducta, omitida por la Justicia, permitiría "descubrir y desbaratar a las organizaciones que están detrás de la producción de estos productos imitados que, precisamente, emplean a personas de bajos recursos económicos, sociales y culturales para llevar adelante su comercialización ilegal".

Los eslabones más débiles

"Todo se reduce a lo mismo que ha ocurrido con la llamada 'lucha contra las drogas', donde se ha teorizado inclusive que debe perseguirse a los consumidores porque, al ser los últimos eslabones de la cadena delictiva, con su represión se 'atraerán' (tirando de esa cadena, valga la redundancia) hacia nosotros a los productores y comercializadores", comparó.

El fiscal aclaró en el dictamen que no avala la continuidad de la venta de productos imitados y consideró que deben ser sacados de circulación.

"No se cuestiona la antijuridicidad de la conducta del vendedor ambulante, lo cual justifica y legitima la coacción directa administrativa del secuestro y decomiso de los objetos falsificados, sino que se pone de manifiesto que esa conducta de puesta en venta de esas cosas muebles 'truchas' genera en sí misma una lesión ínfima al bien jurídico", puntualizó en el documento.

El funcionario judicial sostuvo también que vender objetos falsificados no es un delito comprendido por la ley federal de marcas, sino que debe encuadrarse como delitos de la ley de propiedad intelectual, por lo que es competencia nacional y no federal.

De Luca resolvió de este modo desestimar la posibilidad de mantener el recurso de apelación contra el sobreseimiento del vendedor ambulante Jorge Villanueva González.

En este caso, consideró, el vendedor ambulante no cometió ninguno de "los delitos contemplados en la ley federal de marcas, por la insignificante lesión al bien jurídico que ellos pretenden proteger".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas