Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Presidentes

Snowden y el espionaje acaparan la cumbre del Mercosur en Uruguay

Política

Con la firme decisión de elevar un duro reclamo a Estados Unidos por las denuncias del supuesto espionaje de sus servicios de inteligencia en varios países de América latina y con la destacada presencia del presidente de Bolivia, Evo Morales, para repudiar la detención de su avión en Europa por el caso del ex agente de la CIA Edward Snowden, la cumbre de presidentes del Mercosur que empieza hoy en Montevideo relegará a un segundo plano los conflictos domésticos del bloque regional.

Los cancilleres de Uruguay, Brasil, la Argentina y Venezuela se reunirán desde este mediodía en Montevideo para empezar a dar forma a un documento que firmarán mañana los presidentes del Mercosur. La idea es exigir a Washington que explique el supuesto caso de espionaje cibernético que habría realizado en varios países latinoamericanos, según consignó el diario brasileño O Globo.

"Habrá una postura uniforme para repudiar con fuerza a Estados Unidos y exigir una disculpa pública a los países europeos que frenaron un vuelo del presidente de Bolivia", dijo ayer a LA NACION un funcionario de la Cancillería. Algo de esto adelantó la presidenta Cristina Kirchner en el acto por el Día de la Independencia que encabezó en Tucumán. Evo Morales será, así, el invitado y la estrella central de la cumbre de presidentes, aunque también fue invitado su par de Honduras, Porfirio Lobos.

Ayer, el canciller Timerman adelantó que desde el Mercosur se está "exigiendo a Estados Unidos que dé a conocer lo que llevó adelante, que pida las disculpas correspondientes y corrija sus errores", enfatizó.

Así, el caso Snowden acaparará la atención de la cumbre y de esta manera es muy probable que tras el documento final se tense aún más la relación del Mercosur con Washington y con la Unión Europea (UE). Todo indica que las diferencias que mantienen los países del ALBA con Estados Unidos se trasladarán al Mercosur y los cortocircuitos que tiene el bloque regional con la UE por no arribar a un acuerdo de libre comercio se profundizarán aún más desde el plano político.

Ayer, el ministro de Planificación, Julio De Vido, pareció abonar la teoría del boicot contra Estados Unidos al sostener que se hace necesario "repudiar" el "silencio cómplice" de quienes "no hacen ningún comentario" sobre las revelaciones de espionaje de Estados Unidos hacia la Argentina.

En principio, la política doméstica del Mercosur quedará relegada al debate sobre la reincorporación o no de Paraguay al bloque luego de que fue suspendido por la destitución del entonces presidente Fernando Lugo. No habrá presencia de Asunción en la cumbre que comienza hoy en Montevideo. Tanto el actual presidente paraguayo, Federico Franco, como el jefe de Estado electo, Horacio Cartes, que asumirá el próximo 15 de agosto, adelantaron que no aceptarán volver al Mercosur si el bloque decide darle la presidencia pro témpore a Venezuela en lugar de a Paraguay, como querían.

Ayer, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, trató de calmar los ánimos de Paraguay al sostener que su país impulsará desde la presidencia pro témpore del Mercosur la reincorporación de Paraguay al bloque regional. Pero esta posición no cambiará el malestar paraguayo, que quería reingresar con la presidencia del bloque en la mano. Sucede que al quedar suspendido Paraguay del Mercosur no pudo asumir la presidencia del bloque en este semestre y ahora Uruguay cederá ese mandato para lo que resta del año a Venezuela.

Quizás para darle un sustento mayor a la cumbre de Montevideo y justificar hacia adentro su realización, el presidente uruguayo, José Mujica, propondrá a los países miembros del Mercosur establecer un arancel externo común especial para los productos chinos..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYElecciones 2015Elecciones en BrasilElecciones en UruguayReforma del Código Penal