Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Mercado cambiario / Día de furia para el secretario de Comercio

Nervioso por el aumento del blue, Moreno intentó frenar los negocios de bonos contra dólar

Economía

Buscó paralizar las operaciones con títulos que determinan el precio del dólar arbitraje para enfriar la renovada presión sobre el paralelo, que ayer trepó a $ 8,35

Por   | LA NACION

Los precios "libres" del dólar, aquellos que se pactan entre privados, consolidaron ayer su tendencia al alza al avanzar, según la variante que se considere, de 13 a 15 centavos (1,5%) estirando de este modo su ganancia semanal a entre 38 y 40 centavos (del 5% promedio).

La recuperación en las cotizaciones se sostuvo firme durante todo el día, pese a que recrudecieron las presiones oficiales para tratar de mantenerlas bajo control toda vez que en el Gobierno entienden que cualquier nueva escalada en los precios del paralelo o del dólar fuga erosionaría gravemente las chances de éxito de un inédito blanqueo de capitales exclusivo para las tenencias no declaradas de divisas al que ya le cuesta atraer adhesiones.

De hecho, el Certificado de Depósito para Inversiones (Cedin), que el Gobierno diseñó como un sucedáneo del dólar (llegando al extremo de apelar a la fórmula de la convertibilidad -por cada certificado en la calle tiene que haber igual cantidad de dólares depositados en un banco-) no logra instalarse como moneda, dado que ninguno de los aproximadamente 80 Cedin emitidos hasta el cierre de esta edición cambió de manos en el mercado secundario.

Los únicos que lo hicieron, los primeros traspasos se verificaron ayer, fueron sólo para que quien los aceptó como medio de pago pida en ese mismo acto los billetes.

Esto parece indicar que, pese a que hasta lo pintaron de verde, el Cedin tiene más posibilidades de ser exitoso en su objetivo de ayudar a reactivar el mercado inmobiliario que de instalarse como una nueva cuasimoneda o ayudar a detener la hemorragia de reservas del BCRA.

Los operadores indican que la escalada del dólar está motorizada por factores estacionales, en alusión a la liquidez "extra" que recibieron los asalariados por el pago de aguinaldos y una demanda fortalecida por los viajes relacionados con el receso invernal. De hecho, los ajustes en los precios comenzaron a verificarse desde hace dos semanas, aunque fueron "tomando envión" con el correr de las jornadas cuando los ajustes superaron el 1% diario.

De hecho, el pasado viernes el paralelo (o dólar negro) cotizaba a $ 7,97 y ayer cerró a $ 8,35. "Es lo de siempre. Gente que compra porque sí y otra porción que lo hace porque hizo el trámite correspondiente ante la AFIP y, en el mejor de los casos, le habilitaron la compra de mucho menos de lo que cree necesitará para sus gastos vacacionales en el exterior. Unos y otros terminan en una cueva o con un cambista amigo", relató un agente cambiario.

Orden: no operar contra divisas

Paralelamente, el dólar fuga o "contado con liquidación" (cotización que surge de la diferencia de precios en que se realizan las compras o ventas de activos bursátiles aquí y en el exterior) escaló en el mismo lapso de $ 7,92 a 8,33.

Ambos aumentos generaron la ira del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien, según sus interlocutores en el sector, "actúa cual si la suerte del blanqueo definiera la propia". "Hace dos días que llama «sacado». Pero lo de hoy ya es mucho más peligroso", explicó un agente del Mercado de Valores de Buenos Aires.

Aludía a la "orden" que el funcionario impartió para que, ayer, se suspendieran todas las operaciones de títulos que involucren moneda extranjera. Al parecer fue tan persuasivo que fueron las autoridades de esa entidad los encargados de impartir esa directiva entre sus asociados con una recomendación especial de que sea "observada".

La intención de Moreno era lograr aquello que más de una vez obtuvo entre los cambistas: un feriado cambiario de hecho para este segmento de mercado. "Si te fijás en la pizarra de la Bolsa, vas a descubrir que casi no hubo cotizaciones C o D", confió a LA NACION otro operador.

Las cotizaciones "C" refieren al contado con liquidación. Las "D", habitualmente levemente inferiores a éste, a lo que en el mercado denominan el "dólar blanco": la transferencia de dólares entre dos partes utilizando como vehículo para ese traspaso legal a un bono en dólares, lo que le evita al vendedor la pérdida del 50% que afrontaría de liquidarlos al tipo de cambio oficial.

Esta vez, Moreno logró paralizar esa actividad, aunque sólo acotadamente. Después de todo, el empeño que puso en ello en las últimas 48 horas encendió las alarmas de los operadores del sistema bursátil. "¿No estarán pensando en prohibir el contado con liquidación como en Venezuela?", se interrogaban ayer advirtiendo que una medida de ese tipo precipitaría los tiempos de la crisis cambiaria..

TEMAS DE HOYLa mafia de los medicamentosInseguridadCristina KirchnerElecciones 2015