Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El escándalo de espionaje / Nuevo pedido de asilo a Rusia

En otro capítulo del thriller, el topo reapareció y acusó a EE.UU.

El Mundo

Snowden denunció una "campaña ilegal" de la Casa Blanca para evitar que un país le dé refugio

 
 

MOSCÚ.- El thriller de espionaje que sacude a Estados Unidos, Europa y América latina tuvo ayer un nuevo capítulo.

Luego de casi tres semanas de misterios y especulaciones, el ex agente de la CIA Edward Snowden reapareció ayer, en la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú, para acusar a Estados Unidos de emprender una "campaña ilegal" en su contra y pedir asilo a Rusia, con el propósito de poder viajar luego a América latina, donde Bolivia, Nicaragua, Venezuela y Ecuador le ofrecieron refugio.

Si bien la respuesta a esa solicitud se conocería dentro de dos o tres semanas, la Casa Blanca advirtió al Kremlin que, "brindarle una plataforma de propaganda al señor Snowden [buscado por la justicia estadounidense por revelar un gigantesco programa de espionaje], sería contrario a las declaraciones previas del gobierno ruso sobre la neutralidad de Rusia". Horas después, el presidente Barack Obama telefoneó a su par ruso, Vladimir Putin, para expresarle la preocupación de su gobierno sobre el manejo de Moscú en el caso.

En un comunicado divulgado tras un encuentro que Snowden mantuvo con organizaciones de derechos humanos en el aeropuerto moscovita de Sheremetievo, donde se encuentra atrapado desde el 23 de junio, el topo escribió: "Les pido su ayuda (...) para poder ir de forma segura a América latina y pido asilo político a Rusia para que mi viaje sea realizado en la legalidad".

Según uno de los participantes de la reunión, a cambio del asilo, Snowden "prometió no perjudicar más al gobierno norteamericano" , una condición que Rusia ya le había solicitado al ex contratista para poder ayudarlo.

Precisamente bajo esa condición de que no siguiera dañando a Estados Unidos con sus revelaciones, Putin le había ofrecido asilo a Snowden el 1° de julio. Sin embargo, un día después se informó que el ex técnico había rechazado la oferta.

El Kremlin volvió a poner ayer esa condición para concederle refugio: "El ex técnico de la Agencia Nacional de Seguridad [NSA, por su sigla en inglés] debe renunciar por completo a nuevas revelaciones que puedan causar daños a Estados Unidos", dijo Dimitri Peskov, vocero de Putin.

Snowden, que finalmente habría aceptado esos términos, aprovechó también su mensaje para denunciar "la campaña de persecución" que Estados Unidos desató en su contra, con el fin de impedir que un país le conceda refugio.

"En las últimas semanas, hemos sido testigos de una campaña ilegal por parte de funcionarios del gobierno estadounidense para negar mi derecho a buscar asilo", escribió. "La escala de comportamiento amenazante no tiene precedentes", agregó el ex espía, que recordó el incidente que sufrió el presidente Evo Morales, cuyo avión se vio obligado a aterrizar en Austria después de salir de Moscú, en medio de sospechas de que Snowden estaba a bordo. El incidente provocó acusaciones de que Washington había pedido a los países europeos prohibir que el vuelo pasara por su espacio aéreo.

"Nunca antes en la historia los Estados conspiraron para obligar a aterrizar el avión de un presidente soberano para efectuar la búsqueda de un refugiado político", apuntó Snowden, de 30 años.

El incidente que sufrió Morales se enmarca dentro de una fuerte campaña diplomática que lanzó la Casa Blanca para frustrar los intentos de Snowden de encontrar asilo político en América latina.

Según reveló ayer el diario The New York Times, Estados Unidos aumentó la presión política sobre potenciales países que otorgarían asilo a Snowden, indicando a sus embajadas en la región que comuniquen a los gobiernos que darle refugio "a un traidor" tendría graves consecuencias para las relaciones bilaterales.

En este contexto, incluso el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, telefoneó al presidente ecuatoriano, Rafael Correa, para pedirle que no le concediera asilo a Snowden.

"Los intentos de presionar a otros gobiernos, orientados a bloquear los esfuerzos de Snowden para conseguir asilo, son lamentables", denunció ayer el director de Amnistía Internacional (AI), Sergei Niktin, una de las personas que se reunió con Snowden.

A la espera de una respuesta de las autoridades rusas, el topo agradeció ayer la solidaridad de Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Ecuador, que manifestaron su disposición a concederle asilo. "Pese a esta histórica y desproporcionada agresión, países de todo el mundo me han ofrecido apoyo y asilo. Esas naciones tienen mi gratitud y respeto por ser los primeros en poner un alto a la violación de los derechos humanos", escribió.

Las revelaciones de Snowden han generado preocupaciones entre los estadounidenses sobre espionaje doméstico y han tensado las relaciones con algunos aliados de Estados Unidos.

Agencias AP, DPA, AFP, EFE y Reuters.

Del editor: cómo sigue.
El futuro de Snowden se ve oscuro: ningún país, ni siquiera Ecuador, Rusia o Venezuela, parece dispuesto a hacer todo lo posible para asilarlo

TEMAS DE HOYElecciones 2015Choque de tren en OnceQuita de subsidiosInseguridadNarcotráfico