Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Escándalo de espionaje / La reacción en América Latina

Fuerte ofensiva del Mercosur contra Washington: lo denunciará ante la ONU

El Mundo

MONTEVIDEO.- Hubo discursos uniformes y de fuerte tono antiimperialista con cierta nostalgia setentista.

Los presidentes de los socios del Mercosur firmaron ayer un duro documento en el que exigieron a Estados Unidos que explique los alcances del supuesto espionaje que el gobierno norteamericano habría realizado en varios países de América latina, como denunció el ex contratista de la CIA, Edward Snowden.

No sólo esto: anunciaron que llevarán este reclamo al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) y reforzaron la decisión de defender el derecho de asilo que podrían darle al espía norteamericano, hoy en la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú.

La llegada del presidente de Bolivia, Evo Morales, a esta ciudad para participar de la cumbre del Mercosur también le dio al encuentro un alto impacto político internacional. Los jefes de Estado del bloque regional sumaron otro documento en el que calificaron de "actitud colonialista" la decisión de Francia, España, Italia y Portugal de impedirle el paso al avión del presidente de Bolivia ante las sospechas de que llevara escondido a Snowden hace diez días. En el documento aprobado ayer los presidentes respaldaron la denuncia que Morales hará al Comisionado de la ONU por los Derechos Humanos.

Bien temprano empezaron las deliberaciones en el Edificio Mercosur y, con el tono campechano que lo caracteriza, el presidente uruguayo, José Mujica, habló de la situación del bloque en general y abrió el debate para discutir el caso de espionaje de Estados Unidos.

Los presidentes del Mercosur y varias delegaciones invitadas escucharon el relato que hizo Morales sobre su periplo en Europa. "¿Se imaginan qué hubiera ocurrido si Austria no me daba el aterrizaje y me quedaba sin gasolina en pleno vuelo?", les preguntó Morales a sus pares con tono desesperado.

Todos oían perplejos cuando contó que, en su regreso de Moscú, se enteró en medio del vuelo que no lo dejaban sobrevolar Italia, Portugal y Francia. "Estoy convencido de que detrás de eso estaba Estados Unidos y de que todo este espionaje internacional es para dominarnos", arengó el presidente boliviano.

Lo que llegó después fue una catarata de discursos antiimperialistas de duro tono político. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que ayer asumió la presidencia pro témpore del Mercosur adelantó las propuestas para repudiar a Estados Unidos y a los países europeos. Utilizó un lenguaje propio del chavismo para atacar a Washington y repudiar el espionaje.

En el mismo tono de críticas, Cristina Kirchner admitió que no vuela a algunos países europeos con el avión oficial, ya que "algún juez" podría "disponer de un embargo" (ver aparte). Luego se solidarizó con Morales al expresar que "hay nuevas formas de colonialismo, más sutiles que hace dos siglos, pero todavía hay gente que quiere vernos desunidos".

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, también se sumó a los reclamos. Dijo que su gobierno quiere que Estados Unidos le explique sobre las denuncias de espionaje en su país, y añadió: "Todos merecemos los esclarecimientos que estamos pidiendo. Es el deber que todo Estado tiene de proteger a sus ciudadanos". Fue la misma presidenta de Brasil la que pidió incluir en el texto que finalmente se firmó que haya un pedido especial de aclaración a Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de la ONU teniendo en cuenta que en agosto próximo la Argentina presidirá temporalmente ese espacio.

Luego de más de tres horas de deliberaciones, los presidentes emitieron varios documentos vinculados al caso Snowden.

En uno de ellos exigieron promover una gestión conjunta de los cancilleres del Mercosur ante el secretario general de la ONU para informar sobre los hechos de espionaje denunciados y solicitaron mecanismos de prevención y sanción a nivel multilateral. También se planteó llevar estos pedidos a la Asamblea General de la ONU.

El documento que vislumbra un eventual asilo para Snowden en América latina no lleva nombre y apellido. Pero está claro que esa resolución fue dirigida a su caso. Allí se pide "destacar el compromiso histórico de todos los países latinoamericanos con el derecho de asilo" y se planteó "reafirmar el derecho inalienable de todo Estado de conceder asilo"..

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsConflicto en Medio OrienteAmado Boudou procesadoThomas Griesa