Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Caso Ángeles Rawson: María Elena Leuzzi dijo que está amenazada

Seguridad

La Titular de la Asociación de Víctimas de Violación (Avivi) dijo que iba a presentar las denuncias ante el juez; hoy declaraba nuevamente como testigo

La causa que investiga el crimen de Ángeles Rawson sigue incorporando ampliaciones de testimonios. Hoy volvieron a ser llamadas a declarar ante el juez Javier Ríos Dominga Trinidad Torres, la empleada doméstica de la familia de la adolescente asesinada, y María Elena Leuzzi, titular de la Asociación de Víctimas de Violación (AVIVI).

Leuzzi denunció hoy que está amenazada y, en declaraciones a la prensa en la puerta de Tribunales, aseguró que trajo en su cartera las denuncias para aportárselas al juez.

"Si esto sirve para aclarar qué es lo que pasó con Angeles, estoy dispuesta a brindarle al juez todo lo que me pregunte", señaló la mujer, según consignó Télam.

Además, afirmó a la prensa que cree que la convocaron a declarar para que explique el episodio del hallazgo de un juego de llaves que, supuestamente, le dijeron que pertenecía a Angeles.

"Vi las llaves en la mesa que estaba en la entrada. Cuando veo que empezó a entrar gran cantidad de gente, las corrí, no vi dónde colgarlas y entonces le dije al hermano Axel `querido por qué no guardás estas llaves que se van a perder con tanta gente, pensado que podían ser las llaves de la entrada principal, a lo cual el nene las miró y me dijo `son las de Angeles", explicó.

"Yo no le di importancia en ese momento, no fui a investigar, fui a colaborar pensando que había una nena violada y muerta", afirmó Leuzzi, quien sabe que con ese dato que aportó en su momento a la fiscal Paula Asaro, se pensó que Angeles había llegado a su casa, aunque después se aclaró que las llaves que aquel día llevaba la víctima continúan desaparecidas.

Tras aclarar que su intención no era "contaminar" la causa, manifestó algunas actitudes que notó extrañas en la familia.

"Yo no fui a hacer una investigación pero si me preguntan qué me llamó la atención, fue la paz que tenía esa mamá. Yo pensaba para mis adentros `pobrecita, cuando se dé cuanta lo que realmente le ha pasado a su hija", comentó.

Luego, la titular de AVIVI se refirió al padrastro, Sergio Opatowski.

"Al padrastro lo vi muy nervioso, con los ojos fuera de sí. Entraba y salía permanentemente, fumaba mucho", señaló.

"Su hermano Juan Cruz estaba muy quebrado, es más, en un momento, mi hija lo sentó en la vereda porque no lo podíamos sostener porque es grandote", agregó.

Sobre el hermanastro de la víctima, Axel, comentó que "es el que a pesar de que hacía bastante calorcito, estuvo todo el tiempo con una campera polar subida hasta el cuello con las mangas abajo".

Declara la mucama

Torres es una de las testigos clave de la causa porque ella es quien aseguró que Ángeles nunca llegó al departamento de la planta baja "A", donde la empleada estaba trabajando.

Miguel Ángel Pierri y Marcelo Biondi, defensores de Mangeri, tienen dudas respecto de si la mucama llegó a las 8.45 como declaró o si lo hizo más tarde. Pierri dijo públicamente que por los datos que tiene de la tarjeta SUBE de Torres, la empleada jamás pudo haber llegado antes de las 10 de la mañana al edificio de Palermo desde la localidad bonaerense de González Catán, donde vive.

"Si Dominga se mantiene en su primera declaración, nosotros tenemos 12 horas de tape de Dominga en distintos medios, donde ella da tres versiones distintas. Por supuesto que lo que vale es la declaración ante el juez, pero queremos saber por qué en 20 días dijo tres cosas distintas", manifestó el abogado esta mañana ante la prensa.



REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYArgentina en defaultInflación y preciosLey de abastecimientoConflicto en Medio Oriente