Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Graf story

Magia en un cabaret de lujo

Espectáculos

Un show de variedades y gastronomía, en el Tattersall de Palermo, convoca la memoria del famoso circo Sarrasani

Por   | LA NACION

Si el lujo es una forma de rendir homenaje, nada mejor planificado para recordar aquel que fuera un emblema dentro del circo. Luego de varios años de ausencia, el nombre del famoso circo Sarrasani vuelve para presentar Graf Story , una especie de show de vari e té, en el que conviven gastronomía, música y entretenimiento. El lujo es protagonista en este regreso, por el lugar en donde está situado y por la ambientación. Las tradicionales gradas son sustituidas por mesas con pétalos de rosa e iluminadas con candelabros. Una etérea atmósfera de humo y bellas bailarinas dan la bienvenida mientras el público se acomoda en sus lugares. Todo indica que esta cena bajo las luces de la carpa no será una más, los dos escenarios: uno al centro y otro al frente así lo confirman. Aquel que espere sentir de nuevo la magia que se vivía en los circos de antaño no saldrá defraudado, aunque esa magia provenga de recursos diferentes a los de un circo tradicional.

Como la figura central de Graf Stor y está Eugeny Voronin, ilusionista y cómico ucraniano quién junto a la contorsionista rusa Svetlana Perekhodova y la cantante inglesa Melanie Stace protagoniza un triángulo amoroso de dos horas y media de duración. En esta particular historia, un conde resucita para darle vida a una muñeca que guarda en una maleta y para traer al mundo real a una cantante atrapada en una película muda. Esto lo logra por medio de su talento para la magia y el ilusionismo. Como maestro de ceremonias surge el comediante alemán Matt De Kran, quien dirige el show en castellano e inglés, y apoyado en su carisma.

El verdadero circo

En medio de todo ese vaudeville, el espectáculo circense queda rescatado por los equilibristas, contorsionistas y acróbatas, quienes entre canciones y trucos de magia se lucen demostrando una gran maestría.

Como un ángel blanco, el ruso Oleg Izossimov asombra al brindar una demostración de control absoluto al hacer todo tipo de movimientos parado de manos sobre dos varillas metálicas y una plataforma giratoria. El dúo nostalgia, formado por los rusos Elena y Vadim, son dos pájaros que por momentos parecen uno solo volando en el trapecio. La sensualidad y el erotismo hacen su aparición con el dúo de acróbatas norteamericanos Nicolas y Ludivine mediante una atrevida coreografía que desafía la fuerza de la gravedad. La pareja formada por Sandra Feusi y Sam Payne le rinde homenaje al tango y lo bailan con una perfección que hacen olvidar que lo ejecutan deslizándose arriba y abajo alrededor de un tubo. Los últimos en lucirse son el ruso Rustam Tsodikov y la ucraniana Elena Gatilova, cada uno haciendo su número, uno con cuerdas como soporte y la otra con el aro demostrando gran técnica, físico y coreografía. Al ver a estos artistas, el título de circo no es sólo recuerdo, es realidad.

Una excelente orquesta, la Sarrasani, es la conductora del ritmo del espectáculo, desde el agitado tempo con el que numerosos mozos entran casi en simultáneo para servir los platos (entrada, principal y postre) hasta para propiciar un ambiente más calmado para disfrutar de la cena.

A lo largo de la noche, los protagonistas de la historia amorosa también demuestran sus talentos. Voronin tiene un dominio de la mímica y la gestualidad que convierte en entretenidos los números de magia, Perekhodova en su papel de muñeca se contorsiona de tal manera que lleva a creer que su hogar es esa maleta de la que salió y Stace, la bella cantante que se deja seducir por el conde y es quién aporta la parte glamorosa al show interpretando numerosas canciones de amor.

Una vez resuelto el enredo amoroso, con la despedida de la troupe concluye una noche de elegante y lujoso cabaret al que también podría llamarse espectáculo de vaudeville francés o quizá show de crucero. Lo que sí es cierto es que el recuerdo del Sarrasani quedó satisfecho entre plumas, brillos y talentos.

  • Graf Story
    Presentado por el circo Sarrasani
    Tattersall de Palermo, Avenida del Libertador 4595.
    Martes a domingos, a las 20.30.
    Entradas, desde $ 675.

Ir al teatroCalificar
Encontrá este teatro en Guía LA NACION y planeá tu próxima salida.

TEMAS DE HOYElecciones en AFAReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015Damián Stefanini