Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Crisis

Resisten en el Ejército el uso político de la fuerza

Política

A tono con la prédica de alineamiento al "proyecto nacional y popular", se intensificaron en las últimas semanas en el Ejército las acciones destinadas a asistir a la comunidad en tareas sociales. Esos operativos avanzan, pese a que generan resistencia entre oficiales y suboficiales que no quieren verse comprometidos con el gobierno de turno.

La situación se da en momentos en que ha quedado severamente cuestionada la figura del jefe del Ejército, general César Milani, respaldado por la Presidenta, pero cuyos antecedentes vinculados con su actuación durante la dictadura militar son investigados en la Justicia.

Así, efectivos militares participaron de campañas de vacunación en las villas, el pintado y la reparación de calefactores en una escuela rural, la distribución de víveres, colchones y frazadas en una comunidad aborigen de San Juan, entre otras acciones de apoyo a la comunidad.

La experiencia más resonante fue la ayuda a las inundaciones de La Plata, en abril último, cuando la Presidenta instruyó a las Fuerzas Armadas a ayudar a los damnificados por el temporal. Incluso, la Presidenta visitó el Regimiento de Infantería Mecanizada N° 7 de La Plata para monitorear el trabajo, que unió al Ejército con la agrupación La Cámpora. Fruto de ello, tras la asunción de Agustín Rossi en el Ministerio de Defensa, se creó la Secretaría de Coordinación Militar de Asistencia en Emergencias, que conduce la camporista María Cecilia Rodríguez.

Las tareas comunitarias se extienden a las tres fuerzas. Comenzaron a generalizarse durante la gestión de Arturo Puricelli en el Ministerio de Defensa y tuvieron más visibilidad a partir de la asunción de Agustín Rossi y el alineamiento de Milani, quien al asumir, el 3 de julio último, comprometió ante la Presidenta "un Ejército maduro, mirando hacia el futuro, con clara esperanza y renovadas ansias, para acompañar el proyecto nacional".

"Las Fuerzas Armadas tienen una misión concurrente, que es colaborar con el área de Defensa Civil en caso de catástrofes. Pero hacer un uso regular de los oficiales, suboficiales y la tropa para esas tareas comunitarias, escapa a las funciones naturales", confió a LA NACION un jefe militar retirado, molesto por el costado político que esconde la ayuda social.

La Armada, por ejemplo, amplió su presencia en la villa 31, de Retiro, mediante la colaboración en tareas de mejoramiento de las condiciones de hábitat, como la apertura de zanjas, desagües, cloacas y obras de electricidad. Y la Fuerza Aérea avanzó en el trabajo de un hospital de campaña en una zona de emergencia.

"El gobierno nacional trabaja en las villas mediante mesas interministeriales. La cartera de Defensa participa, pero en un grado menor que otros ministerios, como Trabajo, Desarrollo Social y Educación, comentó una fuente vinculada a la actividad pastoral de la Iglesia en la zona del Bajo Flores.

Hay oficiales que se sienten usados políticamente. Los soldados voluntarios, incluso, cumplen las tareas, pero sin mucho convencimiento, revelaron fuentes castrenses.

A lo largo de este mes se afianzaron las tareas sociales lindadas con el uso político de la fuerza. El 15 de julio, por ejemplo, el Batallón de Ingenieros de Monte 12 brindó asistencia médica y de alimentos a más de 120 familias en la ciudad correntina de Goya, que habitan en la zona del puerto y habían sido afectadas por la crecida del río Paraná.

Diez días antes, un equipo de artilleros de montaña entregaron donaciones de ropa, útiles escolares y víveres en la localidad de El Moreno, en Jujuy. También hicieron tareas de restauración edilicia y de un vivero, y distribuyeron agua potable.

"Potenciar esta actividad y comprometernos con un programa de gobierno es muy riesgoso y no genera ningún entusiasmo", reveló un oficial, al admitir que estas experiencias de algún modo es algo resistido en la fuerza.

Rossi se mostró con Milani

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, se mostró en Tandil con el jefe del Ejército, el general de división César Milani, e intentó minimizar las críticas en su contra. "No sólo Milani, sino cualquier militar o civil tiene que dar cuentas ante la Justicia. Si la Justicia determina responsabilidades, nosotros sabemos lo que tenemos que hacer.".

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsConflicto en Medio OrienteAmado Boudou procesadoSueños compartidos