Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Nueva disputa en torno al monumento a Colón

La máquina utilizada para removerlo iba a ser retirada, pero no está habilitada para circular por las calles

SEGUIR
LA NACION
Sábado 27 de julio de 2013
0

Ayer al mediodía, y horas antes de se removiera otra pieza del monumento a Colón , la plaza homónima volvió a convertirse en escenario de disputa entre los gobiernos nacional y porteño. En esta ocasión, el desencuentro giró en torno a la salida e ingreso de grúas afectadas a las obras de desmantelamiento del conjunto escultórico.

Alejandro Bunge, funcionario de la Dirección General de Inspección del Uso del Espacio Público del gobierno de la ciudad, explicó a LA NACION que la intención de la empresa Tecmaco, propietaria de las grúas, era remover la máquina que actualmente opera en la plaza para hacer ingresar otra nueva.

Aseguró, además, que la grúa que actualmente se encuentra próxima al monumento a Colón no cuenta con permiso de gobierno porteño para circular por la ciudad, por lo que se labró una orden de secuestro.

De la estatua de Colón sólo queda en pie el grupo escultórico de la base
De la estatua de Colón sólo queda en pie el grupo escultórico de la base. Foto: Emiliano Lasalvia

Un mes atrás, el gobierno de la ciudad ya había labrado una multa de tránsito contra esa grúa por encontrarse en infracción.

Alrededor de las 13, dos camiones de la empresa Tecmaco, propietaria de las máquinas bajo contratación de Alpa Vial SA, a cargo de las obras, se estacionaron cerca de una de las entradas laterales a la plaza, en el sector norte de avenida De la Rábida. Según aseguraron desde la Dirección General de Inspección del Uso del Espacio Público, ambos camiones tampoco contaban con permiso de maniobra y circulación, por lo que personal de Tránsito los multó.

Por su parte, el subsecretario de Obras Públicas de la Nación, Abel Fatala, quien en ese momento se encontraba en la plaza, explicó que para continuar con el desmantelamiento de la parte inferior del monumento era necesario ingresar una grúa más pequeña.

"Esta grúa es precisa", dijo en referencia a la que llevó adelante el descenso de la figura de Colón, "pero de ahora en más necesitamos trabajar con otra de precisión milimétrica", afirmó.

La parte que de ahora en adelante se pretende desarmar es la base, un complejo escultórico de unas 300 toneladas, con figuras inspiradas en Medea, la obra de Sófocles e imágenes relacionadas con la vida de Colón.

Debajo del grupo escultórico hay, además, una cripta.

El funcionario nacional explicó además que, para poder maniobrar y continuar con los trabajos era necesario retirar la grúa más grande. Consultado acerca de la orden de secuestro emitida por el gobierno porteño, respondió que sólo se trata de una medida administrativa, y que se está "conversando con la Ciudad".

A su vez, sostuvo que su objetivo era "garantizar la preservación del monumento y las tareas de restauración", y agregó que el tiempo de la obra aún no se puede determinar. "Será todo lo que haga falta", sintetizó.

Después de este episodio, la misma grúa que hizo descender a la figura del navegante genovés de su pedestal hace un mes volvió a operar y repitió la tarea con una de las partes del fuste, la columna sobre la que se apoyaba la estatua de Colón.

Tras una hora de trabajos de preparación, en cuestión de minutos la pieza quedó apoyada sobre tacos de madera. Se unió así a otras ocho que, desde hace un mes, descansan junto al navegante, en el piso de la plaza.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas