Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Demoras y vagones repletos en la línea B en plena hora pico

Buenos Aires

Pasajeros deben esperar casi una hora para poder subir a un tren; además, el viaje puede durar el doble que en otros horarios

Mientras continúa la puja entre los metrodelegados y Metrovías por la inauguración de las nuevas estaciones de la línea B del subte, viajar durante el horario pico en el trazado de la avenida Corrientes se convirtió en un martirio.

Según pudo constatar LA NACION, en algunas estaciones, entre las 8.30 y las 9.30 hay que esperar cerca de una hora para poder subirse al tren. Las formaciones vienen repletas y resulta imposible abordarlas.

Una vez arriba, además, el subte demora casi el doble que lo normal, debido al tiempo que pasa en cada estación. Un viaje entre Los Incas (la vieja cabecera) y Leandro N Alem, que habitualmente dura unos 23 minutos, puede demorar unos 50.

Esta mañana, y como desde el viernes, el recorrido hasta las dos nuevas estaciones era completado por personal jerárquico de Metrovías. Esa situación generaba algunas demoras y dificultades para mantener la sincronización de las formaciones.

Desde la concesión del servicio aseguran que una vez que se llegue a un acuerdo con los empleados el servicio mejorará. Piensan agregar dos nuevos trenes, que harán un total de 20 en los horarios pico.

Por otra parte, ayer se anunció que la línea B contará a partir del año que viene con 73 nuevos vagones comprados al metro de Madrid por un precio de 28.000.000 de euros. Tienen una antigüedad de 14 años y cuentan con aire acondicionado, caja negra, control de cierre de puertas y equipo de comunicación.

La negociación

Mientras tanto, Metrovías y la Asociación gremial de trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP) no llegaron a un acuerdo ayer y pasaron a un cuarto intermedio hasta hoy a las 15. Discuten por la denunciada falta de seguridad en las dos nuevas estaciones de la línea B inauguradas el viernes último.

La AGTSyP se niega a avanzar hacia las últimas dos estaciones ya que denuncia "filtraciones de agua que potencian un riesgo eléctrico y la falta de sistemas de comunicaciones", lo que supone "peligro para trabajadores y usuarios".

En consecuencia, guían el tren hasta la estación Los Incas, allí descienden y personal de supervisión conduce el convoy hacia las dos estaciones...

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa mafia de los medicamentosInseguridadCristina KirchnerElecciones 2015