Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Apostar a la educación para generar agentes de cambio

Sociedad

Fundación Germinare otorga becas en colegios y universidades a chicos de sectores vulnerables, brindándoles la oportunidad de acceder a una mejor formación académica de largo plazo

Por   | Para LA NACION

Maico Cáceres tenía 10 años y cursaba quinto grado en la Escuela Nº 44 Juan Domingo Perón - en el barrio "Los Cachorros" de Del Viso, partido de Pilar-, el día en que su maestra le entregó un formulario de Germinare. La fundación, que daba sus primeros pasos, le ofrecía la posibilidad de acceder a una beca para cursar la secundaria en escuelas con una oferta educativa acorde a sus potencialidades.

Al llegar a su casa, Maico se lo entregó a su mamá para que lo completara, pero ella no quiso. Era 2002 y el fantasma de la crisis acechaba de cerca: "No había confianza en las organizaciones. A mis papás les parecía una propuesta demasiado idealista y se preguntaban qué nos pedirían a cambio", recuerda Maico. A pesar de las suspicacias iniciales de la familia Cáceres, la maestra insistió en que Maico participase de la selección de Germinare. A partir de ese momento, su vida daría un giro inesperado.

Germinare brinda acceso a una educación de calidad a chicos de sectores vulnerables de Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, quienes, descontentos con su realidad, están dispuestos a emprender un largo y esforzado camino para modificarla. La voluntad es el denominador que une a estos niños de entre 10 y 11 años que, a través del programa "Agentes de Cambio", reciben una nivelación académica y personal intensiva durante 14 meses para ingresar becados a un colegio donde pueden desarrollar sus capacidades y aspiraciones durante todo el secundario. Una vez que egresan, pasan a formar parte del programa "Red Alumni", orientado a facilitarles el acceso a la universidad.

"A través de la educación, buscamos generar una oportunidad que impacte directamente en la vida de estos chicos y sus familias, para que puedan desarrollarse y generar un cambio real", explica Constanza Oxenford, fundadora y directora ejecutiva de Germinare. "Para esto, es muy importante el deseo y el esfuerzo de los chicos. Nosotros somos el puente entre los objetivos que ellos a los 10 años ya tienen claros, y las posibilidades concretas de desarrollo que le dan los colegios y las universidades, nuestros aliados y socios fundamentales".

Un ejemplo claro, es el de Maico. "A fines de quinto grado me avisaron que había quedado seleccionado para participar del programa "Agentes de Cambio" y el verano del año siguiente empecé con una nivelación intensiva", cuenta.

Luego de 14 meses de preparación, Maico inició la secundaria en el Del Viso Day School, un colegio bilingüe donde se recibió en 2009. "Me daba cuenta del camino que empezaba. Mis papás son de Catamarca, se vinieron cuando yo era un bebe buscando una posibilidad mejor de trabajo", dice. "Desde chico, a mis hermanos y a mí nos señalaron el valor de estudiar, cosa que ellos no pudieron hacer en su momento. Nos decían: `Mediante la educación van a poder elegir qué quieren hacer y de qué trabajar´. Por eso, yo le ponía ganas y quería estudiar".

Maico es consciente del impacto que la oportunidad brindada por Germinare causó, no sólo en su vida y la de su familia, sino en sus nuevos compañeros: "Durante todos esos años, mis compañeros sentían admiración por lo que uno desde muy chico tiene que hacer para poder acceder a una buena educación. Empezaron a valorar más la posibilidad de educarse y la cuota que pagaban sus padres".

Hoy, a sus 21 años, Maico cursa cuarto año de Ciencias Políticas en la Universidad Di Tella, como parte del programa "Red Alumni", y está a punto de convertirse en el primer universitario de su familia. En enero y febrero pasados, viajó a los Estados Unidos becado por Departamento de Estado y la Comisión Fulbright, donde realizó un seminario intensivo.

"El año pasado empecé a plantearme la idea de retribuir lo que yo conseguí durante todos estos años", admite Maico. Fue así que desarrolló un proyecto propio: "ABC, abriendo caminos", para ayudar a los chicos de su antigua escuela primaria a tener mejores oportunidades. El mismo, ganó un subsidio del Departamento de Estado norteamericano y un concurso de Ashoka España.

"Un montón de veces pienso qué hubiese pasado sino me hubiera llegado ése formulario", confiesa Maico. "Es algo para lo cual no tengo respuesta, porque vocación e iniciativa tenía, pero Germinare me dio herramientas concretas y, desde el lugar en que estoy ahora, quiero seguir buscando más. Hoy soy un agente de cambio".

Quienes quieran colaborar con Germinare sumándose como padrinos o realizando una donación, pueden llamar al (011) 4777-2539 o escribir a germinare@germinare.org.ar. Más información: www.germinare.org.ar.

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil