Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El desastre de Chernobyl está escrito en sus árboles

El Mundo

La radiación liberada por el accidente nuclear de Chernobyl de 1986 dejó su marca en la corteza de los árboles de la zona; estudiarán Fukushima

 

La radiación liberada por el accidente nuclear de Chernobyl de 1986 dejó su marca en los árboles de la zona, más precisamente dentro de su corteza, que registró los efectos nucleares durante los primeros años tras la tragedia.

Los científicos determinaron que esos árboles sobrevivientes son más vulnerables a factores medioambientales como la sequía o los cambios de temperatura. El informe, publicado en la revista Trees, es el primero que se realiza a gran escala sobre el impacto medioambiental de la radiación y según sus conclusiones, los árboles jóvenes fueron los más afectados.

"Nuestros resultados coinciden con estudios anteriores que estaban basados en muestras mucho más pequeñas y con muchos estudios sobre el impacto genético en estos árboles", explicó a BBC Mundo Tim Mousseau, investigador de la Universidad de Carolina del Sur, en Estados Unidos.

"Muchos de estos árboles muestran el crecimiento de formaciones nudosas anormales que reflejan los efectos de mutaciones y muerte de células como resultado de la exposición a la radiación", agregó Mousseau, que viene realizando estudios en el terreno desde 1999 en el área de exclusión de 30km alrededor del lugar de la explosión de 1986.

"Hubo un estudio similar anterior, pero sólo abarcó un total de nueve árboles y se centraba más en la estructura de la madera que en su crecimiento", explica el investigador, que sostiene que esta es la primera vez que se realiza una investigación de esta magnitud: se analizaron más de 100 pinos silvestres en 12 localizaciones.

Los pinos de Fukushima

Para este trabajo se eligió el pino silvestre, una especie abundante en toda Europa y también presente en otras áreas de la región de Chernobyl. "También son muy utilizados para el cultivo de bosques y tienen un gran valor económico", añadió Mousseau.

"Estos árboles son un buen objeto de estudios de ecología de la radiación ya que presentan signos de haber recibido el impacto de la lluvia radiactiva".

 
Varios ejemplares muestran el crecimiento de formaciones nudosas anormales que reflejan los efectos de mutaciones. Foto: BBC Mundo
 

"De hecho, una de las primeras observaciones ecológicas en Chernobyl fue la muerte del llamado bosque rojo, formado por varios de estos pinos que murieron rápidamente y se volvieron rojos después del desastre". Los tres anillos de estos árboles, además, son más fáciles de leer que los de otras especies presentes en la zona, como el abedul.

Los investigadores esperan ampliar esta investigación con trabajos similares en la región de Fukushima, en Japón, donde la explotación forestal tiene una considerable importancia económica y también hay pinos silvestres. "Según se desprende de limitadas observaciones en las regiones más contaminadas de la prefectura de Fukushima, no parece haberse producido una extinción de pinos como en Chernobyl", explicó Mousseau.

"Pero sí notamos la muerte de brotes y ramas en algunas áreas que sugieren que puede haber un impacto en el crecimiento. Habrá que seguir investigando", concluyó el biólogo..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015El caso de Lázaro BáezDamián Stefanini