Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

The Washington Post: una apuesta con incertidumbre

Opinión

Por   | LA NACION

 
La venta del Washington post a Jeff Bezos fue anunciada el 5 de agosto. Foto: AFP 
 

Pensémoslo como una metáfora. Uno de los mayores emprendedores tecnológicos y promotores de la lectura digital compró por unos pocos dólares a uno de los medios más prestigiosos de los Estados Unidos, cuyo negocio -basado en la impresión y circulación de diarios- se desinfla.

Jeff Bezos, el CEO y fundador de Amazon, adquirió por U$S 250 millones a The Washington Post y otros negocios de la publicación. El precio representa sólo al 0,9% de la fortuna de Bezos , estimada en U$S 25.200 millones (la 19° más grande del mundo). En otras palabras, la operación refleja uno de los peores momentos históricos para los medios de comunicación impresos.

La masificación de Internet como canal de distribución cambió los métodos de consumo de información. A nivel global, la capacidad de respuesta de los medios impresos fue muy inferior a la del avance de nuevos mecanismos de producción de noticias y de inversión publicitaria.

A medida que el consumo de información por medios digitales avanza, la circulación de medios impresos cae. En este contexto, los precios de la publicidad (el mayor ingreso de los medios) no validan los costos de las redacciones papel, lo cual somete a las empresas a tener que achicar sus estructuras (tratar de producir más con menos recursos) y a explorar nuevas fuentes de ingresos.

El mejor retrato argentino de este cambio de época lo escribió Graciela Mochkofsky en Memorias de una joven promesa .

 
El deterioro de las finanzas del diario se había acelerado en la crisis financiera. Foto: AFP 
 

El vendedor

A grandes rasgos este es el diagnóstico de lo ocurrido con The Washington Post: sus ingresos operativos habían caído 44% en los últimos seis años y su circulación se redujo 7% en el primer semestre del año hasta un promedio de 474.676 ejemplares diarios en días de semana.

Los números económicos conviven con la realidad periodística del Post: el diario es un ganador recurrente de premios Pulitzer, extremadamente riguroso en su metodología de trabajo y un actor influyente en la política estadounidense. En 1972 sus periodistas Carl Bernstein y Bob Woodward desentramaron el Watergate , el mayor escándalo político de los Estados Unidos que terminó con la carrera del presidente Richard Nixon.

El desgaste en los negocios del periodismo papel refleja un cambio de época para este conjunto. Si tomamos la cotización pública del Post y del New York Times en la bolsa de Nueva York, las acciones de estas empresas perdieron el 50% de su valor en los últimos diez años.

Lo que es más, el sábado 3 de agosto el Times anunció que se desprende del Boston Globe en U$S 70 millones: un precio de remate si consideramos que en 1993 pagó U$S 1000 millones por este diario. Ese mismo día se conoció que la revista Newsweek, que en diciembre pasado dejó de publicarse en papel, fue absorbida por International Bussiness Times, un medio enteramente digital.

 
Bob Woodward (de) y Carl Bernstein (iz), autores del reportaje Watergate. Foto: Archivo 
 

Contexto desde la crisis de 2009

La crisis de los diarios impresos se aceleró en 2009, cuando la crisis financiera internacional impactó de lleno en la economía de los Estados Unidos. Ese año trabajaba en CNN, en Atlanta, y todas las semanas leíamos en las cableras cómo diarios históricos cerraban completamente agobiados por las deudas y, aunque sea incómodo decirlo, por su incapacidad de reconvertirse.

Por ejemplo, ese año cerró el Rocky Mountain News, el principal diario de Denver (Colorado), cuando faltaban dos meses para que cumpla 150 años: todavía recuerdo bien cuando en febrero rockymountainnews.com publicó un video en que se veía al director del medio despidiendo a 200 periodistas y recordando que la empresa había perdido 16 millones de dólares el año anterior.

Las asociaciones de prensa estadounidenses calculaban en septiembre de 2008 que unos 50.000 periodistas trabajaban en "medios impresos de cabecera" y para marzo de 2009 el 10% había sido despedido. La sangría de ingresos para los diarios fue brutal durante la crisis: el 60% de los anunciantes son automotrices, bancos e inmobiliarias, los sectores más crudamente afectados por la recesión.

El San Francisco Chronicle publicó un editorial afirmando que en 2008 perdió U$S 50 millones y en la última década había tenido a su balance con pérdidas. Al poco tiempo terminó echando al 30% de su redacción.

El Atlanta Journal eliminó su suplemento de Negocios porque dejó de ser negocio. Al mismo tiempo, Tribune Company, editora de Los Angeles Times y Chicago Tribune, pidió la quiebra judicial por una deuda que arrastraba superior a los U$S 13.000 millones.

En este cóctel de malas noticias se sumaron los grandes medios. En enero de 2009 el Washington Post afirmaba que sus ingresos habían caído 21% en un año, el USA Today despidió al 10% de su plantilla y el New York Times consiguió un préstamo de U$S 250 millones de dólares que formalizó el ingreso del magnate mexicano Carlos Slim a su directorio.

 
Jeff Bezos es considerado uno de los emprendedores tecnológicos más innovadores. Foto: AFP 
 

El comprador

Jeff Bezos no es sólo el "fundador de Amazon", sino que es visto por los empresarios tradicionalistas de medios como una amenaza para el sector editorial gráfico. Este empresario es uno de los creadores de la edición digital de libros y publicaciones: en 2007 lanzó la tableta Kindle apostando a la inserción de los dispositivos móviles como mecanismo de lectura.

Bezos es uno de los emprendedores más talentosos de su generación: tuvo la visión correcta para determinar hacia dónde evolucionarían los negocios a través de Internet. En 1993 le pidió a sus padres un préstamo de U$S 300.000 para fundar la "mayor librería virtual del mundo" y en 1994 abrió Amazon.com y tres años inició su cotización pública.

Aunque los inversores se desanimaron por las pérdidas que mostraban sus balances, Bezos advirtió que sería un negocio futuro. Recién en el último trimestre de 2011 Amazon comenzó a dar ganancia y ahora, diversificándose a otros rubros del retail, es la mayor compañía mundial de ventas por Internet.

En 2012 Amazon facturó U$S 61.090 millones (equivalente al 15% del PBI argentino). La industria global de la lectura digital -que él ayudó a desarrollar- mueve unos U$S 35.000 millones anuales: ahora la Amazon Kindle posee más de 300.000 títulos y ofrece suscripciones a diarios y revistas.

Bezos advirtió hace casi cinco años que "los ciclos editoriales se acortarían porque no sería necesario imprimir físicamente los libros y los costes bajarían, de forma que se reducirían los precios y animaría a la gente a leer más". Algo similar a esta profecía está ocurriendo ahora.

 
Kindle, la tableta de Amazon, revolucionó la lectura digital. Foto: AP 
 

En una carta dirigida a los empleados del Washington Post, el fundador de Amazon trazó algunas ideas a futuras que explican su inversión:

  • "Necesitamos inventar, lo que significa que necesitaremos experimentar"
  • "Habrá, por supuesto, que cambiar el Post durante los próximos años. Eso es esencial, y habría pasado con o sin nuevo dueño. Internet está transformando casi todos los elementos del negocio"
  • "El periodismo no va a desaparecer" (...) "juega un rol crítico en las sociedad libres occidentales"

El sello innovador de Bezos está presente en todo lo que emprende. Por fuera de Amazon, en marzo del año pasado, se embarcó en la recuperación de los motores del cohete de la misión Apolo XI, hundidos en el océano Atlántico, que en 1969 llevó a Neil Armstrong y Buzz Aldrin a la luna. Lo logró y efectuó una donación.

También se asoció con Richard Branson para desarrollar Blue Origin, un proyecto de vuelos civiles suborbitales. En definitiva, Bezos es conocido por su paciencia y visión para los negocios.

Quiebre

La venta del Washington Post llega a marcar, incluso, hasta un quiebre interno puertas adentro del diario: la familia Graham se despide de la conducción luego de 80 años y cuatro generaciones al mando.

En un reportaje en video , Donald Graham, presidente de la compañía, afirmó que "la decisión fue difícil, pero la junta de directores concluyó que el Post estaría mejor en otras manos". También destacó que el 2013 será el séptimo año consecutivo con caída en las ganancias.

La decisión en el cambio de mando no responde sólo a una decisión comercial, sino también al paso a "algo nuevo", todavía nadie tiene la completa certeza de qué o cómo será..

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsConflicto en Medio OrienteAmado Boudou procesadoSueños compartidos