Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Más dinero

Aumentan los subsidios a los colectivos metropolitanos y les exigen aire acondicionado

Economía

El festival de subsidios al transporte sumó ayer varios capítulos. En principio, se volvió a poner énfasis en darles cada vez más dinero a los insaciables colectivos que circulan por el área metropolitana en detrimento, claro está, de los que prestan servicios en el interior.

Pero hay más. Después de haber subsidiado durante un año la compra de unidades nuevas con créditos con una tasa de interés del 7% anual en pesos y a cinco años, decidió que desde el 1° de octubre todos los colectivos nuevos deberán tener aire acondicionado.

Y finalmente, por lo menos según lo que dice la resolución 843 que se publicó ayer en el Boletín Oficial, anunció que se utilizarán los datos que se desprenden del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) -que el Gobierno recolecta, pero no usa- para calcular los subsidios y compensar a las líneas urbanas que tienen más recorrido.

La cuenta de los subsidios al transporte, y a los colectivos en particular, se ha convertido en un río de dinero al que nadie en la Casa Rosada le puede poner freno. Hace un año, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, intentó poner tope al monto mensual que se iba a autorizar. "En el área metropolitana [el Gobierno entrega] 965 millones de pesos, y en las provincias y municipios, 397 millones. Estas sumas que estamos estabilizando son los valores a julio, y van a ser el tope que el Gobierno va a asignar al sistema", dijo en julio de 2012 el funcionario. Ese importe -1362 millones de pesos por mes- fue inmediatamente superado.

Según los datos que exhibe el propio Randazzo, en los últimos tres meses el Estado aportó subsidios por alrededor de 1690 millones de pesos cada treinta días, es decir, 24% más que aquel tope que hace 12 meses fijó el ministerio. De continuar ese flujo de fondo en efectivo, a fin de año se habrán destinado alrededor de 20.000 millones de pesos, lejos de los 16.600 millones que se pagaron en 2012.

Según pudo saber LA NACION, la propia presidenta Cristina Kirchner fue la que ordenó no poner reparos a la hora de entregar dinero a los transportistas del área metropolitana. Sucede que las necesidades electorales de la Casa Rosada en el Gran Buenos Aires y con el ferrocarril que se arrastra por las vías motivaron la decisión de no generar irritación social con el transporte. Eso, claro está, se traduce en dinero para acallar voces y descomprimir conflictos.

La decisión alcanzó también a las combis, rueda de auxilio para el transporte urbano. "Las regulaciones y los controles con las combis están mucho más laxos que lo que eran hace un tiempo. Hay una suerte de bandera blanca", graficó un operador que recorre a diario los pasillos de la Secretaría de Transporte.

La desigualdad regulatoria, y claro está, monetaria de los colectivos metropolitanos y los del interior ha llegado al punto de que uno de los coches que circula por la ciudad de Buenos Aires y por el Gran Buenos Aires recibe mensualmente alrededor de 60.000 pesos por mes en efectivo y cerca de 15.000 pesos por gasoil subsidiado. En el interior esa cuenta se reduce a la mitad: alrededor de 37.000 pesos entre los dos conceptos. Esto ha generado que también las tarifas en las ciudades del interior sean mucho más caras. Mientras los porteños pagan, en promedio, cada tramo 1,60 pesos, en Rosario o Santa Fe se paga 3,20. En Santa Rosa, el boleto sale 4,20 pesos; en Chaco y Villa Carlos Paz, 3,50 pesos.

Nuevas exigencias

Otra de las disposiciones que se publicaron ayer regula el uso de aire acondicionado en los colectivos que se matriculen después del 1° de octubre. Los equipos de aire acondicionado deberán estar calibrados para mantener una temperatura interior de 24 grados centígrados y sólo se podrán apagar cuando la temperatura exterior sea menor. Además, deberán estar preparados para que "con una temperatura externa superior a los treinta grados centígrados, la diferencia entre temperatura exterior e interior sea de ocho grados centígrados como mínimo". La resolución dice que las unidades deberán disponer de un display digital donde el pasajero pueda observar la temperatura exterior y la temperatura de calibración del equipo.

Más allá de las exigencias para los coches nuevos, no hay ninguna obligación para los que ya circulan, pese a que muchos fueron comprados con créditos subsidiados.

Los trenes, con más dinero

El dinero que se destina mensualmente a subsidiar los trenes también exhibe un fuerte crecimiento frente a lo que se giró el año pasado. Por ejemplo, los estatizados ramales Sarmiento y Mitre recibieron 1010 millones de pesos hasta julio de este año, mientras que el acumulado de todo 2012 llegó a 1129 millones de pesos. De ese monto, 77% fue para pagar sueldos.

  • 60.000
    Son los pesos que recibe, en promedio, un colectivo del área metropolitana por mes de subsidios; los que circulan por el interior son compensados con alrededor de 30.000 pesos por mes. Ambos reciben además gasoil a $ 2,50 el litro.
TEMAS DE HOYArgentina en defaultNarcotráficoElecciones 2015Mundial de BásquetUS Open