Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El Gobierno rediseña la campaña para sumar votos en octubre

Política

Se recostará sobre el peronismo y redoblará las recorridas; además, se evalúan medidas

Por   | LA NACION

Aún con la derrota en carne viva, en Olivos comenzaron a delinear retoques en la estrategia electoral bonaerense de cara a octubre.

"Soluciones y afecto." El latiguillo, repetido en un despacho de la Casa Rosada, resume el espíritu que buscarán darle al último tramo de la contienda. En la práctica, se refiere a la intención de retomar la iniciativa con propuestas, un discurso menos anclado en "lo hecho" y, sobre todo, contener -"mimar"- a los intendentes, furiosos por lo que consideran una campaña "de laboratorio" y "desorganizada".

Con un panorama complicado, funcionarios y dirigentes de peso reconocieron a LA NACION que el objetivo es módico, pero no menor: afianzar lo embolsado en la primaria y acercarse aSergio Massa. Más allá de la dura reaparición de la Presidenta luego del traspié en las urnas, el pronóstico y la necesidad de correcciones es compartido con Máximo Kirchner, su hijo y fundador de La Cámpora. El replanteo, en elaboración, transita en dos carriles: uno, enfocado a la táctica electoral y la decisión de recostarse sobre el PJ y otro, en el plano económico.

En la Casa Rosada, ven como única opción para sumar votos recuperar aquellos que en 2011 respaldaron a la Presidenta y ahora engrosaron el caudal del intendente de Tigre. Presumen que existe una porción que no es opositora al Gobierno, pero expresa insatisfacción y allí apuntarán.

En el análisis milimétrico de las cifras, creen haber hallado un punto débil: a las listas seccionales del Frente Renovador se les escurren votantes, en comparación con la taquillera boleta a diputado nacional. Los informes que circulan en Balcarce 50 remarcan que el fenómeno se replica, incluido, en la primera sección electoral, bastión de Massa. Por caso, allí la nómina de legisladores provinciales obtuvo 93.562 sufragios menos que su candidatura, esto es, perdió 6,8% de adhesiones. Y, como dato inusual, se duplicó el voto en blanco en esa categoría. "Eso muestra fragilidad y confusión en su armado local. Hay que explotarlo, sacudir el territorio", subrayó un diputado.

El gran desafío será calmar la bravura de los intendentes y evitar traiciones subterráneas. "Faltó gastar suelas, asado con los muchachos, cumplir con las promesas de obras públicas para que no nos puteen tanto en la calle", se quejó un histórico del PJ. En el itinerario que se confecciona para las incursiones territoriales habrá más visibilidad de jefes comunales y, por supuesto, Insaurralde irá acompañado por el gobernador Daniel Scioli. El plan es redoblar la intensidad de recorridas en toda la provincia. De hecho, el próximo miércoles la dupla visitará Mar del Plata y Bahía Blanca.

Puertas adentro, la exigencia unánime de candidatos y alcaldes es afinar el funcionamiento de la maquinaria electoral y publicitaria. Hubo catarata de reproches por recursos que no llegaron, cartelería que se colocó tarde, falta de apoyo para la jornada de votación y ausencia de un interlocutor válido con margen de decisión inmediata. Lo padecieron, entre otros, los "sin tierra": los postulantes a concejales que dieron pelea en distritos comandados por el massismo. En la última reunión con el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, el viernes 9, a las seis de la tarde, esperaban resolver problemas de fiscalización y fondos. Se los vio salir sin la meta cumplida: sólo accedieron a una charla teórico-motivacional sobre la "gran batalla".

Con papel protagónico, la misión de Scioli será amalgamar y dar previsibilidad en el universo peronista. En lo conceptual, introducirá la seguridad como eje de debate. En su entorno aseguraron que ordenó para los próximos días acelerar la discusión en la Legislatura provincial del proyecto de policía comunal, caballito de batalla de Massa, que el gobernador había presentado en 2012.

Más decisivo que la ingeniería electoral, en el gabinete dan por sentado que habrá una "acción directa" para mejorar el bolsillo de la gente. El malestar por el deterioro de los salarios fue el factor clave planteado por los intendentes para argumentar el magro desempeño. Así se lo hicieron saber al ministro del Interior, Florencio Randazzo, en una ronda de catarsis telefónicas.

"Cristina pidió medidas amplias y de impacto", dijo a LA NACION un funcionario del equipo económico. Hay múltiples alternativas en estudio, aunque la más reclamada es la suba de piso del tributo a las Ganancias. Algunos dudan sobre el sentido de la oportunidad. "Si lo modificamos, ¿no vamos detrás de la agenda de Massa?", se preguntó un operador. Para peor, la sospecha es que después de plantear la discusión sobre los salarios y la inflación, el intendente de Tigre avance un casillero e imponga otro tema espinoso en el segundo round de la pelea electoral: la corrupción..

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil