Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Estilo

Ahora, los hombres adoran hablar de sus peinados

Sábado

Dentro del mayor cuidado estético que caracteriza al varón de hoy, no podía faltar el pelo; así lo refleja un blog

Por   | LA NACION

Diego Ramos se cansó de la desobediencia de los peluqueros. Facundo Soler se hace el brushing todas las mañanas en el baño de su casa. Hernán Ratto quiere tener el pelo lacio. Y Diego Altabás no le tiene miedo a un mal peinado: prefiere probar y equivocarse. En Hombres hablando de sus peinados -un blog del periodista Lucas Garófalo, que retumbó fuerte en la Web-, ellos revelan sus secretos (y su obsesión) por el pelo...

Incluso más que a ellas, hoy a los hombres les preocupa su outfit y, dentro de él y sobre todo, su peinado. Sí. Y el que no tiene tiempo a la mañana para desenredar y componer la melena, como confiesan muchos, prefiere calzarse un gorro en la cabeza y salir a la calle. Cualquier cosa antes que verse mal. "Me gusta poner la lupa sobre cosas cotidianas. Y hace tiempo tenía ganas de hacer un blog sobre peinados. Sucedió que cuando me puse a hacer una lista de amigos con peinados raros, había muchos más hombres que mujeres", cuenta Garófalo.

Así, el blog de Garófolo quedó bien segmentado y específico: sólo de hombres. "Vamos a ser sinceros, el hombre es coqueto, pero hay un fenómeno muy importante sobre este tema, porque hace varias décadas los que más se animaban a cortes y peinados raros eran los más jóvenes. Ya no es así, esto cambió junto con la extensión de la adolescencia. Los más grandes quieren verse más jóvenes, invierten dinero para no quedarse pelados y les importa mucho su pelo", admite Néstor Bravo, director general de Prana, una peluquería de diseño que tiene tres sucursales en Belgrano.

¿Cuáles son los cortes y los peinados que están de moda? Según los expertos, hoy conviven looks diversos: contrariedades estilísticas. Bravo asevera que ya no existe "el" corte de moda. Desde Roho, su hair boutique en Palermo, Oscar Fernández, uno de los reyes de las cabezas de rockstars y modelos, coincide. "Estamos más antagónicos, es cierto. Por ejemplo, para la última entrega de los premios Carlos Gardel, a Emmanuel Horvilleur le cambié el look y le hice un corte supermasculino. Él venía de crestas, colores, cosas más extravagantes, y optamos por algo superracionalista, nada de desmechado. Nuca y laterales bien cortos."

Pero también valen los contrapuntos, y la onda Nirvana, con la imagen de Kurt Cobain como modelo, vuelve a la carga. La melena por el hombro, prolijamente desordenada, y ese porte desalineado tienen nuevos seguidores. "Otra vez el pelo largo, como en los 90. Si tuviera que hacer una campaña ahora con un modelo masculino, ése sería el mensaje", dice Fernández.

 
Tras malas experiencias, Alejandro Kauderer (32) retoca él mismo su pelo en su casa. Foto: Oliver Kornblihtt / AFV
 

Los entrevistados por Garófalo para su blog dan cuenta del fenómeno. Alejandro Kauderer también habló sobre su pelo con LA NACION, y describió su peinado como "una especie de cresta entallada, no punk, que se acorta a medida que llega a la frente. La parte de atrás no forma parte de ningún procedimiento estético: puro azar. El resultado es un peinado que recibe elogios y abucheos, depende de la edad del juez de turno". Pero Kauderer, que compone música para cine y ganó un Martín Fierro hace algunos años por la serie Vientos de agua, es un renegado de la peluquería. (Y el paréntesis que incluye a los hombres que se cortan el pelo a sí mismos es cada vez mayor.)

"Nunca me cortaban como yo quería y siempre terminaba haciendo yo algunos retoques. Ahora me lo corto una vez por mes. En realidad, cada vez que empieza a ponerse medio descontrolado. Y según las distintas etapa de la vida lo tuve larguísimo, rapado, con rulo despeinado medio mota, tipo afro, y como lo tengo ahora", recuerda el músico, que acaba de lanzar su propia productora elsonidocampeon.com .

Quedarse calvo, nunca

A la pregunta ¿te da miedo quedarte pelado?, tanto Kauderer como la mayoría de los hombres testeados por LA NACION respondieron que sí. Y por esa misma razón, según esgrime el dueño de Roho, hay una tendencia masculina que llama la atención de los peluqueros cada vez más. "El hombre era un clásico que se lavara la cabeza con un shampoo berreta, y eso ya no va más. Usan productos de primera línea e invierten mucha más plata en comprar cremas, ceras y tratamientos para evitar la caída."

Hace unos diez años estaba muy de moda el look "Brujita Verón", pero ya pasó. "Hoy, en cambio, funciona cada vez más el implante pelo por pelo, y muchos hombres que llegan a la pelu nos piden asesoramiento", cuenta Bravo. Y a los que aún no se quedaron calvos, les sugiere: "Mucho flequillo largo hasta la boca, que dé para jugar y cambiar, tipo skater californiano, pero que también pueda engominarse con raya al costado, bien versátil".

A Gonzalo de Marco, de 31 años, todas las chicas siempre le envidiaron su pelo lacio. Y ayer pasó por Roho y renovó su look. "Cortito en los costados y un poco más largo arriba", describe. Cada mañana, antes de salir a trabajar, Gonzalo destina unos pocos minutos al peinado. La rutina está estudiada: "Como lo tengo lacio se acomoda rápido, pero lo que siempre hago después de bañarme es secarlo con la toalla, raya al costado y un toque de secador para que tenga volumen". Hombres que hablan de su pelo..

TEMAS DE HOYProyecto de reforma laboralMauricio MacriEl caso Mariano BeneditCristina Kirchner