Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Las revueltas árabes / En medio de la presión para usar la fuerza

Obama pide cautela y descarta una intervención en Siria

El Mundo

Se mostró preocupado por el uso de armas químicas, dijo que una intervención sería costosa; movimiento de barcos

Por   | LA NACION

WASHINGTON.- El presidente estadounidense, Barack Obama, se expuso ayer para diferenciarse de sus colegas europeos, que piden ya mismo una intervención militar para frenar el baño de sangre en Siria y, por el contrario, llamó a tener prudencia y reunir información antes de adoptar decisiones definitivas y, en todo caso, sin obviar jamás a las Naciones Unidas (ONU).

Anoche, sin embargo, la televisión norteamericana informó que la marina movía sus barcos para acercarse a Siria, a la espera de que Obama, bajo presión interna para que se involucre más en Siria , evalúe planes de acción contra el régimen.

"Hay que tener cuidado con las acciones unilaterales que luego terminan mal", dijo en una entrevista con la cadena de televisión CNN, que se convirtió en una de las noticias del día en este país.

En lo que constituyeron sus primeras expresiones públicas luego de conocerse el supuesto ataque con armas químicas por parte del régimen de Bashar al-Assad, que habría dejado más de 1400 muertos e imágenes desgarradoras de cuerpos acumulados, Obama admitió una "enorme preocupación", pero pidió cautela.

"Esto que estamos escuchando es algo que provoca enorme inquietud, son denuncias muy graves", calificó el presidente, que, sin embargo, no se mostró muy decidido a embarcar a su país en una nueva ofensiva militar, por varias razones.

Obama habló de la situación económica, de las bajas que sufre Estados Unidos en Afganistán y de la "limitación legal" que significa la necesidad de contar con el apoyo de la ONU, al enumerar la serie de razones que lo apartan de la posición de sus colegas europeos, que vienen pidiendo intervenir "ya mismo" en Siria.

"Hemos visto muchas veces cómo se pide una acción que lleva luego a sumergirse en situaciones que no salen bien, que obligan a quedar atrapados en escenarios muy difíciles, con intervenciones costosas que luego lo que hacen es generar más resentimiento en la región", sostuvo.

Fue una clara y tajante diferenciación no sólo del discurso que, entre otros, enarbolan Gran Bretaña y Francia, sino también un matiz de peso respecto de la pasada gestión del ex presidente George W. Bush, que incursionó en Irak y en Afganistán sin contar con consenso internacional y, sobre todo, en el caso de Irak, con visibles diferencias internas.

 
Siguen los funerales de las víctimas del ataque. Foto: AFP 
 

Sus declaraciones se conocieron apenas horas después de que el presidente evaluara "posibles opciones" en la región con sus asesores y directivos en materia de seguridad nacional.

Por ahora, cualquier eventual decisión por parte de Washington parece quedar así sujeta a la confirmación o no de las denuncias sobre el posible uso de armas químicas de las que se tuvo noticia en esta semana.

Desde que estalló el conflicto interno, se habla de más de 100.000 muertos en Siria y unos dos millones de exiliados, la mitad de ellos niños según datos de la ONU.

Hasta ahora, no deja de ser paradójico que Washington comparta con Moscú la posición más reticente a una intervención en la región, aunque por razones diferentes.

El uso o no de armas químicas parece ser la clave. Hace un año, Obama sostuvo que eso implicaría "cruzar una línea roja" que dispararía acciones de Estados Unidos en defensa de los derechos humanos.

Semanas atrás, analistas en seguridad confirmaron el uso de "pequeñas cantidades" de armamento de ese tipo, lo que no activó resorte alguno en la Casa Blanca. En las últimas horas, el argumento es que es "complejo" probar el uso o no de ese tipo de elementos y que puede "demandar cierto tiempo", según trascendió en fuentes oficiales.

En su intervención pública, Obama desestimó las críticas que advierten de un retroceso en el peso de Washington en el escenario internacional.

"Estados Unidos sigue siendo la esperanza a la que apelan los países cuando están en dificultades", subrayó. "Pero eso no significa que tengamos que salir corriendo de un día para el otro a solucionar los problemas de todo el mundo", matizó.

El llamado a la cautela y a la búsqueda de más información en el terreno se produjo casi al mismo tiempo que el canciller británico, William Hague, atribuyó "responsabilidad" a las fuerzas de Al-Assad por ataques con armas químicas en zonas periféricas de Damasco, bajo el control de los rebeldes.

ALARMANTE CIFRA DE REFUGIADOS

El número de chicos refugiados por la guerra civil en Siria ya superó el millón, según datos del Acnur y Unicef difundidos ayer en Ginebra. "Está en juego la supervivencia y el bienestar de una generación de inocentes", alertó Antonio Guterres, alto comisionado de la ONU para los refugiados..

Del editor: cómo sigue.
De no tomar una posición más enérgica frente a Siria, Obama podría quedar aislado, lejos de sus rivales y de sus aliados, que le piden más determinación.

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil