Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Elecciones 2013 / Políticos en el diván

Graciela Ocaña: "Va a ser muy difícil que se llegue a la verdad en el caso Báez"

Política

La entrevista es en el anexo de la Cámara de Diputados.

-Usted está presentando un partido político nuevo, hay que instalarlo, la gente tiene que entender que va con boleta corta. ¿Por qué, teniendo invitaciones para sumarse a espacios importantes, eligió un camino propio, pero más largo?

-Sí, aparezco quizás en un camino más largo y dificultoso, pero me parece que uno en la vida tiene que construir por caminos seguros y decidí hacerlo con un grupo de vecinos. Confianza Pública propone un cambio de cultura, generar una vocación por ser ciudadano, vecino, adaptar las normas y cumplirlas.

-Tuvo ofrecimientos para sumarse a Pro, también a UNEN. ¿No hubo algo de vanidad en no querer integrar un espacio donde quizá su nombre no iba a estar tan arriba en la marquesina?

-Yo no soy vanidosa. Hubiera sido mucho más marquesina acompañar como segunda a otro candidato (A Solanas en UNEN). Nunca me importó figurar sino construir. Cuando llegué al PAMI me dijeron: "¿Cómo quiere ser recordada?" Y yo les dije que como esa chica que llegó, las cosas estaban muy mal y las mejoró.

-Así le gustaría que la recuerden en el PAMI. ¿Y más allá del PAMI?

(Piensa) -Como una buena persona.

-Sería un lugar común, de no ser porque le cambió la cara, se conmovió. ¿Con qué asoció lo de buena persona?

(Se le humedecen los ojos) -Con mis abuelos. Los admiro mucho y ellos fueron eso, buenas personas.

-Ellos la criaron, ¿verdad?

-Claro, y ellos con su baja educación (mi abuela no sabía leer ni escribir) me inculcaron, sobre todo, ser una buena persona. Eso es lo que yo quisiera transmitir. Yo no tengo hijos, pero bueno, transmitirles a los que me sucedan?

-¿No tuvo porque no quiso, no pudo..?

-No pude, si querés desde el punto de vista analítico (...) Mi mamá murió cuando yo tenía cinco años, en el parto de mi hermano y bueno, quizás eso sea algo que no he podido superar. (inspira hondo).

-Una vocación profunda puede funcionar como un subrogado de la maternidad?

-Así es.

-Uno de los valores con los que se relaciona a Ocaña es la honestidad. Pero honesto uno no sabe si es hasta que lo tientan.

-Vos sabés que no tenés precio cuando te quieren comprar y no aceptás. Yo no acepté la corrupción no sólo en el sector público, sino en mi vida privada. No me llaman la atención las cosas materiales. A mí no pueden sobornarme porque no tengo precio.

(Foto junto a Lilita) -¿Es cierto que estaba alejada de la religión y cuando se acercó a Carrió recuperó la fe?

-Sí, yo estaba peleada con Dios, creía que no podía ser que todo me pasara a mí...

-Se refiere a lo de su madre...

-Claro. Después falleció una amiga. Pero Lilita me acercó nuevamente a Dios y me hizo entender que también eso era parte de creer.

-¿Qué opinión tiene del aborto, el casamiento igualitario o la adopción por parte de una pareja homosexual?

-Yo tengo fe, pero mi creencia no puede contraponerse a la creencia de los demás. Estoy a favor del casamiento igualitario, de la despenalización del aborto y de que las parejas homosexuales puedan adoptar

-¿Qué cruce tuvo con Ginés González García? Él también estaba a favor de la despenalización.

-La que está en contra del aborto es la Presidenta.

-¿Cómo sabe?

-¡Porque me lo ha dicho! Cuando me propone el cargo, una de las cuestiones que le dije es que yo tenía una visión de despenalización. Nadie puede estar a favor del aborto, sino a favor de generar los mecanismos para que la mujer no tenga que llegar a tomar la decisión de hacerlo, pero a través de una educación responsable.

-Habrá escuchado el argumento de que el niño no tiene la culpa y no elige.

-No lo comparto. Y ésa era mi postura. Ella me dijo que no estaba de acuerdo. Es una posición histórica de Cristina. No es un tema político, acá cada uno debe votar de acuerdo a sus propias creencias. Pero nunca una creencia personal debería interferir una política pública.

-Cuando usted le llevó esta propuesta a la Presidenta, ¿qué respuesta obtuvo?

-Cristina no va a propiciar nunca esa ley, pero tampoco creo que ella la vetaría si el Congreso lo decidiera. Respetaría la decisión y voluntad del Congreso. Hoy, lamentablemente, no tenemos mayoría para impulsarla.

-¿Por qué renunció al Ministerio de Salud?

-Cristina me convoca para hacer una reforma de salud, porque le había resultado interesante lo nuestro en el PAMI. Empezamos a hacer la reforma, pero una parte de los sectores afectados eran los sindicales. Había obras sociales y empresarios de la salud que generaban tratamientos que nunca se habían aplicado, e introducción de medicamentos robados o truchos. Cuando empezamos a destapar esa olla... (levanta las cejas)

-¿Se la hicieron cerrar?

-Al principio Cristina me decía "bueno, fijate, hacé". Pero cada vez que investigaba, yo iba en un sentido y la Superintendencia en otro. Ya estaba lo del campo y para el Gobierno el sector sindical era un fuerte apoyo. Cuando hubo que dirimir entre el apoyo político de lo sindical y los líos que le provocaba yo, eligieron el apoyo sindical. Como no sirvo para calentar sillas, o sea, para administrar el status quo -como me insinuaban que haga- preferí volverme a mi casa.

(Foto de Lázaro Báez) -Frente a las acusaciones de corrupción, algunas figuras del Gobierno hablan de "desestabilización" o de que algunos medios generan "riesgo institucional".

-Hablar de desestabilización es una enormidad. A 30 años de democracia me parece muy grave. Puede haber una pelea de intereses, pero también hay muchos intereses del Gobierno.

-De todo lo que se denuncia, ¿qué es lo comprobado?

-Lo que está probado es que hubo movimiento de fondos irregulares, porque llevaron fondos de un país a otro, lo que hay también son sociedades que se han establecido, muchas de ellas en EE.UU., otras en Suiza, en España, en Gran Bretaña, en Australia, que generan una red en la cual ha circulado parte de los fondos.

Abogado del Diablo: -¿Dónde está en lo que usted dice la conexión con los Kirchner?

-Lo confirmado llega hasta Lázaro Báez. El fiscal ha comprobado que esta sociedad que compró "La Rosadita" era una sociedad suiza, Helvetic Services Group, y que el dinero ha reingresado en la cuenta de Báez.

-Usted denunció que la Cancillería está dilatando los tiempos para que se venzan los plazos y no lleguen las pruebas financieras de Suiza y otros lugares.

-Sí, la Cancillería no está emitiendo los pedidos de información a Uruguay que ha hecho el juez Casanello. Si esto no funciona es sumamente grave, porque va a ser muy difícil que se llegue a la verdad en el caso Báez. El Gobierno apuesta a que la investigación quede en la nada.

-¿Cómo ve el escenario pos-primarias?

-Hay una gran derrotada, que es la Presidenta. Ojalá pueda tener la capacidad de asumir esa derrota y hacer las correcciones que la sociedad le reclama. Los cacerolazos fueron un reclamo y no los escuchó. Sigue sin entender, pero espero que pueda llevar adelante estos cambios.

-Usted ya manifestó que le gustaría postularse a jefa de gobierno de la ciudad. ¿Qué haría si un consultor de imagen le dijera que le falta levantar el perfil?

-Los consultores son expertos, te pueden ayudar, pero uno no puede reinventarse. La gente se daría cuenta, no es estúpida. Y como dice Serrat, "Uno es siempre lo que es y anda siempre con lo puesto".

-Dejamos acá.

HISTORIA CLÍNICA

  • Nombre: María Graciela Ocaña
    Edad: 52
  • Ocupación
    Licenciada en ciencias políticas. Ex titular del PAMI. Ex ministra de Salud de la Nación. Diputada nacional y candidata a legisladora porteña por el partido Confianza Pública
  • Observaciones
    Reflexiva, sensible en lo personal, sólida técnicamente cuando enumera datos y cifras de su gestión, de fuertes convicciones en cuanto a los valores que la guían
TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsElecciones 2015La tragedia del avión de Air ArgélieDeclaraciones juradas