Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Economía

Preocupa en Olivos el impacto de una baja en Ganancias

Política

La presidenta Cristina Kirchner vivió ayer una jornada de nerviosismo en Olivos por la sucesión de temas conflictivos en su agenda . Sigue sin encontrar una compensación de la recaudación que resignaría con la rebaja del impuesto a las ganancias para los trabajadores en relación de dependencia, una medida que quiere anunciar como principal carta electoral.

"Se está avanzando, pero todavía no hay precisiones", dijo a LA NACION una alta fuente gubernamental. En la Casa Rosada se busca que la medida tenga impacto en la campaña hacia las elecciones legislativas del 27 de octubre próximo, pero a la vez se quiere evitar que el costo complique en exceso los próximos ejercicios fiscales.

En el Gobierno aseguran que una derrota electoral como la de las primarias del 11 de agosto influiría mucho sobre el margen de acción del Ejecutivo. "No venimos bien. Incluso tres fallos judiciales afectan la posibilidad de gobernar", dijeron en Balcarce 50.

Esa percepción se confirmó cuando la Cámara de Apelaciones de Nueva York ratificó que la Argentina debe pagar 1330 millones de dólares y giró el caso a la Corte Suprema, que podría desistir de tomarlo y dejar firme ese pago.

Pero, además, la Presidenta entrevió más conspiraciones políticas con otros dos fallos: un juez frenó el desalojo del Aeroparque a dos empresas de taxis aéreos, lo que podría beneficiar a LAN Argentina, que fue intimada por el Orsna (organismo regulador de aeropuertos) a dejar su hangar.

Otro juez frenó el artículo 20 de la ley de mercado de capitales que faculta a la CNV, o sea, al Estado, a intervenir en empresas en forma discrecional si un socio minoritario lo reclama. Se sospecha que ésa es la intención de la Presidenta con el Grupo Clarín.

"Hoy fue un día nefasto para la doctora. Los yanquis, el tema aeropuertos y mercado de capitales. Entre el Grupo [Clarín] y la Justicia le quitan al Gobierno todo margen de maniobra. Es la devolución por haber querido intervenir en la Justicia", enumeraron cerca de Olivos.

Además, por la mañana corrieron fuertes rumores sobre una posible renuncia del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, enfrentado con gran parte del equipo económico y especialmente con Mercedes Marcó del Pont, titular del Banco Central. Pero por la tarde los voceros del Gobierno descartaron esta posibilidad. "Cuanto más hablan, más firme está", ironizó uno de ellos.

Las teorías conspirativas vinculadas con la Justicia proliferan en la Casa Rosada, pero la Presidenta no las expondrá. "Ésta es la demostración de que avanzar en la democratización judicial tendrá un costo", agregó una alta fuente oficial.

La agenda positiva tiene como paso inmediato el anuncio de la suba del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias para los trabajadores de la cuarta categoría (en relación de dependencia). Podría ser una rebaja impositiva acotada. "Aunque eso no serviría electoralmente", se sinceró un vocero.

Todavía no encontró la Presidenta una fuente de ingresos alternativa que cubra un impacto fiscal de 15.000 millones de pesos. Esos recursos podrían salir de diversos sectores:

  • Un impuesto a la renta financiera, a las inversiones en acciones, que no implique gravar los plazos fijos para no afectar a la clase media trabajadora.
  • Un gravamen adicional para el sector financiero. Algunos en el Gobierno sostienen que los bancos fueron los grandes ganadores del modelo.
  • Más impuestos a las empresas mineras, a las que también se considera beneficiadas en estos años.

No cayeron bien las declaraciones de Héctor Méndez (UIA), Cristiano Rattazzi (FIAT) y Jorge Brito (Adeba), que rechazaron que esos recursos provengan del sector privado.

Por ahora, está descartado cualquier tipo de ajuste fiscal, pese al fuerte aumento del gasto público de los últimos años, entre la suba en subsidios y la incorporación de un millón de empleados estatales. Eso podría tener costos electorales.

Si se crearan nuevos impuestos o si se modificaran alícuotas de Ganancias, la Presidenta debería enviar un proyecto de ley al Congreso, como cualquier modificación tributaria, y sería tratado en las próximas semanas. Pero en el Parlamento no tienen noticias.

En cambio, si sólo se modificara el mínimo no imponible de Ganancias, Cristina tendría facultad de hacerlo mediante un decreto. "La semana que viene lo sabremos", dijo una fuente.

Por otra parte, la Presidenta se reunió en Olivos con la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, y con el secretario de Obras Públicas, José López, con quienes repasó posibles anuncios de planes sociales y obras, con miras a la campaña.

Con el secretario legal y técnico, Carlos Zannini, habló de política y de futuras normas, y con al CEO de YPF, Miguel Galuccio, abordó el escenario en Neuquén, donde ganó las elecciones un ala del MPN, la de Guillermo Pereyra, que rechaza el acuerdo de YPF con Chevron.

También estuvieron en la quinta el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, y el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro..

Del editor: qué significa.
El Gobierno busca dar un golpe de efecto con Ganancias, pero avanzó más con la promesa que con los cálculos numéricos. Ahora corre contra reloj.

TEMAS DE HOYAmado BoudouEl cepo cambiarioMariano BeneditElecciones 2015La relación EE.UU. - Cuba