Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

De no creer

Entregate, Massa: estás perdido

Opinión
 
 

Mi humilde consejo a Massa es éste: Sergio, borrate, bajá ya mismo tu candidatura. Ahorrate la guita de la campaña y, sobre todo, ahorrate un papelón, porque vas camino de una derrota histórica.

¿De dónde me viene este súbito optimismo sobre las chances de Insaurralde? No tanto de Insaurralde, que aún se debate entre el desconocimiento y su levedad. Me viene de ver la impresionante recuperación de la señora. Superados los llantos y pataletas de la noche aciaga de las PASO, ha vuelto a ser un demonio político, una trituradora de rivales. Con el aporte, claro, de Scioli, un versátil justiciero que en la misma película empezó siendo El llanero solitario y ahora es nuestro fiel amigo Toro.

Las sorpresas empezaron el domingo con la rápida respuesta a la investigación de Lanata sobre el viaje a las islas Seychelles. El programa estaba saliendo al aire y ya le habíamos contestado. Me gustó la velocidad de reflejos, pero mucho más que Parrilli haya parido un auténtico texto de barricada, un panfleto. Basta de moderación, de formalismos hipócritas. Era hora de que los escribas de la Presidenta -o la Presidenta misma, me dicen- se enchastraran en el fango de una pelea callejera. Si la señora ninguneó al mismísimo Papa con aquella irreverente carta por el Día del Pontífice, ¿qué otra cosa merecía el Gordito?

Además, basta con lo de la escala en ese paraíso fiscal. Generosa como es, cuando los tripulantes le preguntaron, después de un agotador vuelo de siete horas, si podían descansar 45 minutos, Cristina respondió: "Mejor descansen 13 horas. Los quiero bien fresquitos". ¿No les enternece ese corazón de madre? Y qué transformación. Hace unos años, contra la opinión del comandante, hizo volver el avión que la estaba llevando a Santa Cruz -ya habían superado la mitad del trayecto- porque se había olvidado el nécessaire en Olivos. Hoy, la que se pone a disposición de los tripulantes es ella.

Es cierto que el decreto sobre el viaje había previsto una escala de 48 horas en esas islas de ensueño, pero fallaron dos cálculos. Por un lado, se creía que los pilotos iban a estar mucho más cansados. Por otro, nadie sabía que en los bancos de Seychelles la certificación de firmas para el movimiento de fondos era un trámite tan sencillo.

La semana siguió con el ritmo arrollador con el que había empezado. Apenas conocida la fuga de 13 peligrosos delincuentes de la cárcel de Ezeiza, la señora se puso al frente del operativo y dio órdenes terminantes: sellar el boquete por el que se escaparon (tarea a cargo de Austral Construcciones), hacer funcionar las cámaras que alguien había apagado, reponer los alambres y los sensores perimetrales (De Vido llamará a licitación), sumariar a los perros guardianes que se fueron de paseo, despertar a los vigías de las torres de control, investigar a los 10, 20 o 50 penitenciarios que facilitaron el raje y, por sobre todo, elaborar un relato que lleve tranquilidad a la población sobre la seguridad de las cárceles que están manejadas por La Cámpora. Respecto de los 11 internos (ahora externos) que siguen fugados, pondrá su búsqueda en manos de una comisión presidida por Boudou y Jaime.

Eximia piloto de tormentas, tras capear ese temporal en Ezeiza comandó la iniciativa de desalojar a LAN de Aeroparque. Entiendo bien a la señora. LAN le resulta indigerible: es una empresa de chilenos derechosos, compite con Aerolíneas y es eficiente. Imperdonable. Para peor, ese nombre... "Si Lanata tuviese una compañía aérea la llamaría así", suele decir.

Otro capítulo glorioso fue el de Río Gallegos, donde anunció la adjudicación de dos megarrepresas al grupo kirchnerista Electroingeniería, que derrotó a Eurnekian, empresario muy cercano al kirchnerismo, y al ultrakirchnerista Lázaro Báez. No hubo arbitrariedad, negociado o componendas. Como una de las represas se va a llamar Néstor Kirchner, convenía darle la obra a gente que asumiera el trabajo más por cercanía afectiva que por afán de lucro. Es verdad que hubo desprolijidades en la adjudicación (ya se encargó de buchonearlas Carlos Pagni, siempre buscando roña), pero nada que no pueda solucionarse en familia.

Después del anuncio, en la inauguración del "diálogo social" se reunió con los que ella llamó, con lógico desprecio, "dueños de la pelota", detestables tipos de la industria, el comercio y la banca, y los puso a parir. Les dijo que tienen que hacer su autocrítica y, mucho más, tienen que poner guita para compensar lo que el Gobierno va a perder si sube el mínimo no imponible de Ganancias. Es decir, primero los maltrató y después les metió la mano en el bolsillo. Ya están las bases para un fecundo diálogo social.

Fue muy oportuno que la señora dijera allí que la Argentina está mejor que Australia y Canadá. Aunque entre nosotros el dato era conocido, es bueno que se vayan enterando los australianos y canadienses, abrumados como están por cepos cambiarios, cierres de importaciones, inflación desbocada, fuga de divisas, caída de las inversiones, aumento del gasto público, pérdida de reservas e inseguridad jurídica. En realidad, no sé si es tan bueno que se enteren, porque se van a querer venir todos.

Termino como empecé. Entregate, Sergio. Con ella no se puede. Creeme: con ella no se puede..

TEMAS DE HOYLa muerte de Marisol OyhanartNarcotráficoInflación y preciosEl caso de Lázaro Báez