Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Comunidad / Historias solidarias

Noches de la Caridad, para atender a los más desamparados

Sociedad

Voluntarios de unas 30 parroquias porteñas reparten comida a quienes viven en la calle

Por   | LA NACION

Son las 21.30 del lunes y, mientras dos mujeres entonan canciones de misa, las personas se agrupan en la puerta de la entrada de la parroquia Nuestra Señora de Loreto.

Este día son más de 60 voluntarios los que se ponen en ronda esperando la oración del cura, que después de unas indicaciones y avisos parroquiales, les da la bendición para que salgan a hacer su tarea: repartir comida y brindar una mano amiga a las personas que viven en situación de calle.

Ésta es una de las 30 parroquias que integran la Red de Noches de la Caridad, iniciativa que reúne a más de 1000 voluntarios que realizan diferentes recorridos nocturnos para asistir a las personas sin techo en la ciudad de Buenos Aires.

"Esta movida arrancó en 2001 en la parroquia de Balvanera cuando el padre Fabrizzio encaró la aventura de salir a la calle con laicos para hacerle frente a la crisis. Después la gente se fue sumando porque la situación los interpelaba", cuenta Jorge Vega, voluntario de las Noches de la Caridad.

Carlitos está sentado en la vereda de un local de Coronel Díaz al 2400 charlando con un amigo cuando lo sorprende Jorge. Después de varios abrazos y sonrisas, Carlitos cuenta que al otro día tiene un turno en el hospital para que le revisen una pierna, en la que sufrió parálisis a los 3 años y la violencia de un auto que lo atropelló a los 16. "Hace 11 años que estoy en la calle. Terminé acá por esas cosas de la vida, se murió mi mamá, después mi papá, y no me quería pelear con mis hermanos. Ahora quiero salir de la calle, porque ya son muchos años y soy una persona grande. Estoy cansado", explica Carlitos, mientras recibe una sopa que le entregan otros voluntarios.

El menú del día es sándwich, huevo duro, café con leche, chocolate caliente y sopas. La comida es siempre una excusa para entablar una conversación, devolverles su dignidad y hacer lo posible para reducir, aunque sea un poco, su vulnerabilidad.

Para poder brindarles una atención integral, en 2009 surgieron grupos de contención en las diferentes parroquias para descontextualizar a estas personas de su hábitat y planificar con ellas una salida posible de la calle. Son profesionales como médicos, psicólogos, psiquiatras y asistentes sociales que trabajan en su reinserción social.

"Era muy difícil vivir con los chicos en la calle. Ahora estamos durmiendo en Retiro, pero está muy peligroso todo. Yo quiero poder tener cuatro paredes y conseguir un trabajo", dice Alberto, que tiene DNI, en la puerta del hospital Rivadavia. Su mujer, Stella Maris, cobra una pensión por discapacidad y recibe un dinero por mes de una señora que se encariñó con sus hijos y quiere ayudarlos.

Los interesados en sumarse a las Noches de la Caridad pueden escribir a nochescaridad@lumencor.com.ar..

¿Querés conocer otras formas de colaborar?..
Consultá los Clasificados Solidarios para donar y ser voluntario. Todos los días en el suplemento clasificados de tu diario y en www.hacercomunidad.org/dona

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEl caso de Lázaro BáezDamián StefaniniLa salud de CristinaMarcelo TinelliEl drama de Pistorius