Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Siria: balean a los inspectores de la ONU que investigan el supuesto ataque químico

El Mundo

Los vehículos donde viajaban hacia Ghouta fue alcanzada por un francotirador, sin dejar heridos; finalmente pudieron realizar la visita

NUEVA YORK.- Los inspectores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que viajaban a Ghouta -la zona siria que fue atacada por armas químicas, según denunció la oposición- fueron baleados por francotiradores, aunque nadie resultó herido, afirmó un vocero de la organización multilateral.

"El primer vehículo del equipo de investigación sobre armas químicas fue atacado deliberadamente varias veces por francotiradores no identificados", señaló el vocero Martin Nesirky en un comunicado, que no reportó heridos.

El vocero agregó que el equipo debe volver al punto de control del gobierno para reemplazar el vehículo, dado que el afectado "ya no funcionaba", y que recién después volverán al área que investigarán.

"Se debe subrayar nuevamente que todos los bandos deben extender su cooperación para que el equipo pueda llevar a cabo su importante tarea con seguridad", finaliza el comunicado.

Acusaciones cruzadas

Como ocurre con cada ataque desde que comenzó el conflicto, inmediatamente después del hecho comenzaron las acusaciones cruzadas entre el gobierno y la oposición.

El régimen de Al-Assad culpó hoy a "grupos terroristas armados", como suele denominar a los rebeldes, y consideró que esos grupos armados son "responsables de la seguridad, la protección de la vida y el regreso pacífico del equipo de la ONU".

En cambio, la oposición aseguró que milicias fieles al gobierno fueron las responsables del ataque, que abrieron fuego desde un aeropuerto militar.

"Querían evitar que los inspectores llegaran a nosotros", dijo un revolucionario en la entrada de Moadhamiyad al Sham, al suroeste de Damasco.

El convoy de cinco vehículos oficiales salió esta mañana desde Damasco, escoltado por los servicios de seguridad sirios.

Finalizó la inspección

 
El equipo de la ONU se entrevistó con víctimas y enfermeros, según mostraron videos de activistas. Foto: AFP 
 

Horas más tarde, activistas de los suburbios de Damasco confirmaron la llegada de los inspectores, que se entrevistaron con médicos y supuestas víctimas.

"Los inspectores lograron entrar en la ciudad de Moadamiyat al Sham (suroeste de Damasco) junto a civiles y visitaron el centro de la Media Luna Roja en donde se entrevistaron con médicos", indicó Abu Nadim, un activista de la provincia de Damasco.

Tras las entrevistas, reflejadas por videos subidos a la Web, los inspectores regresaron al hotel Four Seasons, en el centro de Damasco, según constató un periodista de AFP. El equipo se negó a hablar sobre su visita, que duró aproximadamente tres horas.

La misión, compuesta de una decena de inspectores y dirigida por el sueco Aake Sellstrom, llegó a Damasco el 18 de agosto para investigar denuncias de otros presuntos ataques.

Pero tres días después de su llegada, el ejército sirio llevó a cabo un ataque al oeste de Damasco, durante el cual la oposición acusa al régimen de haber utilizado armas químicas, matando a más de 1000 personas. Médicos Sin Fronteras (MSF), en tanto, confirmó que hubo "3600 pacientes con síntomas neurotóxicos" que llegaron el miércoles pasado a tres hospitales de la provincia de Damasco, de los cuales 355 murieron.

Tras el pedido de la comunidad internacional para confirmar el ataque, el gobierno de Bashar al-Assad autorizó finalmente ayer a los equipos de la ONU para que ingresaran hoy al área de Ghouta, con el objetivo de analizar las denuncias.

Hoy, en tanto, un medio ruso publicó una entrevista con el mandatario, en la que vuelve a asegurar que su gobierno no utilizó armas químicas. "Esas acusaciones tiene motivaciones políticas, y una reciente serie de victorias de las fuerzas del gobierno es la razón para ello", dijo.

Agencias AFP y DPA.

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEugenio ZaffaroniProtesta policialCristina KirchnerLa pelea con los holdoutsAFIP