Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Siria se muestra desafiante ante un posible ataque internacional

El Mundo

"Ante los tambores de guerra, estamos preparados sin nos atacan", afirmó el canciller sirio ante la presión internacional por el uso de armas químicas

DAMASCO.- El régimen sirio desafió hoy a los países occidentales a demostrar que su ejército ha utilizado armas químicas contra la población y aseguró que, ante los "tambores de guerra", Siria está preparada para defenderse de un ataque en medio del conflicto en Medio Oriente que vive la región.

El ministro sirio de Exteriores, Walid al Mualem, atribuyó en una larga rueda de prensa a las "divergencias entre rebeldes" la suspensión de la visita que la misión de expertos de la ONU tenía previsto hacer al área de Guta Oriental, junto a Damasco, para determinar si se usó armamento prohibido.

"El pretexto de las armas químicas es falso e infundado. Si quienes acusan a nuestras fuerzas armadas de emplear armas químicas tienen alguna prueba, les reto a que la muestren a la opinión pública y a la comunidad internacional", dijo Al Mualem.

En ese mismo tono desafiante, el jefe de la diplomacia siria consideró que una intervención militar extranjera no debilitará las capacidades militares de su país en su "guerra contra el terrorismo", y agregó que el régimen se defenderá con "todos los medios disponibles".

 
Un misil Tomahawlk es lanzado desde un buque de guerra de la OTAN en 2011 como ejercicio de prueba. Foto: Reuters 
 

"Todos estamos escuchando los tambores de guerra en torno a Siria", indicó Al Mualem al criticar con dureza a Estados Unidos y al Reino Unido, a quienes acusó de propalar informaciones falsas y de querer chantajear a los aliados del régimen de Bachar al Asad. "Primero, cualquier acción militar en esta región tiene el objetivo de servir a Israel, y, en segundo lugar, ayudará a los propósitos militares del Frente al Nusra, vinculado con Al Qaeda", aseveró.

A su juicio, las amenazas de intervenir en su país forman parte de una "guerra psicológica" que pretenden ocultar la entrega diaria de "armas avanzadas" a los rebeldes a través de la frontera turca. Sin embargo, el canciller se mostró confiado en que Rusia, firme aliado del régimen, continuará a su lado gracias a los vínculos "estratégicos e históricos" que unen a ambos países.

Sin garantías para los expertos de la ONU

Mientras, la misión de expertos enviada a Siria para investigar las acusaciones del ataque químico supuestamente perpetrado en el área de Guta Oriental el pasado día 21 se vio obligada a suspender su misión hasta el miércoles para aumentar la seguridad, según la ONU.

Al Mualem atribuyó este retraso a las divergencias internas entre los rebeldes: "Los expertos no pudieron entrar hoy en la zona de Muadamiyat al Sham, porque los grupos armados no se han puesto de acuerdo entre ellos sobre las garantías para protegerlos". Sin embargo, la versión de los opositores fue muy diferente, y acusaron al régimen de pretender intimidar a la misión.

La coordinadora de la opositora Red Sham, Iman al Huda, dijo a Efe que el Ejército Libre Sirio estaba "preparado para proteger a los expertos", pero que el régimen comenzó a bombardear la zona, donde se libraron enfrentamientos.

De forma similar, la red de activistas Comités de Coordinación Local señalaron que el ELS señaló que el régimen sirio trató de convencer a la misión de la ONU de que su vida estaría en peligro en caso de visitar Guta Oriental, lo que los disuadió.

El canciller sirio volvió a negar que sus fuerzas utilizaran agentes químicos en sus bombardeos en la periferia de Damasco e insinuó que el régimen dispone de pruebas que revelará "en el momento adecuado" sobre el uso de armamento prohibido por parte de los grupos armados.

La oposición siria anunció hoy que los países occidentales les han comunicado ya que lanzarán una intervención militar de forma "inminente". Sin embargo, tanto Estados Unidos como Reino Unido insistieron en que todavía no se ha tomado una decisión final sobre cuál y cuándo será la respuesta a lo que entienden como una violación de las convenciones internacionales.

Reunión con la oposición

El presidente francés, François Hollande, se reunirá el jueves en París con el jefe de la opositora Coalición Nacional siria, Ahmad al Asi al Jarba, anunció el martes la presidencia francesa en un comunicado.

Ahmad al Asi al Jarba "será recibido para analizar la situación en Siria, en momentos en que la comunidad internacional se moviliza para examinar las respuestas al ataque con armas químicas perpetrado por el régimen de Bashar al Asad", dijeron fuentes cercanas al jefe del Estado francés.

Sin dudas

Estados Unidos dijo hoy que "no debería haber dudas" de que el gobierno sirio lanzó el ataque químico denunciado la semana pasada en las afueras de Damasco y aseguró que en los próximos días difundirá un informe de inteligencia.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, aseguró que "no debería haber dudas, para nadie que aborde lógicamente este tema, de que el régimen sirio es responsable del uso de armas químicas el 21 de agosto en las afueras de Damasco".

Es "irrefutable" y creer lo contrario es "absurdo", declaró Carney en una rueda de prensa. El lunes, el secretario de Estado, John Kerry, ya afirmó que era "innegable" que se había perpetrado un ataque químico en Siria, aunque no precisó quién usó los gases tóxicos.

Mientras el régimen y la oposición se acusan mutuamente de haber utilizado armas químicas, Carney dijo que el gobierno estadounidense difundirá "esta semana" un documento de los servicios de inteligencia que demostrará que el régimen de Bashar al Asad utilizó armas químicas.

El portavoz de la Casa Blanca también explicó que el presidente Barack Obama sigue analizando qué respuesta adoptar contra Damasco.

"Las posibilidades que estamos examinando no son para derrocar al régimen" sirio, puntualizó Carney, cuando crecen los rumores de que la respuesta de Estados Unidos y sus aliados será un bombardeo contra zonas concretas controladas por el gobierno de Asad.

La oposición siria afirma que 1.300 personas fallecieron en el ataque químico del 21 de agosto.

Médicos Sin Fronteras (MSF) informó que cerca de "3.600 pacientes con síntomas neurotóxicos" llegaron el 21 de agosto a tres hospitales de la provincia de Damasco, de los cuales 355 perecieron, si bien no pudo "confirmar científicamente la causa de estos síntomas ni establecer la responsabilidad de este ataque".

Agencias AFP, EFE y Reuters.

TEMAS DE HOYCambios en el Banco CentralLa reforma del Código CivilJuan Carlos FábregaElecciones en Brasil