Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Mar del Plata: lo mataron porque tardó en tirarse al suelo durante un robo a un kiosco

Seguridad

La víctima, de 41 años, había ido a visitar a un amigo, dueño del comercio, cuando entró un ladrón que ya había asaltado el negocio un mes atrás

MAR DEL PLATA, (De nuestro corresponsal).- "Al piso, al piso", fue la orden que acompañó al arma de fuego que los apuntaba. El titular del comercio se tendió rápido sobre el suelo, pero su amigo, que lo acompañaba como cada mediodía para almorzar, no tuvo tiempo ni de reaccionar. El delincuente, que había llegado con fines de robo y que hace un mes ya habría cometido un asalto en el mismo local, le disparó sólo porque seguía de pie, y huyó sin llevarse un solo centavo. El hombre fue asistido por el comerciante y trasladado en gravísimo estado al hospital, donde murió en la sala de guardia.

El crimen ocurrió en la esquina de Edison y Vértiz, en cercanías del puerto, tuvo como víctima a Luis Aguirre, de 41 años, y acrecienta el clima de inseguridad que se vive en esta ciudad, donde sólo en estos primeros ocho meses del año se cometieron más de 40 homicidios, al menos la mitad de ellos en ocasión de robo y el resto en riñas familiares, callejeras y ajustes de cuentas.

Es que la violencia no se escatima a la hora de resolver pleitos. Este mes, en menos de una semana y en un radio de menos de 500 metros del barrio Bernardino Rivadavia, tres hombres fueron ejecutados en sus domicilios particulares. A todos los balearon con la misma arma, una pistola calibre 11,25 que aún no ha sido secuestrada, y el sospechoso es un hombre que ya fue detenido en el marco de una investigación en la que la cuestión de fondo parece ser la comercialización de drogas.

El crimen de ayer profundiza los casos en ocasión de robo. La fiscal María Esther Sánchez, a cargo de la pesquisa, recibió ayer las imágenes de una cámara de seguridad del sistema de monitoreo municipal que está instalada en diagonal al comercio en el que se cometió el crimen de Aguirre.

El relato de Néstor Omar Farías, titular del comercio, destaca que Aguirre trabajaba en un taller de bobinados eléctricos que funciona en la misma cuadra. Como el muchacho era soltero, vivía lejos de allí y tenía horario laboral cortado, al mediodía iba a la esquina para almorzar en el polirrubro, antes de retomar su trabajo. "Era hijo único y de llamar a su madre cuando bajaba del colectivo para ir a trabajar", contó un vecino que conocía bien a la víctima.

Ayer, a las 12.30, el delincuente armado ingresó y encontró a Néstor acomodando mercadería en una pequeña góndola y a su amigo también del lado del mostrador que corresponde a los clientes. El intento de robo duró un minuto, ya que el asaltante pidió dinero y se puso nervioso porque Aguirre no se tiró pronto al piso. Entonces disparó y se fue..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAEl brote de ébolaElecciones en BrasilEstado Islámico