Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Porteños: estresados, pero felices de vivir en Buenos Aires

Buenos Aires

Según un estudio sobre salud y bienestar, no se irían por nada

Por   | LA NACION

 
 

En general, los porteños duermen mal y poco. Están preocupados en estirar el sueldo para llegar a fin de mes y cuestiones como la inseguridad y los costos de la medicina prepaga no ayudan para calmar los nervios.

Podría decirse, sin temor a equivocaciones, que los habitantes del área metropolitana viven estresados y con ansiedad; la mayoría se siente con sobrepeso, pero muy pocos practican actividad física de manera habitual.

A pesar de todos esos males encuentran que Buenos Aires es el mejor lugar para vivir, porque están rodeados por la familia y los amigos. Así, al menos, lo demuestra un estudio sobre salud y bienestar que se realiza en todo el mundo desde 2010, y que por primera vez este año se hizo en la Argentina.

Aunque parezca contradictorio casi todos los encuestados evalúan de manera positiva su salud física y tal vez, eso explique por qué el 24 por ciento de los consultados respondió que no va "nunca" al médico.

Eso sí, a la hora de elegir la ciudad en la que desean vivir valoran que haya hospitales, buenos servicios y escuelas. Buenos Aires, por lo tanto, cumple con los requisitos indispensables.

"De eso se trata la modernidad, hombres y mujeres somos de ciudad. No me sorprenden para nada los resultados del sondeo. En los últimos 30 años el hombre se encargó de construir las ciudades y cada día se desarrollan tecnologías más evolucionadas para poder disfrutarlas", indica Luis Costa, sociólogo al frente de la consultora Ipsos Mora y Araujo, que realizó la encuesta encargada por la empresa Philips para determinar el índice de salud y bienestar de la Argentina. "El hombre moderno convive en dos planos: el estrés que genera la ciudad, pero al tiempo siente que la forma de combatirlo está en la ciudad. La encuesta registra esa dualidad y ahí reside lo más atractivo del trabajo", agrega.

Si bien la encuesta se realizó para todo el país, el desagregado de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano corrobora estos datos.

Por caso, cuando a los encuestados se les preguntó si se sentían estresados, casi la mitad de los habitantes de la ciudad y el conurbano bonaerense (49%) respondió que padece ese flagelo. En tanto, en las ciudades de entre 10.000 y 50.000 habitantes el 68% dijo no estar "nada estresado".

Santiago Pezzatti, gerente de Asuntos Públicos & Sustentabilidad de Philips, indicó: "Viviendo en una zona menos poblada una persona va a tener menos estrés, o va a dormir mejor. Sin embargo, el acceso a la salud o a la educación fueron señalados como factores importantes a la hora de elegir las ciudades".

El trabajo, sobre 1200 entrevistados, también indica que lo que más se ve afectado por la sensación de salud y bienestar que tienen los encuestados son cuestiones relativas a la familia y amigos.

Casi 8 de cada 10 encuestados (76%) señalaron la cercanía de su familia y los amigos como principal indicador de bienestar; en segundo lugar quedó la salud física con el 65%. "Estos subíndices cambian según la coyuntura. Hoy para los encuestados la familia es lo más importante."

Costa agrega un dato: el índice de relaciones con la comunidad sumó el 46% de las respuestas a la hora de evaluar el bienestar. Y explica: "En las grandes ciudades uno se transforma en un ser anónimo. Por lo tanto, es natural que el tema de la familia y los amigos esté tan alto; allí es donde se produce el contacto cara a cara".

La falta de sueño marcha a la cabeza de los puntos negativos. Mientras que el 25% de los argentinos dice no dormir lo suficiente, en la ciudad y el conurbano esa respuesta se escucha en el 30% de los encuestados.

Las razones son variadas: contar con pocas horas (38%); preocupaciones de la vida diaria (31%); mis hijos me despiertan por las noches (14%). Sólo un 10% indica que es por ruidos externos.

En contraposición, sólo el 15% de los encuestados de poblaciones rurales y semirrurales manifestó tener algún inconveniente a la hora de pegar un ojo.

La salud física y el sobrepeso fueron otros ítems del trabajo. Apenas el 2 por ciento de los porteños respondió que su salud es mala, con problemas graves. El 28% cree que su salud es excelente; el 57%, buena y el 12%, normal.

Respecto del sobrepeso, el 39 % de los porteños cree tener kilos de más. Según el promedio, deberían bajar unos 12,41 kilos.

Este índice de percepción está un poco por debajo de la encuesta nutricional de la ciudad, que da cuenta que el 46,7% de los porteños padece obesidad. Según esas estadísticas, el 43,3% de los adultos no hace ninguna actividad física, el 81% de los adolescentes "picotea" entre comidas y uno de cada cuatro jóvenes no desayuna regularmente.

"Uno de los problemas más graves de lo que está ocurriendo hoy es la naturalización de la obesidad. Para las personas esos cuatro o cinco kilos de más ya no son un problema. Lamentablemente, la obesidad está desparramada en todas las clases sociales y en el país. En las grandes ciudades se eliminó por completo el barrio. Nadie juega en la calle, ni anda en patines, o juega al fútbol", explica Cecilia Garau, nutricionista del hospital Pirovano, de la Clínica de Cormillot y panelista del programa Metro y Medio .

"Lo que se suma ahora es un nuevo problema, que vemos a obesos desnutridos", agrega la especialista. Garau se refiere al exceso de ingestión de hidratos de carbono de las clases más bajas y al exceso o mala alimentación de las personas con mayor poder adquisitivo.

"Una de las acciones más importantes, como está sucediendo en los Estados Unidos, es la de educar y dar opciones saludables de alimentación. Los quioscos saludables en las escuelas son una buena medida, pero hay que ofrecer los alimentos lo suficientemente atractivos como para que los chicos los elijan cuando tienen varias opciones", indica.

Sobre la actividad física la nutriconista destaca que es eficiente cuando se combina con la alimentación: "La actividad física mejora el metabolismo, pero no adelgaza. Para bajar de peso hay que comer menos o mejorar la calidad de alimento".

En la ciudad y el área metropolitana el 11% de la población realiza actividad física todos o casi todos los días, mientras que el 52 % practica ejercicios una vez al mes. El otro 48 por ciento no realiza actividad o lo hace menos frecuentemente.

Las ventajas comparativas

    Algunas de las razones que hacen querer a Buenos Aires
  • 60%
    Hospitales locales y seguridad

    Es el porcentaje de encuestados que cree que son "muy importantes" a la hora de elegir vivir en una gran ciudad
  • Recolección de residuos
    Es "muy importante" para el 53% de los encuestados
  • 89%
    Escuelas

    Casi 9 de cada 10 personas señalaron que el acceso escolar era "muy importante" o "bastante importante"
  • Posibilidad de trabajo
    Fue señalada por el 59% de los entrevistados como "muy importante" y considerada "bastante importante" por el 31 por ciento
TEMAS DE HOYCristina KirchnerYPF estatalInseguridadElecciones 2015