Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La lucha contra el delito / Impacto de la medida

Críticas de la oposición por el viraje kirchnerista hacia la "mano dura"

Política

De Narváez fue el único que avaló el desdoblamiento del ministerio; el massismo criticó la designación de Granados

La decisión del gobernador bonaerense Daniel Scioli de desdoblar el Ministerio de Justicia y Seguridad, y de nombrar, en esta última cartera, a un referente de la línea dura como el intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, despertó opiniones dispares. Gran parte de la oposición, incluido el Frente Renovador, de Sergio Massa, cuestionó la medida pero, sugestivamente, Francisco De Narváez la apoyó.

"Más allá de las personas, es una buena decisión. Mientras que no termine en un cambio de nombres y nada más, bienvenido", elogió De Narváez, candidato a diputado por el Frente por la Unidad y el Trabajo. "Todos esperan -continuó- que estos cambios en la provincia sean el inicio para coordinar con la Nación y, luego, con los municipios."

El actual legislador del Frente Peronista avaló también la propuesta de bajar la edad de imputabilidad de los menores, iniciativa que propuso el candidato a diputado por el kirchnerismo Martín Insaurralde.

"Yo estoy de acuerdo en bajar la edad de imputabilidad, pero dentro de un proyecto de minoridad. No nos quedemos en el debate «baja de la imputabilidad sí o baja de la imputabilidad no»", reclamó.

La posición de De Narváez, quien supo tejer una relación fluida con el gobernador Scioli hasta las primarias, se muestra más contemporizadora que la de Massa, cuyos voceros salieron ayer a cuestionar el proyecto oficial.

"Granados no tiene la experiencia ni la profesionalidad para encarar el manejo policial", enfatizó el diputado Felipe Solá, quien dijo haberse sorprendido "muchísimo" por la designación del intendente de Ezeiza.

Miedo a los buenos

El resto de la oposición también se mostró crítica de la decisión de Scioli. El Frente Progresista Cívico y Social bonaerense, por caso, cuestionó el viraje hacia la "línea dura" que demuestra la designación de Granados.

"Lamentablemente, Scioli y el Frente para la Victoria han perdido el rumbo. Están a la deriva total en un tema tan grave, complejo y sensible como la seguridad. Es una vergüenza que se juegue con los bonaerenses como se está jugando con decisiones de este tipo", criticó Margarita Stolbizer, primera candidata a diputada nacional por aquel frente.

Por su parte, Ricardo Alfonsín, quien la secunda en la lista, se mostró "preocupado" por que las políticas de seguridad "se inclinen hacia posiciones conocidas eufemísticamente como de mano dura, cuyos fracasos y graves consecuencias ya conocemos".

"Con políticas de seguridad y conducción policial inspiradas en esas ideas, temo que en adelante, además de tener miedo a los malos, empecemos también a tener miedo de los buenos", advirtió Alfonsín, quien cuestionó al oficialismo por haberse negado a tratar el tema de la inseguridad en el Congreso, pese al reclamo de la oposición.

En el mismo sentido se expresó Gerardo Milman, también candidato a diputado nacional por el Frente Cívico y Social. "El sciolismo arma un gabinete con peronistas disidentes de concepción noventista pensando en el 2015", enfatizó.

En tanto, los diputados provinciales de la Coalición Cívica-ARI reclamaron la presencia del jefe de gabinete de Scioli, Alberto Pérez, en la Legislatura para que explique el proyecto de desdoblamiento del Ministerio de Justicia y Seguridad.

El presidente del bloque, Walter Martello, adelantó que si bien está de acuerdo con desdoblar ambas áreas, la medida "no puede ser una mera separación de bienes para que la política de seguridad no cambie".

"Hay una clara contradicción: si Granados es tan eficiente en materia de seguridad en Ezeiza sin la policía comunal, ¿para qué se insiste con este tipo de fuerzas? Requerimos una explicación", insistió Martello.

Por su parte, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, dijo que con esta medida "está claro que el gobierno provincial intentó darle una respuesta electoralista a esta problemática".

"Por un lado, (Scioli) dijo que van a llegar nuevos policías, pero no se conoce la fecha; por el otro, le pidió al gobierno nacional que envíe gendarmes, que vienen también en fecha electoral sólo por 45 días", advirtió Posse.

Por último, la candidata a diputada bonaerense Vilma Ripoll (MST-Nueva Izquierda) sostuvo que "es repudiable que uno de los peores ejemplares de los barones del conurbano del menemismo, la impunidad y la mano dura venga ahora a decir que va a garantizar la seguridad de los bonaerenses."

Dos visiones ante el recambio

La llegada de Granados generó argumentos opuestos

  • Francisco De Narváez
    Unidos por la libertad y el trabajo
    "Más allá de las personas, es una buena decisión. Todos esperan que estos cambios en la provincia sean el inicio para coordinar con la Nación y luego hacerlo con los municipios"
  • Felipe Solá
    Frente Renovador
    "Granados no tiene la experiencia ni la profesionalidad para encarar el manejo policial. Su designación me sorprendió mucho"
TEMAS DE HOYReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015El caso de Lázaro BáezDamián Stefanini