Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Cristina intenta apuntalar a sus candidatos en la Capital

Política

Estuvo en la villa 21, junto con Taiana, Filmus y Cabandié; allí inauguró un centro cultural y anunció obras para la provisión de cloacas y agua potable

Por   | LA NACION

No hubo referencias a la coyuntura política. No hizo falta. La Presidenta encabezó ayer la inauguración de un centro cultural en el corazón de la villa 21, la más poblada de la ciudad de Buenos Aires, en un acto que operó como virtual relanzamiento de la campaña del kirchnerismo en la Capital.

En el escenario montado en la Casa de la Cultura, nueva sede de la Secretaría de Cultura de la Nación , estaban el secretario del área, Jorge Coscia; la directora del nuevo centro cultural, la dirigente villera Nidia Zarza, y los principales candidatos del kirchnerismo en la ciudad: Daniel Filmus y Juan Cabandié, y los flamantes postulantes para la Legislatura porteña, Jorge Taiana y Pablo Ferreyra.

El ex canciller encabeza la lista oficial del Frente para la Victoria. El hermano de Mariano Ferreyra, el militante del Partido Obrero asesinado por una patota sindical en octubre de 2010, es el primer candidato de una lista colectora con la que el kirchnerismo intentará captar votos por izquierda, para apuntalar la boleta de legisladores nacionales.

"Esto es milagroso, porque es la primera vez que el Estado tiene una presencia tan activa en un lugar como lo es la villa más importante, demográficamente hablando, de esta querida ciudad de Buenos Aires", dijo la Presidenta, tras anunciar obras para la provisión de cloacas y agua potable a 12.000 habitantes de la villa, en el barrio de Barracas.

Desde antes que llegara la Presidenta, el lugar estaba convulsionado. Las calles principales lucían adornadas con banderines de todos colores y los paredones estaban pintados con el nombre de la jefa del Estado. Había preparado el terreno el cineasta Víctor Ramos, responsable del armado político en la villa, y Cristian Heredia, el presidente de la junta comunal 21-24.

Cristina Kirchner fue la oradora central del acto, del que también participaron dos de los máximos referentes de los curas villeros, Lorenzo De Vedia (el padre Toto), y José María Di Paola (el padre Pepe), ovacionado como un "ídolo de rock", según la descripción de la jefa del Estado. En el salón había unas 500 personas, en su mayoría habitantes de la villa. Afuera, unas 2000 personas esperaban para saludar a la Presidenta. Los militantes de las distintas agrupaciones de Unidos y Organizados se colocaron sobre la calle Iriarte, a una cuadra de Luna, al pie de un escenario sobre el que también habló la Presidenta, antes de abandonar el lugar. La imagen se completaba con decenas de vecinos que acompañaban la actividad desde los balcones de las casas, de ladrillos sin revestir.

Antes de que hablara Cristina Kirchner, el padre Pepe se encargó de destacar la inauguración del centro cultural, había mencionado al papa Francisco y había pedido "que la villa no sea el patio trasero, sino la puerta de entrada a la ciudad". Al finalizar su discurso, llamó a tomarse las manos para rezar el padrenuestro. En la cadena humana, la Presidenta quedó entre Coscia y Zarza.

Cristina Kirchner aprovechó el clima de espiritualidad que se había creado y retomó las palabras de Pepe para establecer una especie de diálogo con el religioso. "Escuchaba recién al padre Pepe mencionar a todos los curas villeros que pasaron por acá, que le gustaría que el Papa estuviera acá, y yo les digo una cosa, y al padre Mujica, y yo le digo que todos ellos hoy están acá junto a Dios, porque esto es un milagro."

La Presidenta aclaró, sin embargo, que la construcción del centro cultural era un milagro que no había que atribuirlo a Dios. "Me llena de orgullo hacer creer a un padre en la política. Porque ¿sabés qué, Pepe? Este edificio lo hizo la política", le dijo.

Casi sobre el final de su discurso, hizo una confesión, que generó interpretaciones diversas entre los dirigentes que presenciaron el acto. Contó que en las elecciones de septiembre de 1973 había votado la fórmula Perón-Perón, pero no con la boleta oficial del justicialismo, sino con la del Frente de Izquierda Popular (FIP), que proponía votar al peronismo desde la izquierda. "Vos, Jorge Taiana, te debés acordar, sabés lo que voy a decir, vos debes de haber andado por ahí conmigo a lo mejor", dijo la Presidenta..

TEMAS DE HOYCambios en el Banco CentralLa reforma del Código CivilJuan Carlos FábregaArgentina en desacato