Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Voyager 1 es la primera nave espacial en salir del Sistema Solar

Sociedad

Expertos de la NASA confirmaron la salida al espacio interestelar, a casi 19.000 millones de kilómetros de la Tierra

Por   | LA NACION

Tardaron un año para comprobarlo, pero finalmente hoy es oficial: la NASA confirmó que la sonda Voyager 1, lanzada en 1977, salió oficialmente del Sistema Solar y se encuentra navegando en pleno espacio exterior al cual no llegan las partículas emitidas por el Sol.

"Ahora que tenemos nueva información clave, creemos que éste es un salto histórico hacia el espacio interestelar", afirmó el científico Ed Stone, encargado del proyecto Voyager con sede en el Instituto tecnológico de California, en Pasadena, que depende de la NASA.

Los análisis de densidad de plasma en el entorno de la nave revelaron que se encuentran en la región interestelar, afirmaron los investigadores de la Universidad de Iowa , que publicaron su estudio en el sitio de la revista estadounidense Science .



"Es la primera vez que un aparato construido por el hombre sale del Sistema Solar, es decir, de la heliósfera, donde terminaN las partículas y el campo magnético solar. Se trata de un límite bastante físico que recién ahora pudo ser constatado", explicó a LA NACION en perfecto español el astrónomo francés Julien Girard desde el Observatorio Europeo Austral (ESO), con sede en Paranal, Chile.

Según el experto, el cambio drástico de densidad y temperatura que supone dejar el Sistema Solar es lo que estudiaron durante un año los científicos de la NASA, ya que en agosto de 2012 la nave Voyager dejó las cálidas partículas solares y se adentró en el espacio frío y oscuro, más allá del Sistema Solar, a casi 19.000 millones de kilómetros de la Tierra.

"En estos momentos la nave se mueve a mayor velocidad y acelera más porque el espacio donde navega es menos denso, es decir, no choca con ninguna partícula solar. Es el límite del espacio exterior", puntualiza Girard, quien explica que al conocerse la noticia, los astrónomos del mundo bromeaban diciendo: "¿Otra vez salió la Voyager del Sistema Solar?", en alusión a las continuas dudas acerca del recorrido de la nave.

 
Gráfico que muestra a las naves Voyager 1 y 2, junto a las partículas que emite el Sol. Foto: Archivo / NASA
 

Y es que según explicaron los científicos de la NASA, en la sonda Voyager no funciona el instrumento que determina la densidad del plasma de donde se encuentra, por lo que los expertos debieron recurrir a tres mediciones distintas ( por ejemplo la densidad de los electrones medidos por la nave en su entorno) para comprobar el salto al espacio interestelar.

"Ya ha estado navegando durante un año a través del medio interestelar (gas frio ionizado o no) que hay entre las estrellas, es decir que cruzó la frontera de la heliosfera que se llama heliopausa, donde el viento solar para.", precisó Girard. Los científicos en la NASA calculan que la señal emitida por la sonda tarda unas 17 horas en llegar a la Tierra, más precisamente al Jet Propulsion Laboratory, en California, EE.UU.

Una nave muy rápida

La sonda Voyager 1, de 722 kilogramos de peso, fue lanzada el 5 de septiembre de 1977, desde Cabo Cañaveral, Florida, EE.UU.Su misión original era visitar los planetas Júpiter y Saturno, pero se extendió más allá del Sistema Solar.

Su hermana Voyager 2 fue lanzada 16 días antes, pero nunca podrá sobrepasar a Voyager 1, que acumuló una velocidad mayor debido a los impulsos gravitacionales que adquirió tras su paso por los planetas más grandes del Sistema Solar, es decir, Júpiter y Saturno. Según los científicos, la nave Voyager 1 viaja hoy a una velocidad de 17 kilómetros por segundo, a diferencia de los 13 km/s que lo hace Voyager 2.

"La comunidad astronómica internacional está muy contenta con este gran logro, pero aún falta mucho para que el hombre pueda llegar tan lejos, por ejemplo un viaje cerca de la estrella Alpha Centauri B que tiene un planeta de masa terrestre que gira en tres días alrededor de ella", indicó Girard.

Y agregó: " Imagínense que la sonda tardó 36 años en viajar 19.000 millones de kilómetros y aunque no va en esa dirección, para que otra nave llegue al sistema solar de Alpha Centauri B, se necesitarían 40.000 años más para cubrir los cuatro años luz que nos separan".

Un mensaje a otros mundos

Con el precedente del lanzamiento de las sondas Pioneer 10 y 11, la NASA encargo al astrónomo Carl Sagan (otra vez) el desarrollo de un ambicioso mensaje a bordo de las naves interestelares Voyager 1 y 2, para tratar de comunicar parte de la historia de nuestro mundo.

 
Entre el disco de oro y la maqueta de la sonda, se observa la imagen del astrónomo apasionado Carl Sagan. Foto: Archivo / NASA
 

Sagan y sus colaboradores seleccionaron música y sonidos de la Tierra, como las olas, el viento, los pájaros, las ballenas y otros animales, con 95 minutos de duración con diferentes eras y culturas, y saludos en 55 idiomas humanos que van desde el Akkadian, que fue hablado hace 6000 años, hasta el Wu, que es un dialecto moderno Chino, además de 115 imágenes.

Toda esta información fue grabada en un disco gramófono (primer sistema de grabación y reproducción de sonido que utilizó un disco plano, a diferencia del fonógrafo que grababa sobre un cilindro) de 30 centímetros confeccionado en cobre y enchapado en oro, llamado Sonidos de la Tierra.

Las imágenes fueron insertadas en modo analógico y el resto en forma de audio diseñado para ser escuchado a 16-2/3 revoluciones por segundo. Este disco fue encapsulado en una funda de aluminio junto con todo lo necesario para su reproducción y unas instrucciones en lenguaje simbólico explicando el origen de la nave y como puede ser reproducido el disco por otras civilizaciones distantes.

Muchos telescopios observan dominios lejanos de la Via Láctea, pero la Voyager I puede ahora tocar y sentir esta región inexplorada y enviarnos despachos detallados. Dada la distancia, les lleva alrededor de 17 horas a las señales llegar al Jet Propulsion Laboratory.

"Esto es algo histórico y tuvimos que analizar los datos muy, muy cuidadosamente -dijo Edward C. Stone, el mayor experto en las Voyager, que trabaja en el proyecto desde 1972-. Ahora comienza una misión totalmente distinta."

La Voyager dejó de enviar imágenes en 1990, para ahorrar energía, pero en otros tiempos había tomado fotos nunca antes vistas de Júpiter y Saturno..

TEMAS DE HOYCristina KirchnerTemporal en Buenos AiresFondos públicosControl de la SUBEElecciones 2015